Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia. Experiencias de inclusión y responsabilidad social

Proyectos y programas

Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia. Experiencias de inclusión y responsabilidad social

Public University High Schools Network on Distance Learning. Nonexclusive Education and Social Responsibility


Rosa Marcela Ochoa Reynoso

Coordinadora del Bachillerato del Sistema de Universidad Virtual
Universidad de Guadalajara (UdeG)


Araceli Torres Domínguez

Coordinadora del Bachillerato Virtual
Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS)

Resumen

Los programas educativos que se ofrecenen modalidades a distancia constituyen una opción de inclusión educativa, no sólo porque brinda la oportunidad de estudiar desde cualquier lugar en horarios diversos, sino también porque posibilita que muchos estudiantes que no han encontrado cabida en otros sistemas educativos los valoren como una alternativa viable y adecuada a sus circunstancias de vida. En este trabajo presentamos diversas experiencias institucionales de inclusión educativa y de responsabilidad social de los programas de educación media superior que conformamos la Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia del Espacio Común de Educación Superior a Distancia (ECOESAD), exponemos algunas acciones emprendidas así como los retos y desafíos para convertirnos en verdaderas universidades incluyentes.

Palabras clave: ; ; ; ; ;



Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Introducción

La Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia del Espacio Común de Educación Superior a Distancia (ECOESAD) tiene como misión constituir un espacio para investigar, innovar, colaborar y difundir el aprendizaje a distancia en el nivel medio superior en México, promoviendo la ética, cooperación, innovación, calidad y equidad, como valores centrales.

Nuestra Red surgió tras una primera reunión interinstitucional en el año 2006, en donde participaron representantes de cinco universidades públicas con programas de bachillerato en línea o en modalidad mixta, conformándonos posteriormente como Red, con el apoyo del Espacio Común de Educación Superior a Distancia (ECOESAD).

A la fecha somos diez instituciones educativas que trabajamos de manera conjunta para compartir, diagnosticar y analizar diversos temas en torno a la educación media superior a distancia en nuestro país, éstas se  mencionan a continuación:

  • Instituto Politécnico Nacional (IPN): Bachillerato Tecnológico Bivalente en modalidades no escolarizada y mixta.
  • Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH): Bachillerato en modalidad virtual (bachillerato general); modalidad no escolarizada opción virtual.
  • Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM): Bachillerato Universitario a Distancia, Modalidad no escolarizada.
  • Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro): Bachillerato virtual.
  • Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL): Bachillerato General en modalidad a Distancia (mixto y en línea).
  • Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS): Bachillerato en modalidad no escolarizada, opción virtual.
  • Universidad Autónoma de Yucatán (UADY): Bachillerato en Línea.
  • Universidad de Guadalajara (UdeG): Bachillerato General por Áreas Interdisciplinarias (BGAI), modalidad mixta y modalidad no escolarizada opción virtual.
  • Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM): Bachillerato a Distancia (B@UNAM), bachillerato general modalidad en línea.
  • Universidad Virtual del Estado de Guanajuato (UVEG): Bachillerato General; modalidad no escolarizada.

Como Red hemos logrado importantes resultados, entre los que destacan:

  • La realización, año con año, del Coloquio Nacional de Educación Media Superior a Distancia, con el propósito de abrir espacios de interlocución entre los principales “hacedores” de la educación a distancia en el nivel. En junio y julio de 2015 tuvo verificativo el 6º Coloquio Nacional de Educación Media Superior a Distancia en modalidad virtual y presencial, esta última realizada en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, donde se contó con la presencia del Dr. Rodolfo Tuirán Gutiérrez, subsecretario de Educación Media Superior de la SEP.

 

Figura 1. Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia (2015), 6º Coloquio Nacional de Educación Media Superior a Distancia.

Figura 1. Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia (2015), 6º Coloquio Nacional de Educación Media Superior a Distancia.

