El seguimiento académico como estrategia de tutoría en el Bachillerato en Línea de la UADY

Experiencias de bachillerato a distancia

El seguimiento académico como estrategia de tutoría en el Bachillerato en Línea de la UADY


Psicóloga Ana Patricia Rosado Basulto

Universidad Autónoma de Yucatán
anapatricia.rosado@gmail.com

Resumen

El presente documento tiene como propósito exponer las estrategias de seguimiento académico empleada como parte de la labor tutorial en el Bachillerato en línea de la Universidad Autónoma de Yucatán. Ésta consiste en un trabajo de acompañamiento puntual entre el tutor-orientador y el asesor, lo que permite recopilar información relevante sobre la trayectoria escolar de los tutorados durante el periodo escolar, registrando situaciones relevantes de índole académica y/o personal que atraviesen durante sus estudios y que repercuta de manera directa en su desempeño.

La implementación de esta estrategia ha permitido el fortalecimiento del servicio de tutoría dentro del programa, garantizando un mejor desempeño en los estudiantes, mejorando el vínculo estudiante-tutor y estudiante-asesor, permitiendo la identificación de manera oportuna de los estudiantes en riesgo y de la implementación personalizada de estrategias de atención a sus necesidades, todo ello para garantizar su egreso de manera exitosa.

Palabras clave: ; ; ; ;



Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Introducción

El objetivo del Bachillerato en línea de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) es el formar integralmente bachilleres, mediante la implementación de herramientas tecnológicas en línea, en los ámbitos académico, personal, social y cultural y que además les proporcione la posibilidad de incorporarse al nivel superior e insertarse a un campo laboral (Modelo Operativo, 2012).

El estudiante del Bachillerato en línea, al concluir sus estudios, habrá desarrollado competencias y fortalecido su desarrollo integral para desempeñarse de manera adecuada en la vida y en los diferentes contextos en los que se desenvuelva, es por ello que el programa educativo cuenta con dos figuras importantes en el proceso de enseñanza-aprendizaje que le brindan atención puntual al estudiante y apoyan la consolidación de sus conocimientos, pero sobre todo garantizando su egreso exitoso: el asesor y el tutor-orientador.

La figura del tutor-orientador es indispensable para proporcionar seguimiento de la trayectoria escolar del alumno del Bachillerato en línea, en ésta recae la labor de orientar y acompañar a los estudiantes en su proceso formativo, brindando apoyo en las decisiones y rutas académicas, dando contención emocional, brindando estrategias de estudio y aprendizaje autogestivo, propiciando la comunicación asesor-alumno; alumno-asesor, proporcionando motivación, en los casos necesarios canalizando al estudiante de acuerdo a la situación detectada, pero sobre todo permite un seguimiento puntual de la trayecto escolar de cada estudiante durante sus estudios dentro del programa.

Fundamentos Teóricos

La Importancia de la tutoría en Educación Media Superior a Distancia

De acuerdo con la Universidad de Guadalajara (2010), la tutoría es un medio que refuerza las estrategias educativas para apoyar la trayectoria escolar de los estudiantes, la cual a su vez busca incidir de manera positiva en la disminución de los índices de reprobación y deserción, interviniendo en el ingreso, durante la permanencia y en el egreso de los estudiantes.

Es por ello que la importancia de la labor tutorial recae en la figura del tutor, quien junto con los diferentes actores de un programa educativo deberá trabajar en fomentar las redes de apoyo para la implementación de acciones que ayuden a la formación integral del alumno, la prevención de deserción y reprobación, así como el mejoramiento de la calidad de aprendizaje y aumento de eficiencia terminal.

En la educación virtual, una de las labores importantes de la tutoría es el fomentar la capacidad de estudio independiente, el tutor debe hacerse cargo de asistir y ayudar de manera personal al estudiante siendo un nexo con la institución, sin dejar de considerar que en esta modalidad en ocasiones los esfuerzos del estudiante pueden ser insuficientes, por ello la relevancia del tutor como apoyo en el proceso de aprendizaje contextualizado en el sistema educativo es relevante, destacando que su rol será de apoyo para promover que el estudiante potencialice su aprendizaje en el entorno virtual y por ello deberá poseer suficiente conocimiento de los contenidos y técnicas apropiadas para el desarrollo de la tutoría (Pagano, 2007).

