Sistema de evaluación B@UNAM

Reflexiones académicas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Sistema de evaluación B@UNAM

Resumen

Se presenta el sistema de evaluación del Bachillerato a Distancia de la UNAM, basado en su modelo de calidad con 29 estándares. Incluye la evaluación de materiales, docentes y aprendizaje y los actores de dicho proceso son expertos disciplinarios, académicos y estudiantes. También  el proceso de evaluación del desempeño de los asesores y se describe la toma de decisiones con respecto a la recontratación con base en resultados de dicha  evaluación.

Palabras clave: evaluación, B@UNAM, calidad.

 

Abstract

The objective of this article is to present the evaluation system of UNAM’s virtual high school progra Se presenta el sistema de evaluación del Bachillerato m. Its quality model has 29 standards. It includes the evaluation of materials, teachers, and learning. Those who evaluate are disciplinary experts, professors and students. It takes into consideration the evaluation of tutors’ performance, which is the basis for rehiring.

Key Words: Evaluation, quality, B@UNAM.

 

El propósito de este artículo es presentar el sistema de evaluación del Bachillerato a Distancia de la UNAM que está inscrito dentro de un modelo de calidad basado en estándares. Por ello, en primera instancia se incluye información sobre el mismo para después describir los actores y objetos de evaluación del  programa.

 

Calidad y evaluación
El Bachillerato a Distancia de la UNAM (B@UNAM), se diseñó y opera bajo un sistema de calidad. Para su  diseño y gestión  se generó un modelo de calidad con 29 estándares con sus respectivos indicadores. Se alinean en las siguientes categorías:

Diapositiva2

El modelo de calidad incluye los rubros de oferta educativa tanto en términos del plan y programas de estudio, de los materiales en línea y de la plataforma tecnológica, la coordinación del proyecto y del programa, que comprende el liderazgo académico-administrativo tanto en la fase de desarrollo como de gestión, y la operación que se refiere a los procesos involucrados en la gestión, el trabajo de asesores y tutores y la imagen pública que el programa tiene en los diferentes momentos.

A continuación se presentan ejemplos de estándares e indicadores de  calidad de cada uno de esos rubros.

En el área curricular:

 

Es relevante para la vida del estudiante.

En la encuesta final de cada asignatura, hay al menos 80% de acuerdo en los reactivos relacionados con relevancia e interés generado.

En el ámbito de liderazgo académico – administrativo:

 

Existe una actualización de contenidos y del trabajo instruccional y gráfico para potenciar el aprendizaje.

Evidencia de trabajo de actualización de cada asignatura al menos una vez cada año.

En lo referente a asesores y tutores:

Se cuenta con un programa sistemático de certificación, capacitación y actualización de asesores.

Todo asesor está certificado y cuenta con una capacitación y actualización de al menos 20 horas al año.

A fin de asegurar la  calidad, se creó un sistema de evaluación que permite tener retroalimentación en  todos sus aspectos. El siguiente gráfico ilustra dicho sistema:

 

modelo de evaluación.JPG

 

Como se observa, tanto los materiales como los docentes y el aprendizaje constituyen objetos de evaluación. Las fuentes de información son: expertos, académicos y estudiantes. A continuación se describe cada rubro.

a.Los programas y  los materiales en línea fueron evaluados, durante su desarrollo, por académicos e investigadores de diversas facultades, centros e institutos de la UNAM, con objeto de corroborar la veracidad y actualización de sus contenidos, así como su pertinencia. Al término del  diseño, los materiales fueron piloteados por profesores que cumplían con el perfil profesiográfico de cada asignatura. Así, se identificaron fallas y se recibieron sugerencias y agregados que se integraron, previa validación de los desarrolladores de la misma. Cuando fue necesario, se consultó con otros académicos. Durante los procesos de formación de asesores,  que se dan a lo largo del año por la demanda continua de docentes en las sedes que se van incorporando, se hace énfasis en la actualización y perfeccionamiento de los materiales: las aportaciones pasan por el mismo proceso de validación con los desarrolladores de la asignatura y a través de su discusión al interior de los seminarios de asesores que se realizan periódicamente. Ya durante la operación del programa se cuenta con la retroalimentación de los asesores e incluso de alumnos, en un proceso de mejora continua. Si bien no todos los comentarios son pertinentes, sí se analizan todos.  Los cambios autorizados pasan al área de diseño instruccional y gráfico, con lo que las asignaturas se mantienen actualizadas y válidas. Finalmente, en el cuestionario de opinión que llenan al término de cada asignatura, los estudiantes evalúan el curso y los materiales, lo cual  permite también  hacer ajustes. Además, un miembro del equipo de la Coordinación genera estadísticas y análisis cualitativos de  las respuestas.