 

  • La creación y publicación semestral de la Revista Mexicana de Bachillerato a Distancia, órgano de difusión de la Red. A la fecha se han publicado, en formato digital e impreso 15 números, considerada la edición especial en la que se describen los bachilleratos fundadores de la Red.
  • La participación como comité técnico en la revisión de los criterios para evaluar programas en opción virtual de planteles que solicitan su ingreso al Sistema Nacional de Bachillerato (SNB), por invitación del Consejo para la Evaluación de la Educación del Tipo Medio Superior (Copeems).
  • Nuestro pronunciamiento como Red ante la obligatoriedad de la educación media superior, en 2012, en el cual instamos al reconocimiento de la modalidad a distancia como una alternativa efectiva para coadyuvar a la cobertura universal en el nivel.

 

red bachillerato a distancia 2

Figura 2. Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia (2012). Pronunciamiento ante la obligatoriedad de la educación media superior.

 

Los programas de educación media superior en modalidades a distancia, brindados por las universidades públicas que conforman la Red, han evidenciado ser una respuesta para diversos grupos poblacionales en el país, quienes por múltiples circunstancias no pueden asistir a un plantel educativo en la modalidad escolarizada, o bien requieren un programa académico de calidad, más flexible y acorde con sus condiciones de vida o de acceso a la educación formal.

Al referirnos a nuestros estudiantes y egresados, necesariamente hay que considerar su diversidad. Reconocerla nos permite concretar diagnósticos pertinentes y generar proyectos adecuados a sus situaciones y necesidades particulares. Nuestro compromiso con todos ellos es el mismo: brindarles una alternativa de calidad para cursar su bachillerato y que –quien lo decida– pueda continuar con sus estudios de nivel superior o aspirar a mejores condiciones laborales. En la Red se busca la calidad y el fortalecimiento de la Educación Media Superior a Distancia de manera inclusiva y con responsabilidad social.

Desarrollo

La educación a distancia es por naturaleza inclusiva, genera ambientes de respeto, empáticos para la diversidad, brinda la posibilidad de estudiar a todos aquellos individuos que no pueden cumplir con un horario fijo en las instituciones educativas, por su ubicación geográfica o por problemas económicos y de salud. En este sentido es prioridad de la Red el potenciar el acto de servicio para nuestra sociedad, mediante la promoción de la responsabilidad social. En concordancia con lo anterior, Domínguez y Rama (2012, p. 14) afirman que “el auténtico criterio para evaluar las universidades no es lo que nuestros estudiantes hagan, sino lo que acaben siendo y la responsabilidad social con la cual trabajen en favor de sus prójimos y del mundo”. Respecto a la inclusión, la UNESCO (2008, p. 1) señala que la educación inclusiva “implica equivalentes oportunidades de aprendizaje en diferentes tipos de escuelas independientemente de sus antecedentes sociales y culturales y de sus diferencias en las habilidades y capacidades”.

En nuestra Red las acciones principales emprendidas en cuanto a inclusión educativa y responsabilidad social se mencionan a continuación:

Inclusión educativa

Desde la operación de los primeros programas de educación media superior a distancia en el país, de manera intencionada e, incluso, fortuita se integraron estudiantes de poblaciones tradicionalmente excluidos para acceder a estudios universitarios, ya sea por su ubicación geográfica, vulnerabilidad social o rezago educativo (población rural e indígena, personas con discapacidad, adultos mayores, migrantes, mujeres, por señalar algunos), atendiendo la demanda específica de educación desde un enfoque contextualizado. Las acciones encaminadas a producir equidad en el acceso, la permanencia y el egreso de nuestros estudiantes son una de las contribuciones más importantes de los bachilleratos en nuestra Red. Además, el trabajo colaborativo y el conocimiento mutuo de nuestros programas y proyectos nos ha enriquecido al interior de nuestras instituciones, posicionando así las modalidades de aprendizaje mixta y virtual, como opciones educativas inclusivas y de calidad.

