Preparatoria Abierta en Línea: la modernización de un servicio educativo fundamental

Proyectos y programas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Preparatoria Abierta en Línea: la modernización de un servicio educativo fundamental José Luis Plaza*

Resumen

Se presenta un recorrido desde la creación de la Preparatoria Abierta hasta su adaptación a la modalidad en línea. Se describen los elementos curriculares y operativos del programa y se exponen las ventajas que ofrece sobre la versión presencial.

Palabras clave: preparatoria abierta, preparatoria abierta en línea, bachillerato a distancia, cobertura, educacion a distancia

Antecedentes

En febrero de 2012 se anunció la apertura de la Preparatoria Abierta en Línea como parte de los servicios educativos que ofrece la Dirección General del Bachillerato (DGB), unidad administrativa de la Secretaría de Educación Pública (SEP). Desde entonces el portal para este servicio está en operación en www.prepaenlinea.sep.gob.mx. Un gran número de personas manifestó su interés en realizar sus estudios, al mismo tiempo que se recibieron algunas consultas de autoridades del sector educativo y de especialistas en el tema respecto de las características que distinguen a este nuevo servicio y el lugar que ocupa dentro de la nutrida oferta de educación que hace uso de los recursos digitales. Es importante aclarar la relación que tendrá la Preparatoria Abierta en Línea con los llamados servicios de educación “a distancia” o “virtuales.” Como punto de partida debe señalarse que la Preparatoria Abierta en Línea es una derivación de la Preparatoria Abierta “tradicional”, con la que comparte elementos sustantivos. Es necesario conocer un poco la historia y los elementos de ésta para entender en qué consiste y cuáles son las ventajas de incorporarla a los recursos digitales.

La Preparatoria Abierta fue creada en 1979 y ha prestado servicio a más de dos millones de usuarios en todo el territorio nacional. Actualmente tiene inscritos y con alguna actividad académica a cerca de 475 000 usuarios. Si bien durante sus primeros años de operación llegó a considerarse que la Preparatoria Abierta correspondía a la educación para adultos, con el tiempo llegó a entenderse como una opción para personas de cualquier edad, con certificado de estudios de secundaria que no desean o no tienen la posibilidad de asistir a un plantel por circunstancias como una actividad laboral o alguna condición de discapacidad. También es una opción para quien no puede ajustarse a los calendarios escolares, es decir, a las fechas más o menos rígidas para el ingreso y el egreso o a los períodos de exámenes. Asimismo, la Preparatoria Abierta es una de las opciones más importantes para que las personas con estudios de bachillerato inconclusos puedan terminarlos y obtener el certificado correspondiente.

La Preparatoria Abierta desempeña un papel fundamental en el sistema educativo y goza de un amplio reconocimiento entre la población: es, con mucho, el principal servicio en el país para atender a las personas que no pueden acudir o no pueden ajustarse a la dinámica de un plantel, así como a las personas que dejaron de estudiar y que desean continuar o concluir sus estudios. En una perspectiva más amplia, la importancia de la Preparatoria Abierta va más allá de sus facilidades operativas puesto que es una pieza fundamental para que el Estado cumpla con la obligación de ofrecer educación a todos los ciudadanos, aun cuando hayan rebasado la edad típica en la que se estudia el bachillerato y cuando hayan dejado de cumplir alguno de los preceptos reglamentarios establecidos en los planteles de la modalidad escolarizada. Entre las principales características que convierten a la Preparatoria Abierta en un servicio único en el país se encuentran:

