Valoración del modelo de educación a distancia de la Universidad Autónoma de Nuevo León a partir de la percepción de sus egresados: una aproximación a la identificación de competencias desarrolladas

Experiencias de bachillerato a distancia

Valoración del modelo de educación a distancia
de la Universidad Autónoma de Nuevo León a partir de la percepción de sus egresados:
una aproximación a la identificación de competencias desarrolladas

Alma Elena Gutiérrez Leyton
Facultad de Ciencias de la Comunicación,
Universidad Autónoma de Nuevo León
agutierrezleyton@gmail.com

Rosario Lucero Cavazos Salazar
Directora de Educación a Distancia,
Universidad Autónoma de Nuevo León
lucero.cavazos@uanl.mx

Reyna Verónica Serna Alejandro
Facultad de Ciencias de la Comunicación,
Universidad Autónoma de Nuevo León
rvserna@yahoo.com

Magda García Quintanilla
Facultad de Ciencias de la Comunicación,
Universidad Autónoma de Nuevo León
Magda.garciaq@uanl.mx

Yolanda Ruiz
Facultad de Ciencias de la Comunicación,
Universidad Autónoma de Nuevo León
yruizma@yahoo.com.mx

Gina Elizabeth Vázquez Contreras
Estudiante de la carrera de Psicología,
Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey
ginaevc@hotmail.com

Resumen

En este trabajo se reportan los resultados obtenidos en la aplicación piloto del instrumento diseñado para el seguimiento de egresados, del bachillerato a distancia de la Universidad Autónoma de Nuevo León. La investigación pretende identificar las competencias desarrolladas por los estudiantes del bachillerato a distancia a fin de caracterizar sus estrategias de éxito académico en el modelo y en su posterior inserción al ámbito educativo y laboral.

Palabras clave: ; ;



Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

La relevancia que tiene el nivel de educación media superior en México es crucial, no sólo porque es el peldaño que permite a los estudiantes continuar con estudios universitarios, sino porque el 13.9% que deserta (INEGI, 2013) carece de una certificación que le permita ingresar al mercado laboral de manera competitiva. Más de 19 millones de jóvenes, entre 15 y 29 años, carecían de educación media superior en el 2011; y del total de alumnos graduados de secundaria en ese mismo año, el 14.7% no logró ingresar al bachillerato por falta de plaza en las instituciones (INEE, 2012); sólo se obtuvo una eficiencia terminal del 64.2% (INEGI, 2013).

La educación media superior en México, también conocida como bachillerato o preparatoria, es el período de estudio de entre dos y tres años en el sistema escolarizado por el cual se adquieren competencias académicas medias para poder ingresar a la educación superior. Algunas modalidades de este nivel educativo se dividen en distintas áreas de especialidad, incluyendo la preparatoria técnica, en la que los estudiantes obtienen conocimientos básicos con el fin de logar un aprendizaje que permita conseguir un cambio en la persona y en la sociedad (Pérez, 2012).

Existen 5, 427 planteles de nivel medio superior en todo el país y 285 mil maestros para el mismo nivel; pero no es el único rol que asumen los docentes, la cuarta parte de los maestros de bachillerato tiene un empleo adicional fuera del ámbito educativo. Tres de cada cinco maestros en el área técnica y uno de cada tres en preparatorias privadas laboran bajo un contrato temporal o por honorarios. Las condiciones laborales más favorables se observan en los bachilleratos tecnológicos, ya que tres de cada cuatro trabajan en un solo plantel, mientras que en las escuelas privadas el 12.2% los docentes imparten clases en tres o más planteles y en las preparatorias técnicas el porcentaje es del 8.9 (INEE, 2012).

El objetivo de la investigación es identificar las competencias desarrolladas por los estudiantes del bachillerato a distancia, a fin de caracterizar sus estrategias de éxito académico en el modelo y en su posterior inserción al ámbito educativo y laboral, así como su percepción respecto del modelo educativo.

La importancia de esta investigación reside en conocer los procesos y estrategias académicas que permiten a los alumnos de bachillerato a distancia de la UANL cursar sus estudios de forma exitosa, así como los mecanismos de inserción educativa y laboral que experimentan al egresar, a fin de identificar áreas de mejora para el modelo. Se pretende responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son las estrategias de aprendizaje que mantienen los alumnos para cursar exitosamente sus estudios en el bachillerato a distancia de la UANL?
  • ¿Cuáles son los procesos y mecanismos de inserción educativa que experimentan al concluir sus estudios?
  • uáles son los procesos y mecanismos de inserción laboral de los egresados del bachillerato a distancia de la UANL?
  • ¿Cuáles son las competencias que desarrollan durante sus estudios de bachillerato a distancia?
  • ¿Cuál es la valoración de los egresados del bachillerato a distancia respecto del modelo educativo?

