Ross Hall: su visión del aprendizaje en línea desde la Open University

Novedades y entrevistas

Ross Hall: su visión del aprendizaje en línea desde la Open University

Guadalupe Vadillo
Coordinadora de Matemátcas y Ciencias
Coordinación de Bachillerato a Distancia,
Universidad Nacional Autónoma de México
guadalupe.vadillo@gmail.com


Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Ross Hall

Una de las instituciones más importantes en el campo de la educación a distancia es, sin duda, la Open University (OU) de Gran Bretaña. De acuerdo a información de su sitio web, se trata de la institución académica más grande de esa nación por su matrícula y tiene cerca de 7 mil docentes, 1,100 miembros del equipo académico de tiempo completo y más de 3 mil empleados de apoyo. Inició su labor en 1971 y más de 1.8 millones de estudiantes han tomado un curso ahí. Tuvimos el gusto de conversar con su Director de Relaciones Internacionales, Ross Hall.

Guadalupe Vadillo (GV): Dado que una de las características distintivas de la OU es su alto nivel de calidad, ¿nos puede hablar un poco al respecto?
Ross Hall (RH): Tenemos estándares de calidad muy rigurosos que se comparten entre todos los departamentos de la Universidad. Todos los departamentos tienen un conjunto de estándares de calidad y se les evalúa a partir de ellos. Ello incluye políticas sobre el reclutamiento y registro de estudiantes, desarrollo de experiencias de aprendizaje, apoyo a estudiantes y tecnologías. Así, no hay una única política de calidad, sino una cultura de calidad que conduce a facilitar aprendizajes de alto nivel. Ello es esencial para nuestra supervivencia: creemos que sin estándares altos de calidad no podríamos sobrevivir en un contexto progresivamente más competitivo.

GV: ¿Podría aportar un ejemplo?
RH: Si la totalidad de la responsabilidad por la calidad en un área está centrada en un solo individuo, existe un alto riesgo. Por ello, parte de la labor que tenemos es mitigar esos riesgos al eliminar funciones que están alojadas en un solo individuo o en un solo departamento. Un ejemplo es medir la cantidad de desertores, que puede ser un indicador de falta de satisfacción, que a su vez constituye un indicador de calidad. Ese problema no es sólo del equipo docente, sino que hay una responsabilidad compartida con otros departamentos de la Universidad para la reducir la deserción de los estudiantes. También, al evaluar los aprendizajes, hay una responsabilidad compartida de varios docentes, incluso se fracciona un trabajo en unidades menores o preguntas que son evaluadas por distintos docentes. Hay una aproximación muy rigurosa para cumplir los estándares de calidad a lo largo de toda la Universidad.

GV: ¿Cuál es el porcentaje de egreso en sus programas?
RH: Tanto en programas de grado como de educación continua es del 78%.

GV: Al ser usted el responsable de relaciones internacionales de la OU, ¿qué planes tiene su institución con relación a Latino América en general y a México en especial?
RH: En este momento tenemos pocas relaciones comerciales con universidades y otras instituciones latinoamericanas. Tenemos una cantidad de relaciones académicas –sean de investigación o docencia–, pero apenas empezamos a generar alianzas interesantes con un énfasis comercial en esa región. Hemos empezado a tener conversaciones con socios potenciales en Colombia y Perú, Argentina y Brasil. Estamos muy interesados en explorar relaciones comerciales con México, para ver si podemos apoyar a organizaciones en la distribución de programas de muy alto nivel.