En la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo ha sido una preocupación central propiciar la equidad en los procesos educativos a través del impulso de distintas vías de formación que faciliten el acceso a los grupos sociales desfavorecidos. Tiene presencia en 20 estados de la República mexicana; 90% de sus alumnos trabajan y 5.3 % de sus estudiantes son amas de casa.

También jóvenes deportistas de alto rendimiento, músicos en formación o personas dedicadas al arte, quienes no pueden asistir a planteles educativos, ya sea por incompatibilidad de horarios o bien porque su estilo de vida les demanda trasladarse incluso fuera del país, también han encontrado en todos nuestros programas una respuesta viable y flexible para sus necesidades de educación formal, para concluir su bachillerato y, en muchos casos, continuar sus estudios de nivel superior.

Aula.edu.care, por ejemplo, es un Programa de educación a distancia entre el Centro de Alto Rendimiento del Instituto Estatal de Cultura Física y Deporte y la UANL, cuyo objetivo es ofertar el bachillerato general para los deportistas de alto rendimiento de la Preparatoria N° 16 de la UANL. Con este programa se logra la continuidad de estudio a dichos jóvenes, quienes por motivo de sus competencias y concentraciones deportivas se encuentran en otros estados del país, o incluso en el exterior.

Interesados en abonar a la educación de mexicanos en el extranjero, el Bachillerato a Distancia B@UNAM y el Bachillerato de UDGVirtual, son ofertados en otros países, particularmente en Estados Unidos, a nuestros connacionales que estén interesados en obtener su certificado de bachillerato, desde el lugar en donde radican. El Bachillerato a Distancia B@UNAM inició en 2007, mediante el trabajo directo con las escuelas de Extensión de la UNAM en Estados Unidos de América y Canadá, para que con el apoyo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) amplíe así su cobertura en treinta y cinco países de los cinco continentes.  De esta manera, se brinda la oportunidad a esta población de realizar sus estudios de nivel medio superior en su idioma para que continúen aprendiendo y aquellos que lo decidan ingresen a educación superior para poseer instrumentos destinados a acceder a una mejor calidad de vida. Por su parte, la Universidad de Guadalajara, a través del programa CASA Universitaria del Sistema de Universidad Virtual, facilita el acceso a la educación a los hispanos que se interesen por cursar programas de educación media superior y de pregrado, a través de convenios de colaboración académica, científica y cultural con organizaciones civiles y el respaldo del Consulado General de México en Los Ángeles,  CA.

 

BDUNAM

Figura 3. B@UNAM en el extranjero.

Desde 2007 algunos de nuestros bachilleratos han posibilitado el acceso a estudiantes con diferentes tipos de discapacidad. A partir de 2010 el Bachillerato de UDGVirtual inició un proyecto de colaboración con el Centro de Rehabilitación Integral Teletón de Occidente (CRIT), por medio de la incorporación de pacientes con discapacidad motriz, auditiva y problemas de lenguaje, que no habían podido acceder a la educación preparatoria. Hasta mediados de 2015 egresaron siete generaciones de estudiantes CRIT. De igual forma, en la Universidad de Guadalajara, pero en la modalidad mixta, en mayo de 2013 egresó la primera generación de estudiantes silentes y recientemente se integraron jóvenes invidentes para cursar el bachillerato en una escuela preparatoria de la UdeG.

 

UDGVirtual

Figura 4. Primera Generación de Egresados Bachillerato a distancia UDGVirtual (2009-A).

En la Universidad Autónoma del Estado de México, durante el transcurso de sus 14 generaciones, han sido atendidas personas con capacidades diferentes, madres solteras, adolescentes embarazadas, personas con problemas visuales y adultos mayores.

