Presentación de trabajos académicos: del .doc al .html

Reflexiones académicas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Presentación de trabajos académicos: del .doc al .html • Jackeline Bucio*

Resumen

Se abordan aquí reflexiones sobre la presentación de trabajos académicos para el área de Literatura, a la luz de la teoría conectivista del aprendizaje. Se propone que la entrega de trabajos en formato .html, frente al actual formato .doc, puede reportar beneficios en aspectos como originalidad, utilidad y permanencia del aprendizaje. Mediante esta forma de trabajo es posible generar aprendizaje significativo y permanente, además de lograr una participación activa de los estudiantes en la mejora del contenido disponible en la Web. Al adoptar este enfoque, la noción de trabajo académico cerrado-local, se transforma en abierto-público y esto presenta las ventajas que se analizan en este texto.

Palabras clave: conectivismo, literatura, trabajos académicos, Wikipedia.

Cada vez que en mi práctica docente me encuentro con trabajos académicos cuya información, de manera parcial o total,  ha sido tomada textualmente de Internet, y en los que no se presentan adecuadamente las referencias de las fuentes, me pregunto si los trabajos escolares que solicitamos son la única forma que tenemos de evaluar el aprendizaje. Sabemos perfectamente de la existencia en la Red de múltiples repositorios de trabajos monográficos y ensayos sobre casi cualquier tema, y conocemos también diversas acciones para identificar la fuente original: desde probar con una muestra significativa en cualquier buscador, hasta el uso de servicios especializados como los que ofrecen  Turnitin o CopioNIC,  pero esto me hace pensar si no estaremos dejando de lado la posibilidad de explorar otros formatos además del tradicional documento escrito en un procesador de texto (que generalizo aquí como .doc) en el que actualmente solicitamos comentarios, ensayos y demás géneros académicos en el área de Literatura en el Bachillerato a Distancia. ¿No habremos entrado en una etapa donde se requiere proponer nuevos formatos de trabajos académicos tomando en cuenta la gran cantidad de información que se encuentra disponible en Internet?

¿Para quién están escritos los trabajos académicos?

Tradicionalmente, un estudiante realiza sus trabajos pensando en el asesor-maestro como su único lector. Sus trabajos serán leídos sólo por el asesor y, tal vez, por algunos miembros del grupo,  si comparte su actividad mediante  foros o portafolios, pero en general se trata de un texto elaborado pensando en el asesor como  principal lector. Esto hace que el estudiante considere que debe escribir para un experto en la materia, lo cual provoca una inseguridad inicial comprensible que lo conduce a visitar Internet en la búsqueda de las interpretaciones “correctas” para integrarlas a sus trabajos y satisfacer al asesor. Por supuesto, esto da como resultado un tipo de trabajo bien conocido por todos: mezcla de algunas ideas del estudiante con párrafos enteros tomados textualmente de Internet y sin la cita correspondiente, omnipresente acto de “copiar y pegar” que preocupa al mundo educativo en estos momentos (Véase: Gabriel, 2010) ¿Cómo podríamos romper esta dinámica donde el estudiante toma material de Internet, lo procesa de manera insuficiente y lo presenta al asesor? ¿Podría el trabajo con nuevos formatos ayudarnos en este aspecto?

Una propuesta más abierta y pública

Un interesante ejemplo sobre otra forma de aproximación a la creación de trabajos académicos sobre Literatura, es el que propone el doctor Jon Beasley-Murray, de la University of British Columbia. En 2008, él planteó un curso que tuviera como objetivo mejorar artículos de Wikipedia sobre escritores latinoamericanos, y lograr el estatus de “artículo destacado”.

Para lograr esta mención, los artículos deben llenar los requisitos que pueden verse en la página: ¿Qué es un artículo destacado? Al revisar los criterios es sorprendente observar  cómo  se encuentran casi todos los géneros académicos que en general se trabajan  en cursos de Literatura. Y no es nada fácil llegar a obtener la estrella que caracteriza este rango. Según datos de la Wikipedia en español: “[e]n este momento contamos con 978 artículos destacados de un total de 823,101 artículos en Wikipedia. Esto significa que aproximadamente uno de cada 842 artículos está listado aquí (0.12 %).” (Wikipedia: Artículos destacados) En la Wikipedia en inglés la proporción es 1 de 1100 (Wikipedia: Featured articles) y el doctor Beasley-Murray logró que sus estudiantes posicionaran tres artículos como “destacados” y ocho lograron la mención de “buenos”. (Wikipedia: WikiProject Murder Madness and Mayhem) La evaluación del curso de Literatura se dio en torno al logro de este objetivo.