GV: Eso resulta muy interesante. ¿Cuáles diría usted que son los principales logros de la OU en los últimos años?
RH: El hecho de que hemos mantenido el liderazgo en Europa con nuestros 250 mil alumnos actuales considero que es un logro importante. Si tomamos en cuenta que la población total de Gran Bretaña es de 66 millones, nuestra matrícula representa una proporción importante. Otro logro es el lanzamiento de nuestro MOOC (curso masivo abierto en línea) Futureland que se considera una de las grandes innovaciones en el campo educativo de los últimos años, representa una de las grandes inversiones hechas por la OU y sigue siendo muy sólido. Por otro lado, hay una cantidad de resultados de investigación, algunos de los cuales son muy notables, y también pienso que un logro es el hecho de ser reconocidos como líderes en la educación superior en Europa y quizá también en otras latitudes. También hemos introducido la agenda comercial al haber reconocido que es necesario hacer algo innovador en el ámbito comercial para seguir apoyando a nuestros estudiantes, para seguir creciendo y haciendo investigación útil. Creo que al haber generado una unidad de negocio específica para este fin y al involucrarnos en actividades de este ámbito estamos creando un liderazgo para otras instituciones.

GV: ¿Cuál es su perspectiva del aprendizaje en línea en los próximos años?
RH: En muchos sentidos, existe una tendencia clara hacia el aprendizaje en línea. También resulta interesante que parece haber límites al aprendizaje en línea en forma exclusiva. Muchas de las organizaciones con las que trabajamos señalan que continúa habiendo valor en el trabajo presencial, puede ser que tenga que ver con que el estudiante esté frente a frente con un docente, pero también que lo esté con sus compañeros. Hay un uso creciente de la educación en línea y un reconocimiento continuo del valor y necesidad que tiene la presencialidad con maestros y compañeros. Así, mi perspectiva es que habrá una demanda por lo presencial pero que cada vez más una gran cantidad del trabajo que se ha hecho en las aulas se transferirá al entorno en línea, lo que tiene que ver con el aula invertida (flipped classroom).

GV: ¿Qué papel tienen los MOOC en su perspectiva del futuro?
RH: Me parece que seguirá habiendo un interés creciente por acceder a experiencias gratuitas de aprendizaje y tal vez en algún punto la mayor parte de los estudiantes, antes de iniciar un programa con evaluación formal, tendrá algún tipo de experiencia sin costo como éstas. Pienso que los MOOC seguirán siendo importantes y serán progresivamente experiencias de aprendizaje más sofisticadas. Creo que un número creciente de personas pasará de los MOOC a programas con costo y formales, aunque también habrá una gran cantidad de gente que usará los MOOC y nunca progresará hacia programas que exigen un mayor compromiso. Considero que hay una demanda por programas que no requieren gran compromiso pero que satisfacen su curiosidad e intereses.

GV: ¡Qué interesante! Finalmente, nos gustaría explorar su opinión sobre cómo contribuye la educación en línea al desarrollo de países pobres.
RH: Uno de los beneficios de la educación a distancia es servir a gente que está en lugares remotos y geográficamente dispersa, lo cual es positivo para comunidades rurales que con frecuencia son comunidades pobres. También sirve a personas pobres en cuanto a tiempo, lo que es incluso más importante. Así, resulta menos importante la cobertura geográfica que la cobertura a personas que no tienen tiempo para aprender en escenarios tradicionales que requieren una dedicación completa: darles oportunidad de aprender en sus propios tiempos, mientras trabajan, sin importar el tipo de labor que desarrollan, sabemos que es algo muy relevante. Mi expectativa es que habrá un desarrollo del aprendizaje a distancia en economías en desarrollo, con experiencias de aprendizaje específicamente desarrolladas para esos contextos. Una experiencia en una economía emergente puede resultar muy diferente que una en Estados Unidos, Gran Bretaña, Japón o Alemania, pero el factor común será la concepción de que es posible aprender en el tiempo que cada quien tiene, sin la necesidad de estar sentado en un aula con otros. La educación a distancia podrá liberar de esta forma de enseñanza muy tradicional, presente en muchas instancias de las economías en desarrollo: la idea de estar sentado en un salón de clase, con alguien leyendo de un libro de texto, para tomar notas, memorizar el contenido y después tener un examen al respecto. Será muy fácil cambiar este formato al adoptar el aprendizaje en línea. De esta forma creo que el aprendizaje en línea permitirá que la gente sea mucho más crítica e independiente, lo que puede contribuir en gran medida al desarrollo de esas economías.

Comentarios

Comentarios