El Bachillerato Virtual de la Universidad Autónoma de Sinaloa atiende a alumnos con necesidades educativas especiales en el Centro de Atención Estudiantil (CAE) y en el Programa de Atención a la Diversidad (ADIUAS). Del total de sus estudiantes, 84.3% pertenece a algún grupo vulnerable (debido a las múltiples ocupaciones y responsabilidades), mientras 15.7% son alumnos que se dedican exclusivamente a estudiar el bachillerato, es decir, son dependientes de sus padres de familia.

En el Bachillerato en línea de la Universidad Autónoma de Yucatán se trabaja igualmente con estudiantes con discapacidades visual y auditiva, lo cual responde a los desafíos de equidad y cobertura en el estado.

 

uady

Figura 5. Bachillerato UADY.

En la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y sus diversas escuelas preparatorias se crearon programas con la finalidad de ampliar la cobertura educativa y atender el rezago educativo en el nivel medio superior en el estado de Nuevo León y en otros sectores del país. Uno de ellos es la Preparatoria a Distancia para estudiantes débiles visuales: con el compromiso de inclusión educativa, estudiantes con debilidad visual pueden continuar con sus estudios de bachillerato en el programa de educación a distancia de la Preparatoria N° 3 de la UANL. Otro de los esfuerzos de la Universidad Autónoma de Nuevo León fue la creación del Centro CIRI (Centro de Innovación y de Recursos para la Inclusión), inaugurado el 12 de octubre de 2016, que atiende a más de mil 400 estudiantes que son personas con discapacidad, por lo que es el único de su tipo en México. Este centro nace como resultado de la visión y emprendimiento de alumnos con discapacidad y los esfuerzos entre distintas dependencias universitarias.

Comprometidos con atender la diversidad cultural de nuestros estudiantes y con el propósito de abonar a la equidad geográfica, se han consolidado proyectos de trabajo en zonas rurales, donde el acceso a planteles educativos suele ser limitado. Tal es el caso de los Centros de Acceso Educativo UVEG, así como los más de trescientos telebachilleratos comunitarios en el estado de Guanajuato, que es un servicio estatal ofrecido a estudiantes de zonas rurales de la entidad por la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato.

 

uveg

Figura 6. Centros de Acceso Educativo UVEG.

Otro de los proyectos que acercan la educación formal a comunidades rurales o indígenas en diversos rincones del país es el programa casa Universitaria de la Universidad de Guadalajara, que a través del Sistema de Universidad Virtual (SUV) ofrece los programas educativos de dicha institución educativa, al igual que cursos de formación continua, servicios de cómputo, biblioteca y actividades comunitarias a los sectores más vulnerables de la sociedad, a través de la colaboración entre el municipio y la universidad. Un ejemplo de ello es la CASA Ocota de la Sierra, a la que asisten más de 40 estudiantes indígenas de la comunidad wixárika, quienes se encuentran estudiando actualmente el Bachillerato virtual.

 

casa

Figura 7. Estudiantes de Bachillerato CASA Universitaria Ocota de la Sierra UdeGVirtual.

Podemos señalar también los Centros Comunitarios Aula.edu: Programa del Gobierno del Estado de Nuevo León y la UANL que atiende el rezago educativo de jóvenes y adultos en zonas vulnerables, que ofrece una alternativa real a jóvenes y adultos, motivados a continuar con este nivel de estudios. Actualmente se cuenta con doce escuelas preparatorias que atienden a quince Centros Comunitarios en trece municipios de Nuevo León, donde se ha atendido a la fecha a 4,919 personas, que han contado con apoyo de becas para realizar sus estudios de nivel medio superior.

El Instituto Politécnico Nacional (IPN), por su parte, se vincula hacia el exterior con ciertas organizaciones públicas o privadas a través de los 18 centros de educación continua ubicados en diferentes zonas del país, que sirven como enlace con esas regiones y con sus múltiples organizaciones.

 

ipn

Figura 8. Instituto Politécnico Nacional. CEC Oaxaca y Comunidades.