En las siguientes entradas podemos observar el antes (Wikipedia: File:ElSenorFrontpage.jpg) y después (Wikipedia: El Señor Presidente) de la intervención en la página de Wikipedia sobre la novela El Señor Presidente de Miguel Ángel Asturias. El trabajo resultante es de alta calidad en cuanto a investigación, presentación de referencias, claridad en la información y objetividad. Y hay muchos otros proyectos como éste que están surgiendo en diferentes universidades. (Wikipedia: School and university projects) ¿Qué es lo que podemos aprender de este ejemplo?

  1. El hecho de que el trabajo solicitado como producto de final de clases sea público y pueda ser visto por cualquier persona en cualquier parte del mundo es un cambio fundamental porque el asesor deja de ser el lector único del trabajo. El estudiante no está realizando un trabajo cuyo solo lector será el asesor, sino que está leyendo, investigando y escribiendo de manera abierta a todo público. Esto implica una responsabilidad hasta ahora poco explorada por nuestros estudiantes.

  2. El problema de la copia sin referencias adecuadas se convierte de pronto en algo que se sufre y no en algo que se hace. Se transforma en una preocupación real, presente y de consecuencias serias en caso de que el autor plagiado descubra su texto en Wikipedia sin la referencia apropiada.

  3. La conocida idea de que aprendemos mejor cuando tenemos que explicarlo a otros se hace patente. Además los estudiantes estarán pendientes, mucho después de que termine el curso, de esta página que ellos mismos editaron. ¡Es su creación! Y probablemente aprendan a usar algún gadget que les informe cada vez que se cite su texto, estarán atentos al tráfico y al page rank de la página y vigilarán que se reconozca su trabajo.

  4. Las habilidades en cómputo que el estudiante ejercita al trabajar por medio de un wiki permanecerán toda la vida con él: manejo de imágenes, trabajo con ligas, edición de texto e hipertexto; todo con propósitos de comunicación abierta al público en general y no únicamente para la elaboración de un texto .doc sólo para ser visto por el asesor y/o el grupo.

  5. Al sentir que es responsable de un espacio en línea al cual se dirigen otros en la búsqueda de datos, el estudiante cambia su percepción acerca de la importancia que tiene cada palabra escrita ahí. De pronto, se convierte en un prosumidor (Véase Islas Carmona, J. A., 2008) que aporta contenido a la Red y no sólo  consume información.

  6. Además, si en cada curso mejoramos o creamos nuevas entradas de Wikipedia, nuestra asignatura aportará  nuevos y mejores contenidos a la Red: una función social unida al aprendizaje.

¿Podría funcionar  esta forma de trabajo en un modelo como el del Bachillerato a distancia?

Me parece una solución excelente para mejorar la situación que hoy tenemos con la entrega de trabajos académicos poco originales, pero, si después de observar esta propuesta regresamos a nuestro curso de Literatura del Bachillerato a Distancia de la UNAM, tal como está el día de hoy, ¿cómo podríamos en este momento plantear, dejar registro y evaluar en plataforma un trabajo de esta naturaleza? Sería necesario trabajar en adaptaciones importantes que permitieran considerar una publicación Web como parte de la evaluación. Además, deberíamos ajustar los proyectos al tiempo de trabajo de un mes que es la duración de nuestras asignaturas. Y sin embargo, ¿no valdría la pena todo esto para ver, por ejemplo, los artículos de nuestros estudiantes calificados como “buenos” o “recomendados” por el equipo de Wikipedia,vistos los exigentes requisitos que deben cumplirse? Y qué decir del aumento en los niveles de autoestima que  generaría en un grupo de trabajo. Incluso si no se obtiene tal mención o si se trabaja en otros foros y espacios, el proceso de aprendizaje podría ser ya en sí un gran premio por la satisfacción de intervenir en materiales consultados por usuarios de todo el mundo.