Esta investigación estuvo dirigida únicamente a egresados del bachillerato en línea de la UANL, independientemente de la fecha de su graduación, el municipio en donde radican y su edad. La disponibilidad de los egresados del bachillerato a distancia fue una de las principales limitaciones para la realización de este trabajo, ya que sólo aquellos que fueron contactados por la Dirección de Educación a Distancia mostraron disponibilidad para la entrevista.

Condiciones de la educación a distancia en México

Durante los últimos 30 años, el grueso de la población que cursa sus estudios a distancia se ha multiplicado por diez. Mientras que en 1977 los programas no escolarizados privados atendieron a 15 mil estudiantes, durante el periodo 2010-2011 se llegó a poco más de 150 mil alumnos. En la actualidad, de forma aproximada, 400 mil estudiantes cursan sus estudios en diversas modalidades de educación a distancia. Del total, el 50.7% estudia Ciencias Sociales y Administrativas, 28.5% Educación y Humanidades, 15.3% Ingeniería y Tecnología, 2.9% Ciencias de la Salud, 1.8% Ciencias Agropecuarias y 0.07% Ciencias Naturales y Exactas (SEP). Aun así, en México la educación a distancia no está cerca de ganarse un lugar predominante a los ojos de la sociedad; esto debido a que actualmente se ofrece como medida remedial a la falta de educación presencial y no como una alternativa real, eficiente y efectiva (Gómez, 2012).

La calidad de las instituciones y de los estudios aún es un tema de debate, pues resulta fácil para las personas dejarse engañar y considerar cualquier Institución educativa que ofrezca la educación a distancia sin examinar el plan de estudios (Gómez, 2012). Las instituciones de educación superior pública y particulares, en su mayoría, no contaban con las normas necesarias para regular su desarrollo, definir las estructuras académicas y administrativas responsables de operarla, ni para establecer la trayectoria de los estudiantes que cursan programas a distancia. Fue así que surgieron los Lineamientos Generales para la Regulación de la Educación Superior a Distancia en México y el proyecto de Norma Mexicana para la Educación a Distancia (SINED).

La Universidad Autónoma de Nuevo León, en su página oficial (UANL, 2014) no explicita el perfil de egreso de la Preparatoria a Distancia, y solo señala que “el estudiante es el responsable de su propio aprendizaje, apoyado en la interacción con los materiales de estudio, con sus compañeros y con su profesor facilitador, por lo cual su compromiso y participación constante son fundamentales para el logro de las competencias planteadas”. Pero con base en el Modelo educativo 2020 de la UANL todos los egresados de la Universidad deben desarrollar las quince competencias generales que se agrupan en ocho instrumentales, relacionadas con estrategias de aprendizaje autónomo, uso de lenguajes lógico-matemáticos, manejo de las tecnologías de información, dominio de la lengua oral y escrita, utilización de un segundo idioma, y uso de los métodos y técnicas de investigación; tres competencias personales y de interacción social relacionadas con el compromiso y respeto hacia la diversidad cultural, su participación social y con el desarrollo sustentable ; y cuatro competencias integradoras enfocadas a la construcción de propuestas innovadoras en el ámbito científico, el liderazgo con las necesidades sociales, resolución de conflictos personales y sociales y la adaptabilidad al cambio.