  • Flexibilidad: el estudiante tiene un calendario libre, puede inscribirse cualquier día hábil y acreditar sus estudios en el periodo que requiera. La trayectoria curricular es igualmente libre: el alumno puede estudiar y acreditar las asignaturas en el orden que le sea más conveniente.1 La evaluación se realiza cada catorce días en el transcurso del año y el estudiante dispone de tantas oportunidades de ser evaluado como requiera hasta acreditar la asignatura. A diferencia de la modalidad escolarizada, no hay un número determinado de intentos que, una vez agotados, determinen la baja del estudiante.
  • Estudio independiente: los usuarios realizan sus actividades de aprendizaje de manera independiente, no están sujetos a las actividades ni a los ritmos establecidos por un docente. Las actividades de aprendizaje se basan en materiales didácticos diseñados expresamente para este servicio. Esto permite que cada usuario estudie en los momentos y lugares que más le convengan. Por otra parte, muchos estudiantes prefieren o requieren tener algún tipo de acompañamiento, por lo que acuden a servicios de asesoría que se ofrecen por la propia Preparatoria Abierta y por una red de centros particulares.
  • Cobertura nacional: el servicio cuenta con más de 1 000 sedes de aplicación distribuidas en todas las entidades federativas, inclusive en otros países con el apoyo de las representaciones diplomáticas. Los estudiantes tienen una sede al alcance prácticamente en cualquier localidad del país. Este alto grado de cobertura se basa en la descentralización de la Preparatoria Abierta: en las entidades federativas el servicio es operado por la autoridad local y en el Distrito Federal por la sep a través de la dgb. La operación nacional está organizada para la aplicación simultánea de exámenes en todo el país, conforme al calendario catorcenal previamente publicado, con instrumentos de evaluación equivalentes en todas las sedes. Los registros académicos están estandarizados y un estudiante puede trasladar su residencia a otra entidad federativa con sólo actualizar su lugar de registro. Esto permite hablar de un servicio coordinado a nivel nacional, que contribuye a brindar un marco estable y eficaz para la acreditación de los estudios y que permite una gran movilidad de los usuarios.

Estas características denotan la importancia de la Preparatoria Abierta en el Sistema Educativo Nacional, pues su flexibilidad curricular y operativa ha permitido atender a grupos de población a los que es difícil llevar el servicio con modelos que incluyen elementos, aunque sea unos cuantos, de la modalidad escolarizada, por ejemplo, a las personas que no emprendieron o no concluyeron sus estudios de bachillerato en el rango de edad generalmente reconocido —entre 15 y 18 años—, los grupos de población vulnerable o que requieren condiciones especiales, las personas que deben estudiar en sus centros de trabajo —fábricas y oficinas de las dependencias—, las que se encuentran en centros de readaptación social, las que se desempeñan en los cuerpos policiales y en las fuerzas armadas, las que deben cambiar de residencia de manera continua. La Preparatoria Abierta también ha sido, de manera creciente, una alternativa para dar atención a los habitantes de localidades pequeñas y aisladas, cuyo número reducido de estudiantes hace poco factible que se instale un plantel. La Preparatoria Abierta también es un instrumento del que disponen las autoridades educativas para atender la demanda generada a partir de la reforma constitucional que establece la obligatoriedad de la educación media superior y que, entre otros efectos, empieza a traducirse en el requerimiento del certificado de bachillerato para la obtención de un empleo.

La necesidad de modernizar la Preparatoria Abierta

Si bien la Preparatoria Abierta ha gozado de un alto reconocimiento social, además de ser una pieza de gran relevancia en el Sistema Educativo Nacional, el servicio ha sido objeto de un proceso de modernización, tanto en sus elementos curriculares como operativos. Entre las razones que motivaron el cambio, destacan dos: el salto cualitativo en los enfoques de la educación en el nivel bachillerato y los nuevos recursos tecnológicos disponibles para la educación. El nuevo enfoque no se refiere sólo a la incorporación continua de los nuevos conocimientos, sino a la educación para la vida con base en el desarrollo de competencias. Ese salto está ocurriendo con el impulso de la sep, con la participación de las autoridades educativas estatales y de la mayoría de las universidades públicas que imparten el bachillerato. Incluye a los planteles particulares incorporados que operan con los planes de estudio de estas dependencias y universidades. Este viraje en la educación se debe a la Reforma Integral de la Educación Media Superior (RIEMS), establecida en el ámbito federal desde diciembre de 2008, por medio el Acuerdo secretarial 442. Como parte de esta Reforma se ha impulsado la adopción del marco curricular común (MCC) para el desarrollo de las competencias, sin que eso signifique eliminar o reducir la libertad de cada institución educativa para determinar sus planes de estudio. El Acuerdo secretarial 442 tuvo un efecto evidente en la Preparatoria Abierta, que operaba con el plan de estudios de 33 asignaturas con el que fue creada. Para alinear la Preparatoria Abierta a la riems se elaboró un nuevo plan de estudios, específico para la modalidad no escolarizada y enfocado en el desarrollo de competencias, que se usa en la Preparatoria Abierta en Línea, cuya estructura curricular consta de 25 módulos  que integran saberes, actitudes y valores asociados a disciplinas y campos del conocimiento.