En tanto, el Sistema de Universidad Virtual de la Universidad Autónoma de Guerrero (SUVUAGro), de reciente creación, impulsa la operación de un modelo de gestión para la sustentabilidad a largo plazo de centros comunitarios de aprendizaje en el estado de Guerrero, como una estrategia para llevar el acceso de la educación a distancia a personas que habitan en zonas de alta marginación. Lo que permite a esta institución ofrecer programas educativos a distancia, como el bachillerato virtual y la capacitación comunitaria.

Para ello se han efectuado convenios con diversas instancias de los gobiernos estatal y federal y se consiguió financiamiento del Bureau of Educational And Cultural Affairs del gobierno de Estados Unidos, que permitirá llevar a cabo estrategias enfocadas a fortalecer algunos centros comunitarios para que funcionen como nodos de educación a distancia o como medida de inclusión social e integración comunitaria.

 

9 y 10

Figuras 9 y 10. Centro Comunitario de Aprendizaje en una comunidad de extrema marginación en el estado de Guerrero.

 

Responsabilidad social

Toda institución educativa responde a demandas y expectativas sociales, Manuel Moreno (2011) señala como responsabilidad central de las universidades, particularmente las que ofrecen educación a distancia, el cumplimiento con la misión para la cual fueron creadas, mediante brindar servicios educativos más allá de las aulas y en cualquier momento y espacio de vida, para constituirse como vanguardia en el avance científico a favor de toda la gente, lo cual se traduce en calidad y pertinencia de sus servicios educativos, así como en una alternativa de equidad que contrarreste la marginación en sus diferentes formas.

En la Red todos nuestros bachilleratos han establecido convenios de colaboración con instituciones públicas y privadas para atender grupos diversos, con la finalidad de promover su desarrollo laboral y la incorporación de adultos a la vida universitaria, o bien para ofrecer, preparatoria a usuarios de programas de bienestar comunitario.

La Universidad Autónoma de Nuevo León ha establecido un convenio de colaboración con la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno del estado, equipando centros de estudio para los alumnos de bachillerato. Así mismo, la Secretaría de Desarrollo Social de Yucatán ha incorporado el bachillerato en línea de la UADY a sus programas de integración, capacitación y fomento de actividades laborales en municipios de esa entidad, con un amplio porcentaje de población adulta sin bachillerato y con incremento de delincuencia y desempleo en los últimos años.

El programa B@UNAM se ofrece en diversas entidades federativas como parte de los convenios suscriptos con el Fondo Nacional de Becas (FONABEC) y Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), a través del programa Juntos en línea, que promueven el bachillerato a distancia en poblaciones rurales y semiurbanas (Villatoro, Aznavwrian & Vadillo). Igualmente, el proyecto “Prepárate Rural”, iniciado en 2009, donde participaron, además de la UNAM, el Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE), la Universidad Digital del Estado de México (UDEM) y Fundación Televisa.

Por otra parte, B@UNAM, con el propósito de  acercar un modelo educativo de calidad a poblaciones en las que prevalece la condición de vulnerabilidad y exclusión, en 2012, en coordinación con la Secretaría de Educación de la Ciudad de México, iniciaron actividades en la Preparatoria José Guadalupe Posada, en el barrio de Tepito, donde se imparte el bachillerato con modelo híbrido a fin de brindar a sus residentes la oportunidad de estudiar, elevar el nivel académico de su población y con ello impactar en su calidad y oportunidades de vida (Sabath, García Palacios & González, 2016).

La Unidad Politécnica para la Educación Virtual se vinculó, por su parte, con el Sindicato de Trabajadores Harineros, Panificadores, de Alimentos, del Transporte y Comercio, Similares y Conexos de la República Mexicana para ofrecer el Bachillerato Tecnológico Bivalente a Distancia, tanto a los trabajadores como a sus familiares.