Descripción metodológica

Este trabajo se realizó a través de una metodología de corte cualitativo, pues se pretende reconstruir la percepción de los protagonistas respecto del modelo a distancia y la experiencia vivida a través de sus estudios, así como su valoración hacia el modelo. Se optó por la técnica de la entrevista, diseñando un instrumento integrado por 43 preguntas, divididas en cuatro secciones. La primera, abarca los procesos de incorporación al modelo de educación a distancia, a fin de identificar su proceso de acercamiento e integración a la modalidad, así como identificar el desempeño académico durante el bachillerato y su percepción sobre el modelo. En la segunda sección, se busca conocer los mecanismos de inserción educativa, básicamente se realizan preguntas relacionadas con el apoyo que recibían en el bachillerato y los buenos y malos hábitos que tenían los estudiantes. En la tercera parte se abordan los procesos de inserción laboral o de continuación de estudios de educación superior al concluir su bachillerato a distancia, así como las habilidades y competencias desarrolladas durante los estudios. Por último, en el área de mecanismos de inserción laboral, se busca comprender cómo se incorporaron al área laboral y su percepción respecto del modelo a partir de la experiencia individual.
La muestra se conformó con egresados de las preparatorias a distancia de la UANL, que aceptaron conceder el tiempo y espacio a la entrevista, con edad y sexo indistinto. El proceso de localización de los sujetos inició con el envío de mensajes electrónicos que fueron ignorados en su mayoría y posteriormente se les contactó por teléfono. Las entrevistas se realizaron en una sesión que tuvo una duración promedio de una hora, posteriormente los audios fueron transcritos y se trabajó con los textos a fin de identificar las categorías emergentes.

Descripción de la muestra

Sujeto 1

Varón de 23 años, egresado de la preparatoria 8. Actualmente vive en Guadalupe, Nuevo León. Se localizó por teléfono y ese mismo día se realizó la entrevista por el mismo medio. Vive con sus padres; se enteró del sistema a distancia por su tío y se inscribió debido a que no aprobó el examen de admisión de la Universidad. Fue el primer miembro de su familia en estudiar a distancia, posteriormente, su hermana menor también cursó la prepa a distancia pero en una unidad diferente. Actualmente estudia en Facultad de Ingeniería Mecánica Eléctrica (FIME) y no visualiza la posibilidad de regresar al sistema a distancia ya que considera que las desventajas que se presentaron son más grande que las ventajas.

Entre las desventajas que experimentó destaca el hecho de que algunas ocasiones los maestros no se presentaban o no tenían la mejor disposición para resolver sus dudas o las de sus compañeros. Su carga académica fue de aproximadamente siete materias por semestre y su promedio general fue de 75. Sus principales apoyos eran los recursos tecnológicos, también acostumbraba apoyarse con el subdirector estudiando en la biblioteca. Él considera que la habilidad más grande que desarrolló estudiando a distancia fue la de buscar por su propia cuenta la información que necesitaba para resolver sus dudas. Y considera que tener tantos días libres le provocaba pereza algunas veces. En general la tarea que le encargaban en la escuela era muy poca en comparación con el tiempo que tenían disponible. Por último mencionó que la plataforma en la que se desarrolla el modelo a distancia y en la que deben subir sus actividades, está en constante mantenimiento y ello dificulta la entrega oportuna de tareas, de la poca accesibilidad de los profesores para recibir las actividades en otro formato, incluyendo el impreso.

Sujeto 2

Varón de 17 años, egresado de la preparatoria 23. Actualmente vive en China, Nuevo León. Se localizó por teléfono y se programó una cita para un día posterior a la llamada. Cuando se le contactó se completó la entrevista en una sola sesión. Vive con sus padres y es el único de su familia que ha cursado estudios a distancia. En estos momentos su padre está trabajando en Estados Unidos y su madre maneja un negocio propio en su casa. Un amigo fue quien le dio la primera información acerca del sistema a distancia y le pareció una buena idea ya que en ese momento tenía un trabajo como ayudante en un rancho lejos de su casa. Él residía con su papá en el rancho de martes a domingo, y regresaba a su casa para asistir el lunes a la cita semanal que la prepa les asignaba para la entrega de tareas y para resolver las dudas sobre el material. Eligió el modelo a distancia por razones económicas ya que tenía que trabajar; su promedio aproximado fue de 89 y su carga era de 9 materias por semestre. La escuela le proporcionó una memoria extraíble (USB) en la que recibía el material de apoyo; en su casa tenía computadora y acceso a Internet. Debido a su trabajo, sólo tenía un día para terminar sus tareas, pues en el rancho donde trabajaba no tenía tiempo ni computadora. Considera un gran apoyo para completar sus estudios la disponibilidad de los maestros y la ayuda de sus padres, además de un hábito que implementó de tomar un descanso de por lo menos una hora entre cada actividad escolar. Durante sus estudios contó el apoyo de sus compañeros para resolver dudas.