La pregunta es entonces: ¿podrá en algún momento una página de Wikipedia ser también el trabajo final de nuestros cursos de Literatura? ¿Podríamos pasar de la entrega de trabajos en archivos .doc (formato cerrado y local) a la entrega de trabajos en .html (formato abierto y público)?

Otra opción

Una forma alterna al trabajo en Wikipedia podría ser fomentar la integración de los estudiantes con situaciones de lectura fuera del espacio escolar y estamos en un momento ideal para ello. Recientemente se conformó el Consejo de Fomento a la Lectura y el Libro  (Véase: Secretaría de Cultura del D. F., 2010)  en el Distrito Federal, e inmediatamente después de su presentación el Consejo convocó a todas las organizaciones interesadas en el fomento a la lectura, para organizar un censo y conocer quiénes se dedican a esta actividad en la Ciudad de México. El resultado fue un reconfortante y prometedor encuentro de editores, lectores, maestros y promotores de lectura dispuestos a conocerse, organizarse y formar redes de lectores.

A través del medio a distancia podríamos lograr involucrar a nuestros estudiantes de Literatura en estos proyectos y un ejemplo de esta interacción podría ser la participación activa y real en clubes de lectura virtuales que el alumno seleccione de acuerdo con su interés. Los estudiantes no escribirían textos sólo para el trabajo en clase, sino para compartirlos con estas comunidades de lectura en escenarios virtuales y  fuera del entorno escolar.  Establecer la logística de este trabajo no resulta tan sencillo, pues necesitaríamos replantearnos cuáles serían los formatos de entrega válidos. Sin duda deberíamos considerar correos electrónicos, participaciones en blogs, en foros, conversaciones por chat,intervencionesen Twitter, imágenes, audio, video y una larga lista de etcéteras. ¿Qué tan dispuestos estamos a tomar estos formatos como válidos para la evaluación? ¿Estamos preparados para comentarlos y valorarlos? Y, antes que todo, ¿los hemos usado?

Integrando medios, haciendo conexiones

El hecho de que el estudiante trabaje fuera de la plataforma causará con toda seguridad cierta incertidumbre y ansiedad tanto en el estudiante como en el asesor. En este aspecto el asesor requiere práctica y conocimiento de primera mano sobre esta forma de aprendizaje. Por supuesto, la influencia del conectivismo puede verse en cada uno de los elementos que he comentado aquí. En esta exposición subyace la idea de que el  conocimiento se genera a partir de las conexiones que formamos, ya sea con personas, fuentes de información o bases de datos reales y no simuladas en contextos educativos. Podemos observar algunos de los principales postulados de esta corriente de pensamiento en el video: Conectivismo. (Drexler, W. y Drexler, A., 2009). Se intenta transitar de comunidades de aprendizaje a comunidades de práctica, con pares que nos atraigan de manera natural, y no en comunidades asignadas de manera obligatoria en los grupos del curso. Los resultados reales de nuestro trabajo con estas comunidades de práctica (instituciones dedicadas al fomento a la lectura en la Ciudad de México)  serían la base fundamental de la evaluación. El conectivismo postula que cuando un individuo se siente parte de una comunidad y sabe que puede modificarla y aportar, muy probablemente logrará un aprendizaje para toda la vida. (Véase: Siemens G,  2004.)

Esta forma de trabajo no es fácil de implementar, y además,  antes, mucho antes de pensar siquiera en ponerla en práctica, la propuesta va dirigida a nosotros como asesores: ¿tenemos la habilidad y disposición para integrarnos a esta forma de aprendizaje? Transcurrirá un periodo considerable antes de que nuestros cursos se adapten para tomar en cuenta nuevos formatos más allá del .doc, pero si los resultados son como los que se plantean, por ejemplo, en El proyecto Facebook y la posuniversidad, (Piscitelli, A., 2010) valdrá la pena seguir trabajando para llegar ahí.