Caso similar es el de la Universidad Autónoma del Estado de México, la cual firmó en 2014 un convenio de colaboración con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y el Gobierno del Estado de México con el objetivo de impartir educación media superior y superior a empresas e instituciones, mediante el establecimiento de proyectos o estrategias de vinculación para la empleabilidad.

La Universidad de Guadalajara (UdeG) ofrece el programa de bachillerato en modalidad mixta al personal operativo de diversos sindicatos, particularmente del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), con quienes también se han desarrollado proyectos de capacitación en modalidad virtual para profesores de educación básica y de nivel medio superior. De igual manera, se ofrece el bachillerato, ya sea en modalidad mixta o en opción virtual, al personal de distintas empresas de nivel local, estatal y nacional. Lo anterior ha resultado en la obtención de becas para estos trabajadores por parte de la misma empresa, al igual que becas otorgadas por el Gobierno del estado.

La Universidad Virtual del Estado de Guanajuato estableció convenios con diversas empresas como P&G, GM, Danone, Siemens, UFESA, Pedro Poveda A.C., Instituto Centro Teresiano, Pirelli, Centro Social La Joya, que apoyan a sus trabajadores con becas o gestión de apoyos económicos.

El Programa Nacional de Preparatoria a Distancia busca ampliar la cobertura educativa del sector productivo en diferentes ubicaciones geográficas del país, mediante el cual se brindan estudios de bachillerato general a los empleados de las tiendas DelSol,  quienes llevan a cabo sus estudios a distancia en la Preparatoria N° 2 de la UANL.

Asimismo se han concretado proyectos encaminados a brindar educación formal para elementos de diferentes corporaciones policiacas, como es el caso del Bachillerato Técnico Policial de la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato; el Bachillerato General por Áreas Interdisciplinarias de la Universidad de Guadalajara (modalidad mixta y opción virtual); así como del Bachillerato Virtual de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

 

UASS

Figura 11. Bachillerato Especializado en Prevención y Seguridad Pública, UAS.

La Universidad Virtual del Estado de Guanajuato firmó convenio con la Dirección Académica de Seguridad Pública del municipio de Irapuato para brindar educación a sus policías en activo. Por su parte, la Universidad Autónoma de Sinaloa signó convenio con el municipio de Culiacán para impartir el Bachillerato Especializado en Prevención y Seguridad Pública, del cual egresó la primera generación en el año 2013. Actualmente tiene convenio con el municipio de San Ignacio para ofrecer el mismo programa educativo.

Como parte del Programa de Responsabilidad Social Universitaria, la UANL ha operado diversos programas como una alternativa de acceso a los estudios de Bachillerato en la modalidad a distancia, con la finalidad de ampliar la cobertura y atender el rezago educativo en diversas zonas del estado de Nuevo León y en otros ámbitos del país. Se destaca el compromiso de brindar educación media superior en modalidad a distancia a los propios trabajadores universitarios que así lo requieran, a través del Programa Aula STUANL del Sindicato de Trabajadores de la UANL, que inició en 2013 con el propósito de atender el rezago educativo de los trabajadores de la UANL que desean iniciar o concluir sus estudios de bachillerato en un modelo semipresencial. En el semestre agosto-diciembre de 2014 egresó la primera generación, con un total de 70 estudiantes graduados. Actualmente está en curso la tercera generación.

 

STUanL

Figura 12. Egresados del Sindicato de Trabajadores de  UANL.

De esta manera los programas de educación media superior a distancia que ofrecen las diez instituciones educativas que conforman nuestra Red responden al compromiso social de brindar educación inclusiva, no sólo al posibilitar el acceso a quien desea cursar su bachillerato, independientemente de su edad, sexo, lugar de residencia, condición médica o de discapacidad, sino también mediante la adecuación de los diversos medios y modos en que aprendemos.

 

udeg

Figura 13. Egresados del Bachillerato en modalidad mixta, Universidad de Guadalajara.