Sujeto 3

Mujer de 36 años, egresada de la preparatoria 11. Actualmente está casada y tiene cuatro hijos. Se enteró del sistema de educación a distancia por medio de un folleto, que no recuerda cómo llegó a sus manos. Es el primer miembro de su familia en estudiar a distancia; tras terminar el bachillerato continuó sus estudios profesionales en la Licenciatura en trabajo social y desarrollo humano, en la modalidad presencial. Considera que sí estudiaría nuevamente en línea, debido a que es ama de casa y tiene hijos que también estudian, además sus responsabilidades limitan su movilidad y disponibilidad de tiempo. Su promedio de prepa fue de aproximadamente 85 y en general se le dificulta el contenido de materias como matemáticas, física, química e inglés. Algunos de sus maestros proporcionaban asesorías después de clases, pero otros no. También utilizó otros métodos de apoyo como asesorías particulares, principalmente cuando debía presentar exámenes. Su modelo de bachillerato era semipresencial, es decir, tenía que asistir todos los días pero solamente entre 3 y 4 horas. Ella tenía acceso a computadora e Internet en su domicilio y considera que una de sus más grandes habilidades para completar exitosamente la educación a distancia de forma fue la organización de tiempo y de su agenda: tenía su día planeado y también recibía el apoyo de su esposo e hijos, ya que debido a que es ama de casa no tenía tiempo de acudir a la escuela para trabajar de manera colaborativa con compañeros de clase. No recibió información para continuar sus estudios a distancia pero sí está interesada en volver a cursar cualquier carrera que se ofrezca en esa modalidad.

Sujeto 4

Mujer de 46 años, vive en China, Nuevo León y es egresada de la preparatoria 23. Es madre soltera y se enteró del sistema de educación a distancia por sus compañeras del trabajo. Por cuestiones económicas y de tiempo nunca tuvo la oportunidad de terminar sus estudios de educación media aunque siempre lo mantuvo como una meta pendiente por cumplir. Durante sus estudios, tuvo una intervención quirúrgica menor en un ojo por un derrame y eso dificultó un poco su progreso pero durante ese tiempo tuvo el apoyo de su hijo así como de sus maestros y compañeros. Mientras ella estaba cursando la prepa, su hijo estaba en el mismo grado pero en el modelo presencial. Algunas de las herramientas que utilizaba para apoyarse eran medios tecnológicos como Hotmail y Facebook. Uno de sus hermanos también inició estudios a distancia en otra institución pero no concluyó sus estudios por razones desconocidas. Al graduarse de la prepa a distancia no continuó con sus estudios por motivos económicos: eligió que su hijo continuara sus estudios profesionales. Actualmente está a punto de jubilarse y posiblemente regrese a estudiar una carrera profesional, que podría ser en línea, ya que ella está muy satisfecha con el sistema. Considera que desarrolló muchas habilidades que ha transferido a su trabajo actual, como el manejo de las tecnologías. En su estatus de próxima a jubilarse, sus estudios de bachillerato no tienen impacto en su currículo laboral sino para méritos personales. Ella tenía que presentarse todos los lunes en la escuela para recibir asesoría de aproximadamente una hora y utilizaba herramientas de apoyo como Internet y asesorías fuera de la hora programada con los maestros. Una de sus estrategias para completar las actividades a tiempo era intentar la resolución de actividades reiteradamente y separar las materias por hora. A veces tenía dificultades para concentrarse porque se considera desesperada y había perdido el hábito del estudio tras estar fuera de la escuela por más de 20 años, eso provocó que tuviera conflictos para acostumbrase a la vida académica nuevamente. Sí tenía grupo de apoyo con sus compañeros pero también había mucha competencia entre ellos mismos y eso la hacía sentir que en ocasiones ella o tal vez sus compañeros se guardaban consejos o información valiosa.

Resultados

En este apartado se describen las categorías que emergieron a partir del análisis de las entrevistas realizadas y que se agruparon de acuerdo a los patrones identificados. Se inicia con las categorías relacionadas hacia las ventajas del modelo y continúa con las categorías que identifican las desventajas que han experimentado en esta modalidad.

Figura 1. Ventajas estudiar en un modelo de educación a distancia desde la percepción de los egresados del bachillerato UANL.

13_20 figuras_FIG01

Fuente: Elaboración propia.