Los nuevos recursos tecnológicos disponibles, en particular las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), pueden aprovecharse cada vez más en los procesos de aprendizaje y de evaluación. La proliferación y la diversidad de servicios educativos que emplean los recursos digitales dan testimonio de las múltiples maneras en las que éstos pueden aplicarse, pero también muestran la existencia de una población que ha alcanzado un tamaño significativo y que se inclina por el uso de estos recursos para estudiar. La disposición de estos recursos tecnológicos no sólo creó la oportunidad de incluirlos en la Preparatoria Abierta, sino que abrió la posibilidad de realizar cambios en su forma de operar, los cuales se materializrán con relativa rapidez en el transcurso de los próximos años.

La Preparatoria Abierta en Línea

Principales elementos curriculares

La Preparatoria Abierta en Línea, como parte de la Preparatoria Abierta “tradicional”, se inscribe dentro del bachillerato general por lo que cuenta con los elementos curriculares comunes a este tipo de bachillerato:2

  • Objetivos generales: a) Proveer al educando de una cultura general que le permita interactuar con su entorno de manera activa, propositiva y crítica —componente de formación básica—. b) Prepararlo para su ingreso y permanencia en la educación superior —componente de formación propedéutica—. c) Promover su contacto con algún campo productivo real que le permita, si ese es su interés, incorporarse al ámbito laboral —componente de formación para el trabajo—.
  • Perfil de egreso: corresponde a las competencias genéricas establecidas por la riems. Se refieren al desempeño que debe tener el bachiller en cuanto a: 1) se autodetermina y cuida de sí; 2) se expresa y comunica; 3) piensa crítica y reflexivamente; 4) aprende de forma autónoma; 5) trabaja en forma colaborativa, y 6) participa con responsabilidad en la sociedad. Cada una de estas competencias se define por atributos diversos que les dan concreción en el proceso educativo (sep, 2008a) y son completadas por las competencias disciplinares básicas —comunes a todas las modalidades y subsistemas—, por las competencias disciplinares extendidas —de carácter propedéutico— y por las competencias profesionales —para el trabajo.
  • Organización de los saberes: también de conformidad con la riems, los saberes se organizan en los campos disciplinares de matemáticas, ciencias experimentales, humanidades y ciencias sociales, y comunicación.

Diagrama 1. Mapa curricular de la Preparatoria Abierta en Línea
Diagrama 1
Fuente: SEP-DGB, en línea: http://prepaenlinea.sep.gob.mx/modeloeducativo/plandeestudios.html.

  • Organización de los contenidos fundamentales: según la teoría curricular por módulos, es decir, valora la integración de los saberes y dota a la propuesta educativa de la flexibilidad que requiere, al mismo tiempo que permite cumplir los preceptos de la riems, sobre todo en lo que se refiere a lograr el perfil de egreso definido por el marco curricular común.
  • Mapa curricular: el diagrama 1 muestra los módulos que integran la estructura curricular de la Preparatoria Abierta en Línea.
  • Secuencia curricular: las unidades curriculares de aprendizaje o módulos se estudian y se acreditan con una trayectoria libre, según la decisión del usuario y sin un calendario fijo.