El tutor virtual

La tutoría surge como una estrategia de prevención y atención a los problemas académicos de los estudiantes, en la cual el docente no puede atender todos los factores para lo cual se requiere del trabajo colegiado de distintos actores escolares, viendo a la tutoría como un proceso de acompañamiento que se beneficia de la participación de maestros, colegiados docentes liderados por el director y padres de familia (SEP, 2014).

En la educación virtual, los entornos virtuales de aprendizaje aparecen como tecnología de apoyo en la labor docente, haciendo que la clase tradicional se prolongue fuera del aula o salón de clase, fomentando el trabajo colaborativo e interacción entre pares. De acuerdo a Pagano (2007) para el tutor virtual se plantean nuevas competencias y habilidades, debiéndose favorecer el aprendizaje activo y la construcción del conocimiento cooperativo y colaborativo, por lo que se requiere monitorización y moderación de los grupos de trabajo.

Siendo así, que la acción del tutor virtual tiene como principal objetivo la optimización del proceso de enseñanza y aprendizaje, de acuerdo a la capacidad del estudiante y brindando un acompañamiento y orientación del desempeño del alumno, a modo que se atiendan las principales problemáticas del alumno de índole escolar, permitiendo el desarrollo de hábitos de estudio, previniendo el abandono escolar, fomentando la participación activa y canalizando dificultades e inquietudes pertinentes a cada estudiante.

Metodología

Para atender a las necesidades de la matrícula del Bachillerato en línea de la UADY, se brindan los servicios de tutoría, mediante la figura del tutor-orientador, quien para brindar atención personalizada y de manera integral realiza el seguimiento académico puntual de los estudiantes durante toda su trayectoria académica, con el apoyo del asesor de cada asignatura que es cursada por el alumno.

Una de las estrategias implementadas por el tutor-orientador es el programa de seguimiento académico, éste se desarrolla de manera colaborativa entre varios actores: tutor-orientador, asesor y responsable de gestión de asesores, dicho programa se compone de diversas estrategias de atención de manera colaborativa empleando recursos tecnológicos y la herramienta de google+ que permite seguir a detalle el desempeño de todos los estudiantes de manera oportuna para brindar apoyo a aquellos que presentan rezago o que requieren diferentes medios de apoyo y atención.

Para su implementación y funcionamiento se emplean expedientes virtuales personales de los estudiantes, los cuales recaban la información necesaria a considerar por los actores involucrados, del mismo modo cada periodo (comprendido en ocho semanas) se realiza un formato de carga académica por asignatura mediante un documento compartido con la herramienta del drive de Google+ el cual se trabaja de manera colaborativa entre el tutor-orientador y los asesores de asignatura, con el monitoreo constante del responsable de gestión de asesores.

Figura 1

Formato de seguimiento académico desde Google Drive

Los elementos más relevantes que se consideran dentro del formato de seguimiento académico son los siguientes:

  • Nombre del asesor y asignatura. En este espacio se coloca el listado de estudiantes correspondientes a la asignatura impartida por cada asesor en el periodo determinado.
  • Observaciones importantes: realizadas por el tutor-orientador se consideran elementos importantes a considerar por el asesor que pudieran repercutir en su desempeño académico, como lo son: edad, desempeño en periodos anteriores, número de asignaturas cargadas, antecedentes de atención por el tutor y asesor, factores de riesgo de rezago.
  • Observaciones semanales de desempeño académico por parte del asesor. Cada dos semanas el asesor realiza sus observaciones sobre el desempeño académico del estudiante, indicando la situación actual de alumno sobre su rendimiento, forma de trabajo, estrategias de atención, y demás consideraciones relevantes para el tutor-orientador.
  • Seguimiento semanal brindado por el tutor-orientador: en este espacio el tutor brinda una retroalimentación al asesor con las estrategias implementadas y atención proporcionada al estudiante de acuerdo a las particularidades y necesidades del estudiante previamente reportadas del asesor, así mismo se proporcionan indicaciones sobre estrategias sugeridas a implementar con el alumno de acuerdo a sus requerimientos.
  • Reporte de calificaciones parciales, desglosadas y calificación final. A cargo del asesor, se solicita informar de los avances cuantitativos del estudiante en las semanas del cierre del periodo (semana 7 y 8), esto permite un seguimiento puntual al estudiante para visualizar sus posibilidades de acreditación.
  • Observaciones finales del tutor-orientador. Este espacio proporcionado permite realizar las observaciones finales del estudiante al concluir el periodo, por ejemplo: acreditación, estrategias para el recursamiento, problemáticas detectadas en el trayecto, entre otras.