La accesibilidad económica es una de las ventajas que reiteradamente identifican los egresados del bachillerato a distancia, por el ahorro que representa no tener que pagar transporte y materiales: —”Yo creo que a distancia por lo económico y porque puedo trabajar al mismo tiempo”— (sujeto 2), así como tener horarios flexibles que benefician a los estudiantes debido a que tienen más oportunidad de realizar con libertad en el manejo de su tiempo sus actividades académicas, al tiempo que tienen la oportunidad de apoyar económicamente a su familia: —”cuando estaba estudiando la prepa] estaba trabajando de ayudante en un rancho…viajaba todos los días… me venía un día antes de regresar a la prepa y las hacía las tareas” — (sujeto 2).

En el caso de las personas de mayor edad que cursaron sus estudios, fue recurrente el agradecimiento por tener la oportunidad de estudiar en una escuela de prestigio: —”yo siempre he querido ir una escuela reconocida, así como la Universidad, o una escuela de prestigio, no por orgullo ni mucho menos, no; era porque yo tenía esa necesidad, pisar una escuela, te digo, de valor”— (sujeto 4). Uno de los principales motivos por el que ingresaron al bachillerato a distancia fue la escasez de recursos para asistir a la preparatoria presencial ya que necesitaban tiempo libre para poder trabajar y apoyar económicamente a su familia: — “me platicó, mi amigo, que era lo mismo que la prepa abierta, nada más que ibas un día y podías trabajar el resto de la semana por eso decidí entrar así” (sujeto 2).

Figura 2. Desventajas de la educación a distancia desde la percepción de los egresados del bachillerato UANL.

13_20 figuras_FIG02

Fuente: Elaboración propia.

Los egresados del bachillerato a distancia también visualizan áreas de oportunidad para la modalidad. Una situación que consideran adversa en el modelo —principalmente de parte de los egresados más jóvenes— es la falta de disposición de los maestros, que no tienen una actitud de disposición para responder dudas u ofrecer asesorías, como se muestra en la siguiente transcripción de una de las entrevistas: — “pues unos profes explicaban muy bien y otros… pues los típicos que te hacen la vida imposible, se enojan porque les preguntan y así, sobre todo los de matemáticas” — (sujeto 1), otro entrevistado contestó: —“veía a mis maestros dos veces por semana y a veces no iban así que… pues ya se imaginará”— (sujeto 2).

En este sistema es común conocer a personas que decidieron el modelo a distancia por la necesidad de laborar al mismo tiempo que cursan sus estudios, o para atender otras responsabilidades como el cuidado de una familia; la priorización de otras necesidades, como tener que viajar entre semana para trabajar y disponer de los fines para completar las tareas. Debido a esas situaciones, la falta de tiempo para hacer la actividades o la falta de herramientas, provoca que se perciban desventajas del sistema a distancia respecto del presencial. Una de las entrevistadas compartió parte de su día cuando estudiaba la preparatoria y la forma en la que se organizaba: —“saliendo de la preparatoria me iba por los niños a la escuela y ya regresábamos a la casa y ya tenía la comida medio avanzada que la dejaba desde la mañana medio avanzada o si no un día anterior hacía comida suficiente como para dos días… comíamos y pues mis hijos me recogían la mesa, las cosas, la cocina… la casa igual nada más se trapeaba unas tres veces por semana y pues sí se organiza uno verdad cuando quiere uno lograr algo” — (sujeto 3).

Por último, otras de las desventajas se refieren a los hábitos de estudio y la autorregulación de los alumnos, es decir, a la constancia y la atención que prestan al material y a las sesiones de apoyo que se ofrecen: —“pues de repente si me daba flojera la lectura”— (sujeto 3), — “la pereza de no ir [a la preparatoria]; batalla uno para ir” — (sujeto 1).

Herramientas de apoyo

El apoyo que reciben por parte de sus familias, ya sea padres o hijos, es la estrategia mencionada con más frecuencia por los entrevistados, así como el apoyo que reciben de sus maestros y compañeros para resolver cualquier duda, como se muestra a continuación:

— “Nos apoyamos ahí los compañeros por medio de Internet si había alguna duda le digo, ya les explicaba o ellos me explicaban a mí” — (sujeto 4).
— “Como te digo que tenía el apoyo de los maestros pues gracias a Dios ellos también contribuyeron a que terminara mi preparatoria con éxito” — (sujeto 3).

Figura 3. Estrategias de apoyo que utilizan los estudiantes del bachillerato a distancia.

13_20 figuras_FIG03

Fuente: Elaboración propia.