Principales aspectos operativos

En este aspecto la Preparatoria Abierta en Línea guarda mayores diferencias respecto del modo “tradicional”. Las diferencias se expresan en sus fases:

  • Inscripción: se realiza en cualquier día hábil, en las mismas oficinas y casi con los mismos requisitos para la Preparatoria Abierta “tradicional”. Se requiere un registro adicional para hacer uso de la plataforma de aprendizaje, para la que existe una norma específica.
  • Estudio: las actividades de aprendizaje se realizan con el apoyo de una plataforma en internet, en la que se publican los materiales didácticos y que está enriquecida con otros recursos, como videos, ejercicios adicionales y vínculos a otras fuentes de información. El usuario puede estudiar en los libros impresos, pero se considera que la plataforma será el medio principal para realizar las actividades de aprendizaje. El estudio es independiente y el usuario selecciona el orden de los módulos. En cada uno se incluyen ejercicios de evaluación sumativa que permiten al estudiante conocer si está en condiciones de solicitar la evaluación con fines de acreditación.
  • Asesoría académica en línea: servicio creado con la modalidad en Línea. Se presta de manera asincrónica como complemento a través de la plataforma de aprendizaje: hay foros de discusión para cada módulo y recursos para favorecer el intercambio entre usuarios y con los asesores, como chat, wikis y correo electrónico. La asesoría presencial que ha formado parte de la Preparatoria Abierta “tradicional” seguirá disponible para los usuarios de la modalidad en línea, a través de los centros de atención operados por la dgb en el Distrito Federal y de los que operan en la mayoría de las entidades federativas a cargo de las autoridades locales. En cuanto a la plataforma de aprendizaje que sirve para apoyar el estudio independiente y proporcionar asesoría académica, su operación es centralizada: el desarrollo, el mantenimiento y la prestación del servicio a los estudiantes —una vez que paguen el derecho federal— es responsabilidad de la DGB.
  • Evaluación: la Preparatoria Abierta en Línea ofrece un cambio relevante, con grandes repercusiones en la organización del servicio en el territorio nacional y con la posibilidad de mejorar su calidad hasta niveles que hace poco se consideraron inaccesibles por la complejidad de la logística con la que se operaba. Las evaluaciones se realizan con el auxilio de computadoras en salas de condiciones controladas para asegurar que la evaluación se realice correctamente, en la fecha y la hora programadas. Para la elaboración de exámenes se utilizan bancos de reactivos homologados con los de la Preparatoria Abierta “tradicional”, lo que permite que se hable del mismo servicio y que eventualmente el estudiante elija el medio, impreso o informático.3 La evaluación es un proceso descentralizado, puesto que requiere salas situadas en lugares estratégicos y que se operan in situ, por lo que deben estar a cargo de las autoridades locales en las entidades federativas.
  • Acreditación: se hace a través del sistema informático, por lo que los módulos aprobados se registran durante las 24 horas posteriores a la realización del examen.

Las ventajas de la Preparatoria Abierta en Línea

La Preparatoria Abierta en Línea hace posible una mejora significativa en la calidad del servicio porque: a) aumenta los recursos disponibles para las actividades de aprendizaje: los usuarios pueden recurrir tanto la plataforma de aprendizaje como a los libros de la Preparatoria Abierta; b) la asesoría académica está disponible en cualquier lugar de la República y en el extranjero, sólo se requiere acceso a internet, y los estudiantes cuentan con la asesoría presencial en los centros de atención; c) la dinámica de la evaluación cambia a favor de los estudiantes: pueden presentar  exámenes diario, en la fecha que requieran. Desde el punto de vista del usuario, la Preparatoria Abierta en Línea ofrece la posibilidad de presentar la evaluación del módulo elegido en la fecha y en el horario más conveniente. Las únicas restricciones son el pago correspondiente y la disponibilidad de la sala de evaluación.4