Entornos Personales de Aprendizaje para alumnos y maestros

Lo más importante, por el momento, sería convertirnos nosotros mismos en estudiantes de este tipo de aprendizaje abierto y público. Hay fenómenos literarios que actualmente pueden apreciarse mucho mejor a través de Internet. Por ejemplo, aún no existen muchos libros sobre el nuevo boom de la novela negra en Latinoamérica, simultáneo al auge de la novela negra nórdica, ni sobre la explosión de novelas escritas para celulares, en China y Japón. Por el momento esto se conoce y se comparte con mayor riqueza a través de la Red, y como usuaria puedo elegir mantenerme actualizada sobre un tema mediante lo que se conoce como PLE (Personal Learning Enviroment). (Véase: Cann, A., 2007).  Involucrarnos en la interacción real y conectivista con pares de todo el mundo por medio de nuestro propio Entorno Personal de Aprendizaje sería nuestra  mejor escuela para verificar las ventajas y opciones que podemos encontrar en esta forma de trabajo.

Esto es congruente con la política establecida por la Coordinación del B@UNAM en la formación de sus asesores, y que he escuchado muchas veces en mis cursos de certificación: “no podemos pedirle a los estudiantes nada que no hayamos hecho antes nosotros mismos”. En la medida en que los asesores manejemos con soltura nuevos formatos, podremos considerar con mayores elementos las ventajas de su uso en combinación con el trabajo en la plataforma de nuestro programa educativo a distancia.

Si decidimos intentar un salto a nuevos formatos de presentación de trabajos académicos, la propuesta sería que los asesores iniciáramos la experimentación para comentar y compartir Literatura a distancia a través de un Entorno Personal de Aprendizaje.  Y si al experimentar de primera mano esta herramienta observamos un aprendizaje significativo y duradero en nuestro propio conocimiento de novedades en el área, podremos estar en mejores condiciones de imaginar y proponer formatos más enriquecidos, abiertos y públicos que fomenten la originalidad y visión crítica de los estudiantes, además de promover la disposición de aportar y no solo consumir información en la Web, es decir pasar de la entregas locales y limitadas al asesor, o en el mejor de los casos al grupo, al trabajo académico más abierto, público, e integrado a una comunidad global de práctica y aprendizaje permanente.

Referencias

Cann, A., (2007). What the heck is a PLE and why would I want one? [Recuperado de: http://www.microbiologybytes.com/tutorials/ple/index.html]

Drexler, W., (dirección y guión) y Drexler, A., (arte) (2009). Connectivism (Video) [Recuperado de: http://www.youtube.com/watch?v=8LoLMBF2SCA]

Gabriel,T., (1 de agosto de 2010). Plagiarism lines blur for students in digital age, The New York Times. [Recuperado de: http://www.nytimes.com/2010/08/02/education/02cheat.html]

Islas Carmona, J. A., (2008). Prosumidor. El actor comunicativo de la sociedad de la ubicuidad, Revista Palabra Clave, 11(1), 29-39. [Recuperado de: http://redalyc.uaemex.mx/pdf/649/64911103.pdf]

Piscitelli, A. et al. (comps.) (2010). El proyecto Facebook y la posuniversidad, Barcelona, Madrid, Ariel-Colección Fundación Telefónica. [Recuperado de: http://www.proyectofacebook.com.ar]

Secretaría de Cultura del D. F. (29 de junio 2010), Instalan el Consejo de Fomento a la Lectura y el Libro, Página oficial de la  Secretaría de Cultura del DF. [Recuperado de: http://www.cultura.df.gob.mx/index.php/sala-de-prensa/boletines/3174-401-10]

Siemens G. (2004), Conectivismo: Una teoría de aprendizaje para la era digital. [Traducción al español de D. Leal Fonseca (2007)] [Recuperado de: http://es.scribd.com/doc/201419/Conectivismo-una-teoria-del-aprendizaje-para-la-era-digital]

Páginas de Wikipedia. La enciclopedia libre, consultadas y vigentes al 27 de agosto de 2011:

¿Qué es un artículo destacado?
http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Qu%C3%A9_es_un_art%C3%ADculo_destacado

Feature articles
http://en.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Featured_articles

WikiProject Murder Madness and Mayhem
http://en.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:MMM

Versión inicial de información en la entrada El señor presidente.
http://en.wikipedia.org/wiki/File:ElSenorFrontpage.jpg

El señor presidente
http://en.wikipedia.org/wiki/El_Se%C3%B1or_Presidente

School and university projects
http://en.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:School_and_university_projects

*Jackeline Bucio, Asesora de  Literatura B@UNAM/ Secretaría de Educación del Gobierno del Distrito Federal, jackeline.bucio@gmail.com