También existe el caso del apoyo externo, en el que se acude a una asesoría privada como fue el caso de uno de los entrevistados: —”pero a veces que de repente que no se podía [ir a asesoría con los maestros] pues iba acá con esta maestra pero ella ya te cobraba ¿verdad? Pero esto lo hacía ya casi cuando iba a presentar”— (sujeto 3). Otro de los entrevistados respondió: —“el apoyo de mis padres y el apoyo de los maestro para poder hacer las tareas” — (sujeto 2).
De manera recurrente, estos egresados del bachillerato a distancia de mayor edad se apoyan en elementos de fe para lograr sus metas. Ellos mencionaban a Dios constantemente, junto con el resto de los apoyos que recibían:

— “[Estoy] agradecida con Dios, con la Universidad, con los maestros, con los compañeros y pues las oportunidades que me dan pues hay que aprovecharlas”—(sujeto 4).
— “Gracias a Dios puede entrar, presente mi examen de admisión y pude entrar”—(sujeto 3).

Otras de las herramientas utilizadas son los recursos proporcionados por la Institución académica ya que en algunas preparatorias se les proporcionaba a los alumnos memorias extraíbles con todo el material del semestre:

— “No, nomás lo que nos daban en la memoria para que trabajáramos nosotros con ellos y esos eran los libros”— (sujeto 2).
Los recursos tecnológicos son importantes para la realización de las tareas:
— “Sí se necesitaba la computadora, había tareas en las que se tenía que hacer muy de vez en cuando una presentación para dar clase y algunas tareas por Word, nada más” — (sujeto 3).
Con relación a los recursos tecnológicos, todos los sujetos valoraban que Internet los ayudó mucho en la realización de sus actividades:
— “Bueno yo me apoyaba mucho en mis compañeros o en maestros porque teníamos comunicación por medio de internet por Hotmail, por Facebook” — (sujeto 4).
En cuanto al uso de Internet como recurso:
— “Todo en cuestión de tareas y de estudio la mayoría la saqué por medio de Internet”— (sujeto 4).
— “Los temas de las clases los buscábamos en YouTube, o no sé, en Google y ya investigábamos”— (sujeto 1).

Todos los entrevistados tenían computadora y acceso a internet durante sus estudios de bachillerato a distancia.

Estrategias para cursar exitosamente sus estudios

Los egresados del bachillerato a distancia utilizan estrategias que les permitieron concluir sus estudios a distancia de manera exitosa, por ejemplo organizar las actividades de acuerdo con la dificultad que tenían:

— “Empezaba con las materia que andaba un poquito atrasada o las que eran más fáciles para así ya sentir que ya había arrancado con algo, entonces ya las más difíciles las dejaba un poquito más adelante”—, otra estrategia era repartir las actividades por día: — “agarraba horas, agarraba horas por ejemplo de las 9 materias, entonces me repartía por día”— (sujeto 4).

Una estrategia recurrente es la dedicación del tiempo suficiente para obtener el mejor desempeño académico:

— “A lo mejor de haber tenido más tiempo mi promedio hubiera sido un poco más alto”— (sujeto 2).

Los descansos entre cada tarea son necesarios, como estrategias reiteradamente mencionadas entre hábitos que le permitieron completar sus deberes académicos:

— “Tomar un descanso de por lo menos una hora y media o dos horas”— (sujeto 2).

Otra estrategia utilizada como hábito de estudio personal, es el estudio independiente:

— “Pues estudiar solo, como que ser más, como que no me dieran todo en la mano sino que yo emprenderme y buscar por mi cuenta”— (sujeto 1).

A pesar de haber concluido sus estudios de bachillerato a distancia, prefieren el modelo presencial que el bachillerato a distancia:

— “Me gusta más estar en contacto directo con los profesores, yo soy bien preguntón, no entiendo algo y pues yo pregunto y pregunto… prefiero mejor presencial que a distancia”— (sujeto 1).

Competencias desarrolladas durante sus estudios

Algunas de las competencias que los alumnos identifican haber adquirido durante sus estudios a distancia son la aplicación de conocimientos tecnológicos así como el desarrollo del lenguaje y una visión mejorada de la vida:

— “Quisiera aprender muchísimo, muchísimo más para dejar huella, no quedarme estancada, no sé, con los conocimientos nada más de una técnica, sé que hay muchas cosas entonces tengo ese deseo de seguir aprendiendo y lo que acaparé ahí en la preparatoria me ha servido en mi vida personal, laboral y el lenguaje te cambia porque aquí vivimos y tenemos una costumbre y una cultura y hablas de manera diferente cuando ya te empiezas a empapar de conocimientos”— (sujeto 4).