En comparación con el calendario de aplicaciones catorcenales de la Preparatoria Abierta “tradicional”, la flexibilidad para la aplicación de evaluaciones en medios digitales tendrá un enorme impacto, pues el tiempo de espera entre la solicitud de una evaluación hasta su realización disminuirá de un promedio de 30 a tres o cuatro días, inclusive se podrá presentar más de un examen al día y el usuario podrá conocer su calificación al término de la evaluación. Para los operadores del servicio, tanto en el Distrito Federal como en las entidades federativas, el impacto también será grande: se verán liberados del largo proceso de solicitud, elaboración, impresión, distribución, aplicación y calificación de cientos de miles de exámenes, como se hace de manera rigurosa cada 14 días, lo que consume grandes cantidades de recursos e impone rigidez al servicio. Se prevé que las tareas operativas se aligeren considerablemente y que las de carácter académico tomen preminencia.

Aspectos a considerar sobre el desarrollo de la Preparatoria Abierta en Línea

La ampliación de la cobertura

La Preparatoria Abierta en Línea es un servicio en operación, lo que significa que sus elementos curriculares y tecnológicos se están poniendo a disposición de los usuarios del Distrito Federal. Conviene subrayar algunos aspectos para obtener una idea más clara de la ruta de desarrollo que este servicio puede tener en el corto plazo. De entrada, puede afirmarse que existe la intención de que el servicio se expanda en todo el territorio nacional, pero es forzoso considerar que se trata de un servicio federalizado, cuya operación está a cargo de los gobiernos de los estados, es decir, las autoridades locales deben materializar los cambios asociados al servicio en línea. El primer paso será que las entidades federativas se apropien del proceso de elaboración de exámenes —centralizado en la sep hasta la fecha—5 para que puedan realizar las evaluaciones en sus propias salas de condiciones controladas. También requieren instalar las salas de evaluación que consideren necesarias y organizar su servicio en términos de calendarios, horarios, capacidades, costos y mecanismos de cobro, pues históricamente la Preparatoria Abierta se ha financiado en buena medida con recursos propios.

Lo anterior implica que la prestación del servicio de la Preparatoria Abierta en Línea en los estados se concretará en la medida en que las autoridades educativas estatales decidan ofrecerlo a su población y firmen con la sep los convenios correspondientes para su operación. Por tanto, la ampliación de la cobertura de la Preparatoria Abierta en Línea es un tema que se resolverá en el marco de la relación entre la federación y los estados. Por otra parte, como es evidente, la expansión del servicio en línea también depende de que exista la conexión a internet y la disposición de los usuarios para utilizar los medios digitales. Estos factores delimitan a la población objetivo y es probable que motiven la prestación del servicio de manera combinada —elementos de la Preparatoria Abierta en Línea y de la “tradicional”— en una entidad federativa e inclusive en una misma localidad.

La convergencia entre la Preparatoria Abierta en Línea y la “tradicional”

Las mayores diferencias entre la Preparatoria Abierta en Línea y el servicio “tradicional” radican en sus elementos operativos, derivados principalmente de la incorporación de los recursos digitales. En términos operativos, la Preparatoria Abierta en Línea significa un cambio favorable por las facilidades que ofrece al usuario para estudiar, someterse a evaluación y acreditar los módulos del plan de estudios. Por otro lado, los recursos adicionales que ofrece la Preparatoria Abierta en Línea también están disponibles para los usuarios del servicio “tradicional”, en la medida en que el nuevo servicio se consolida y la capacidad para atender a un mayor número de estudiantes se amplía.

Puede preverse que en algunos meses casi todos los recursos de la Preparatoria Abierta en Línea estarán disponibles en las mismas condiciones para los estudiantes de la Preparatoria Abierta “tradicional” que deseen utilizarlos. En tal situación, las diferencias entre ambos servicios llegarán a ser prácticamente nominales, pues los estudiantes tendrán acceso a los medios de estudio, evaluación y acreditación que ofrecen ambos modelos operativos, según lo elijan en cada momento. No habrá razones prácticas para mantener separado el servicio en línea del servicio “tradicional”. Cuando esa convergencia ocurra, se tendrá un sólo servicio que permitirá a los estudiantes optar por el uso de los recursos digitales o los tradicionales, la asesoría presencial o en línea, o el estudio y la evaluación con medios impresos o digitales, según les convenga en cada ocasión.