b. Los docentes son evaluados desde su formación por el asesor-formador que completa una cédula de certificación con claro  estándares de pase s para cada candidato. La cédula es la siguiente:

Quienes aprueban esta certificación y colaboran como asesores en alguna sede, son evaluados por  el tutor correspondiente, quien entrega a la coordinación una cédula de su desempeño después de cada curso asesorado. De la misma forma, el coordinador llena una cédula por cada tutor que supervisa. Adicionalmente, los estudiantes, a través del cuestionario de opinión, también aportan información valiosa. La recontratación está sujeta a todos estos resultados. A continuación presentamos los rubros que los estudiantes evalúan después de cada curso o asignatura, y que completan asignando una nota del cero (pésimo) al 10 (excelente) en cada renglón:

Curso:

 

No.

Pregunta

1

Logro de los propósitos del curso

2

Interés generado por el contenido

3

Orden en que aparecen los temas

4

Apoyos gráficos

5

Calidad del aprendizaje logrado

6

Actividades de aprendizaje

7

Claridad de los contenidos

8

Actualización del curso

 

 

 

 

Asesor:

 

No.

Pregunta

9

Conocimientos del tema

10

Claridad en su comunicación

11

Rapidez de respuesta

 

 

Tutor:

 

No.

Pregunta

12

Actitud de apoyo

13

Rapidez de respuesta

 

 

Soporte técnico:

 

No.

Pregunta

14

Resolución de problemas

15

Rapidez de respuesta

 

 

Responsable de la sede:

 

No.

Pregunta

16

Resolución de problemas

17

Actitud de apoyo

 

 

Infraestructura:

 

No.

Pregunta

18

Amigabilidad del portal

19

Funcionamiento general

 

 

Comentarios:

 

 

c. El aprendizaje se valora a través de evaluaciones diagnósticas (que permiten al estudiante o al asesor identificar el nivel inicial de competencia para aportar materiales compensatorios, si es el caso), formativas (que aportan retroalimentación inmediata en el caso de las automatizadas o 24 horas después cuando  se trate de una actividad que califica el asesor) y para la certificación (que guardan calificación: entre el 50 y el 60% de la  final de cada asignatura está dada por el desempeño a lo largo del curso y el resto por el examen final en línea que se aplica en sedes donde se comprueba la identidad del estudiante). El cuestionario de opinión también permite identificar comentarios sobre la apreciación personal del estudiante acerca de su proceso de aprendizaje. Finalmente, en programas como el que se tiene con la Secretaría de Educación Pública (SEP Prepárate), se instrumentan acciones de evaluación externa (la UNESCO ha iniciado dicho proceso, como parte del cual  se aplicó la a una generación la prueba ENLACE).

Este sistema de evaluación nos aporta una valiosa retroalimentación  que nos ha llevado incluso al rediseño de una asignatura completa. Se trata de Física y su Matemática, cuyo porcentaje de aprobación era muy bajo (alrededor del 20%) y malas evaluaciones en el cuestionario de opinión de los estudiantes. Se quejaban de la gran cantidad de texto que incluía y de la dificultad de los problemas sobre termodinámica y electromagnetismo, además de falta de claridad para resolver ecuaciones de primer y segundo grados, así como productos notables, factorizaciones y logaritmos. A partir del análisis de estos datos, complementados por la retroalimentación que en sus sesiones de formación continua aportan los asesores y tutores, se decidió rehacer la asignatura completa. Se optó por un diseño tipo comic que incluye animaciones y otros recursos gráficos, donde dos jóvenes, una interesada en Matemáticas y el otro en Física, resuelven  problemas en forma conjunta y abordan temáticas de gran interés. A partir del cambio los resultados   fueron sobresalientes: el porcentaje de  aprobación creció notablemente (alrededor del 50%) usando los mismos exámenes y las opiniones de los estudiantes, tanto adolescentes como adultos, fue muy positiva. Aunque en esencia se cuenta con la misma cantidad de texto en ambas versiones, al parecer el formato y el uso de una historia con un hilo narrativo generan una gran motivación por aprender.

Conclusiones

Como se observa, la evaluación forma parte tanto del sistema de calidad de B@UNAM como de los procesos de planeación que se retroalimentan a partir de los resultados. Existe un deseo por mejorar el programa y su gestión, así como políticas y procedimientos que están planteadas en ese sentido.

Autoras

Carmen Villatoro Alvaradejo, Coordinadora del Bachillerato a Distancia de la UNAM (B@UNAM), carmenvi@correo.unam.mx

Guadalupe Vadillo Bueno, Secretaria Técnica del Bachillerato a Distancia de la UNAM (B@UNAM), gvadillo@servidor.unam.mx