 

 

Ser inclusivos no supone solamente generar los espacios y facilitar los procesos para que estudiantes en diversas situaciones ingresen a nuestros bachilleratos, aunque en sí mismo constituye un avance que se ha hecho posible en virtud a la modalidad educativa en la que se ofrecen los programas de educación media superior en nuestras instituciones; para la UNESCO (2008, 2009), la inclusión educativa no sólo se orienta al acceso y permanencia, sino también a la participación y logros de todos los estudiantes, especialmente aquellos que se encuentran en situación de marginación o exclusión.

Brindar servicios educativos a personas que difícilmente podrían acceder a la universidad no basta, la responsabilidad institucional para la inclusión nos mueve por necesidad a la innovación como “regeneración educativa” (Moreno, 2011), para ofrecer no sólo nuevos escenarios, sino también distintos modos y medios para aprender proyectos abiertos y flexibles, que impliquen relaciones colaborativas entre los estudiantes, la universidad y la sociedad.

La gestión administrativa, académica y tecnológica, la práctica docente y acción tutorial e, incluso, la participación de los propios actores (estudiantes y comunidad) tienen un peso importante en el fortalecimiento de prácticas inclusivas y de calidad. Hay camino andado, la experiencia lograda en cada uno de nuestros bachilleratos, así como la riqueza que brinda el trabajo en redes hace posible seguir avanzando para ser verdaderas universidades incluyentes.

Conclusión

Sin duda nos enfrentamos a numerosos retos, tanto al interior de nuestras instituciones, como a una modalidad en creciente demanda que supone programas educativos de calidad y eficiencia. Aún existe un amplio sector de estudiantes rezagados o expulsados del sistema educativo. Por ello se requieren políticas que no reproduzcan las desigualdades existentes en la sociedad, sino que promuevan la atención y el respeto a la diversidad. Además, son indispensables procesos de gestión flexibles, equipamiento con tecnología adecuada y servicios de apoyo académico en nuestras instituciones, así como docentes y tutores capacitados para trabajar de manera respetuosa y creativa en un entorno diverso, con población tradicionalmente excluida del sistema educativo, quienes en programas a distancia han encontrado una opción que les facilita el acceso, la permanencia y el egreso universitario.

No obstante, tras casi diez años de experiencia como opción educativa en modalidades a distancia en nuestro país, la constante ha sido la diversidad. Esto implica que nuestros programas educativos no se dirigen de manera exclusiva ni prioritaria a la población en rezago, sino que son una opción de calidad para atender la demanda actual, particularmente de quienes requieren programas flexibles en el los que puedan hacerse responsables de sus procesos de formación, lo cual supone el diseño de estrategias de aprendizaje y recursos de apoyo creativos y flexibles, que puedan adecuarse a poblaciones diversas y que posibiliten la inclusión, la autogestión y el desarrollo de competencias en cada uno de nuestros estudiantes.

A partir del establecimiento de la obligatoriedad del bachillerato a nivel nacional, la oferta de bachillerato en modalidad a distancia se posiciona como una estrategia eficaz que permitiría cumplir con el mandato constitucional de brindar cobertura y ofrecer los estudios de nivel medio superior a quien así lo requiera, encontrando en esta modalidad una opción flexible, acorde con sus necesidades y condiciones de vida.

Como instituciones educativas, nuestra oferta no sólo posibilita el acceso, equidad, permanencia y egreso de quienes confían en nuestros programas educativos, sino que también impacta en el desarrollo individual y social de nuestros estudiantes y egresados, cualesquiera sean sus contextos o situaciones de vida. Como propuesta conjunta, los proyectos y acciones estratégicas realizadas en las diez instituciones de la Red posicionan a los programas educativos en modalidad mixta y opción virtual como una opción de calidad que genera procesos de educación inclusiva y que dan respuesta a demandas sociales, lo cual implica el reto irrenunciable de asumir el compromiso institucional de gestionar los procesos formativos de nuestros estudiantes para que, a su vez, redunde en procesos de mejora en el entorno inmediato y en la comunidad.