Conclusiones

La Preparatoria Abierta en Línea es una variante operativa de la “tradicional”, que permite llevar a niveles inéditos la flexibilidad para estudiar de manera independiente y acreditar los módulos del nuevo plan de estudios, ahora está enfocado  en el desarrollo de competencias y orientado al perfil de egreso determinado por el marco curricular común. Las ventajas de la Preparatoria Abierta en Línea se basan en la incorporación de recursos digitales, pero también en una nueva organización del servicio, que debe lograrse principalmente en las entidades federativas. Por esta razón, la Preparatoria Abierta en Línea se extenderá conforme lo acuerden las autoridades educativas estatales con la sep, en el marco del federalismo.

Finalmente, al comparar la Preparatoria Abierta en Línea con los demás servicios llamados “a distancia” o “virtuales”, observamos que se mantienen esencialmente las mismas diferencias que con la Preparatoria Abierta “tradicional”: 1) la trayectoria curricular libre; 2) el calendario libre, y 3) la mediación docente prescindible. Estas divergencias determinan que la Preparatoria Abierta en Línea ocupe su propio sitio dentro de la oferta educativa del país con el modo “tradicional”, podemos decir que este servicio será una pieza importante para atender a los cientos de miles de ciudadanos que desean estudiar su bachillerato en la modalidad no escolarizada.

Podemos anticipar la imagen de una Preparatoria Abierta completamente modernizada, que ofrece a sus usuarios recursos múltiples para el aprendizaje y un grado de libertad elevado para que determinen los tiempos y la trayectoria para la evaluación de los módulos que integran el plan de estudios. Los usuarios tendrán el servicio más flexible y de mayor cobertura en el país para realizar sus estudios de bachillerato. Las ventajas de la incorporación de los recursos digitales en la Preparatoria Abierta, así como los cambios operativos que la acompañan, permitirán las adaptaciones del servicio para atender a una población más amplia, que difícilmente puede ser asistida en las modalidades escolarizada o mixta y cuya necesidad de educación debe ser satisfecha, entre otras razones, por el imperativo creado con la reciente reforma constitucional que hace obligatoria la educación media superior.

Referencias

Secretaría de Educación Pública (SEP). (2008a).Acuerdo número 444 por el que se establecen las competencias que constituyen el marco curricular común del Sistema Nacional de Bachillerato

————. (2008b). Acuerdo número 445 por el que se conceptualizan y definen para la Educación Media Superior las opciones educativas en las diferentes modalidades. En Diario Oficial de la Federación, 28 de octubre.

 * José Luis Plaza, Director General Adjunto de Bachillerato, Secretaría de Educación Pública. jjplaza@sep.gob.mx

_________________________
1
La Preparatoria Abierta corresponde a la opción educativa de “Certificación por evaluaciones parciales”, según la conceptualización realizada en el Acuerdo 445 (SEP, 2008b).

2 Véase enlace: http://www.prepaabiertadf.sep.gob.mx///plan_estudios/ples-vigente.php.

3 Se prevé que conforme avance la ejecución del nuevo plan de estudios, tanto en el servicio tradicional, como en el servicio en línea, se podrá dar esta opción a los estudiantes sin impedimentos académicos, la disposición de salas de evaluación será la única limitante.

4 La reprogramación dependerá de las normas con las cuales se rija el servicio por la sep en el Distrito Federal, como por la autoridad educativa local en las entidades.

5 Al momento de escribir este artículo, seis estados habían recibido los bancos de reactivos y estaban en el proceso de transferencia para la elaboración de sus propios exámenes, luego de haber firmado el convenio correspondiente.