La información recabada mediante el formato de seguimiento académico es empleada por el tutor-orientador para determinar un plan de acción tutorial específico para cada estudiante y de acuerdo a sus necesidades, es así que el tutor empleará la estrategia idónea para abordar al estudiante de acuerdo a sus requerimientos, destacando entre las principales estrategias de atención tutorial las siguientes:

  • Tutoriales de la temática requerida.
  • Video conferencia con el asesor y/o tutor-orientador.
  • Atención presencial (opcional) para resolución de dudas o inquietudes.
  • Curso de nivelación de herramientas computacionales.
  • Canalización al CAE (Centro de atención al estudiante), donde se brinda el servicio de orientación y consejo educativo.
  • Invitación a actividades extra-curriculares.

Resultados

De acuerdo con Vásquez y Rodríguez (2007) la deserción estudiantil es un fenómeno presente en todos los niveles de educación, y en educación virtual al recaer toda la responsabilidad en el alumno es un factor clave a considerar ya que el abandono puede ser mayor por una falta de compromiso o identificación del estudiante con el programa.

Es por ello que el programa de seguimiento académico en el Bachillerato en línea de la UADY ha logrado sensibilizar a los asesores acerca de la importancia de la atención personalizada de estudiantes en una modalidad virtual, permitiendo una mejora del clima escolar el cual favorece la permanencia de los estudiantes, identifica los motivos de riesgo de abandono y sobre todo garantiza el egreso de alumnos.

El trabajo realizado en conjunto entre el tutor y los asesores en cuanto a la atención y seguimiento brindada al estudiante se ven reflejados en el porcentaje de acreditación de asignaturas de los alumnos dentro del programa, siendo así que en el 2012 se contaba únicamente con un 20% a 22.8% de acreditación global de asignaturas, alcanzando un 67% a 71.05% de acreditación en el curso escolar del 2015-2016 (figura 2), de igual manera la tendencia aumenta en asignaturas como desarrollo del lenguaje algebraico (figura 3), inglés beginner 1 (figura 4) y estructura y organización de la naturaleza (figura 5).

Así mismo, se observa un menor porcentaje de deserción de estudiantes por generación, pasando de un 77% de deserción en el 2012 a un 18.9% de deserción en el 2015, lo cual demuestra mejores índices de retención en el programa educativo.

Figura 2

Porcentaje de aprobación de alumnos

Figura 3

Desarrollo de lenguaje algebraico

Figura 4

Beginner

Figura 5

Estructura de organización de la naturaleza

Conclusiones

El trabajo del tutor-orientador dentro del Bachillerato en línea ha estado den constantes cambios, es importante contar con una mejor preparación y motivación que permita generar estrategias efectivas para el trabajo con estudiantes de educación media superior a distancia, quedando al descubierto que los requerimientos de un estudiante virtual son diferentes al promedio. El programa se seguimiento académico es primordial para garantizar buenos niveles de acreditación, egreso, pero sobre todo para evaluar de manera puntual el trabajo del asesor con los estudiantes, permitiendo así mejorar la práctica docente y brindar una tutoría de calidad permitiendo una mejor eficiencia terminal, pero sobre todo un mejor aprovechamiento la cual permea en la calidad educativa.

Referencias

Cortés N. et al. (2012). Modelo Operativo del Bachillerato en Línea, Programa Educativo de Nivel Medio Superior: Bachillerato en Línea. Mérida: Dirección General de Desarrollo Académico-UADY.

Pagano, C. M. (2007). Los tutores en la educación a distancia. Un aporte teórico, en Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (RUSC). 4(2). UOC. [Fecha de consulta: 24/06/2016]. http://www.uoc.edu/rusc/4/2/dt/esp/pagano.pdf

Secretaría de Educación Pública (SEP). (2014). Yo no abandono, Manual para ser mejor tutor en planteles de educación media superior. México: SEP.

Universidad de Guadalajara (UDG). (2010). La tutoría en el Sistema de Educación Media Superior. Guadalajara: Universidad de Guadalajara.

Vásquez C. y Rodríguez M. (2007). La deserción estudiantil en educación superior a distancia: perspectiva teórica y factores de incidencia, en Revista latinoamericana de estudios educativos. XXXVII (3 y 4), 107-122.

Comentarios

Comentarios