La misma persona reconoce que ahora utiliza los recursos tecnológicos con mayor facilidad: — “yo no manejaba mucho la computadora, como mi trabajo era mecanógrafa, entonces siempre le saque la vuelta a todo lo que tuviera que ver con las computadoras… ahora no, ¡como pez en el agua!” —.

Otro de los entrevistados gracias a sus estudios a distancia desarrolló sus habilidades para estudiar de manera independiente y esto mejoró la facilidad con la que comprende nuevos temas en sus actuales estudios:

— “Pues sí desarrollé así como que habilidades para comprender mejor y más rápido las cosas”— (sujeto 1).

Los estudiantes a distancia son capaces de organizar mejor su tiempo, tomando en cuenta el resto de las actividades que tienen que cumplir:

— “ [Tenía que] hacer los quehaceres primero que nada, cumplir con mi trabajo, mi hijo, la iglesia y de rato, te digo, ya me concentraba para hacer todas mis tareas”— (sujeto 4).

Figura 4. Competencias desarrolladas por los estudiantes del bachillerato a distocia.

13_20 figuras_FIG04

Fuente: Elaboración propia.

Conclusiones

Los resultados obtenidos a partir de la aplicación piloto del instrumento permiten identificar cómo el modelo de educación a distancia tiene una alta valoración por parte de sus egresados, ya que les permite combinar otras actividades de la vida adulta como ser ama de casa, madre de familia o trabajador de tiempo completo, además del ahorro que representa no tener que desplazarse hasta una escuela, excepto por las reuniones semanales de asesoría.

Destaca una competencia adquirida por los egresados, relacionada con el manejo de las nuevas tecnologías de comunicación e información (NTIC), que son identificadas reiteradamente por los sujetos entrevistados. Independientemente de la edad, la ocupación o el género, los participantes valoran el uso de Internet y el correo electrónico como una herramienta que les permite obtener información y asesorías, pero principalmente, desempeñarse en este modelo educativo, incluso en el caso de egresados que cursaron la preparatoria a una edad avanzando.

El trabajo independiente o el autoestudio es una competencia que se evidencia en niveles diversos; si bien en algunos egresados la autorregulación de tiempo y agenda para el estudio es evidente y se ha desarrollado en un nivel alto, en otros es una de las competencias que es factible de desarrollar con mayor nivel, y es en ellos en quienes se encontró una mayor resistencia hacia el modelo de educación a distancia.

Debido a que se trata de un trabajo que reporta la aplicación piloto de un instrumento, las conclusiones se enfocan principalmente al proceso metodológico. Uno de los hallazgos que permitió este trabajo exploratorio fue identificar las dificultades de localización y de acceso a los egresados de bachillerato, quienes argumentaron ocupaciones laborales o escolares para no aceptar ser sujetos de investigación.

Ante esa situación la Dirección de Educación a distancia ha diseñado un nuevo proceso metodológico que ha de permitir localizar a los sujetos de investigación desde cada dirección de la preparatoria en la que cursó estudios. La segunda fase de este trabajo contempla la convocatoria desde las direcciones de las preparatorias a fin de garantizar una muestra que permita la obtención de datos suficientes para la construcción de categorías contundentes que permitan la comprensión del fenómeno educativo del modelo a distancia.

Referencias

Gómez, N. (2012). En educación a distancia, lento avance: especialistas. El Universal.

INEE. (2012). Panorama de Educativo de México. Indicadores del Sistema Educativo Nacional. 2012 Educación básica y media superior. Recuperado de http://publicaciones.inee.edu.mx/buscadorPub/P1/B/111/P1B111.pdf

INEGI. (2013). Anuario estadístico y geográfico de los Estados Unidos Mexicanos; México de un vistazo; Anuarios estadísticos y geográficos de los estados; Perspectivas estadísticas. Recuperado de http://www.inegi.org.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/integracion/pais/aepef/2013/AEGPEF_2013.pdf

UANL, (2014). Página de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Recuperado de http://ded.uanl.mx/preparatoria-a-distancia/

Pérez, J. (2012). Sistema Educativo Venezolano. UPEL- IPB. Unidad 11: Educación en México y Cuba. Recuperado de http://sistemaeducativovenezolano8.blogspot.com.tr/2011_07_01_archive.html

Comentarios

Comentarios