Referencias

Camacho Real, C. & Varela Navarro, G. (2011). Inclusión educativa virtual de estudiantes con discapacidad motora. Apertura. Revista de innovación educativa, (número especial). Recuperado de http://www.udgvirtual.udg.mx/apertura/index.php/apertura/article/view/223/238

Cavazos Salazar, R., Báez Patlán, L., et al. (2015). La educación superior pública a distancia en México. Universidad Autónoma de Nuevo León. En Pérez Alcalá, M. & Moreno Castañeda, M. (coords.), Modelos de educación superior a distancia en México (pp. 83-112). Guadalajara, México: Universidad de Guadalajara. Recuperado de http://biblioteca.udgvirtual.udg.mx/eureka/pudgvirtual/Modelos_de_educacion_web.pdf

Domínguez Granda, J. & Rama, C. (2012). La Responsabilidad Social Universitaria en la Educación a Distancia. Perú: Uladech Católica. Recuperado de http://virtualeduca.org/documentos/observatorio/oevalc_2012_(rsu).pdf

Instituto Politécnico Nacional (2013). Incremento de la Oferta Educativa. Ciudad de México, México: IPN.

Moreno, M. (2011). Responsabilidad social de las Universidades. Una visión desde la educación a distancia. Ponencia presentada en el XII Encuentro Internacional Virtual Educa. Ciudad de México, México.

Sabath, S., García Palacios, E. & González, R. (2016). Una experiencia de éxito: el Modelo de Bachillerato Híbrido (B@UNAM). Revista Mexicana de Bachillerato a Distancia, (15). Recuperado de http://bdistancia.ECOESAD.org.mx/?articulo=una-experiencia-de-exito-el-modelo-de-bachillerato-hibrido-bunam

UNESCO (2008). Inclusión educativa: el camino del futuro, un desafío para compartir. Comunicación presentada en la 48a Reunión de la Conferencia Internacional de Educación (CIE). Recuperado de http://www.ibe.UNESCO.org/fileadmin/user_upload/COPs/News_documents/2007/0710PanamaCity/Documento_Inclusion_Educativa.pdf

UNESCO (2009). Directrices sobre políticas de inclusión en la educación. París, Francia: UNESCO. Recuperado de http://unesdoc.UNESCO.org/images/0017/001778/177849s.pdf

Universidad Autónoma de Nuevo León (2014). Programa Aula STUANL del Sindicato de Trabajadores UANL. Monterrey, México: UANL.

Universidad Autónoma de Sinaloa (2011). Convenio de colaboración con el municipio de Culiacán para impartir el Bachillerato Especializado en Prevención y Seguridad Pública. Culiacán, México: UAS.

Universidad Autónoma de Yucatán (2013). Convenio de colaboración con la Secretaría de Desarrollo Social de Yucatán. Mérida, México: UADY.

Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (2014). Rediseño curricular del Bachillerato en Modalidad Virtual. Pachuca, México: UAEH.

Universidad Autónoma del Estado de México (2014). Convenio de colaboración con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y el Gobierno del Estado de México. Toluca, México: UAEM.

Universidad de Guadalajara (2010). Proyecto de colaboración con el Centro de Rehabilitación Integral Teletón de Occidente (CRIT). Guadalajara, México: UdeG.

Universidad Nacional Autónoma de México (2007). Proyecto “Extranjero”. Ciudad de México, México: UNAM.

Universidad Virtual del Estado de Guanajuato (2013). Convenios de colaboración para impartir el Bachillerato Técnico Policial. Irapuato, México: UVEG.

Villatoro, C., Aznavwrian, L. & Vadillo G. (2013). B@UNAM a través de sus números.  Revista Mexicana de Bachillerato a Distancia, (8). Recuperado de http://bdistancia.ECOESAD.org.mx/?articulo=bunam-a-traves-de-sus-numeros

Comentarios

Comentarios