Nuestros alumnos de la quinta generación

Experiencias de bachillerato a distancia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Nuestros alumnos de la quinta generación • Praxedis Cristina Hernández Uribe*

Resumen

Describir y analizar la trayectoria académica de los estudiantes resulta fundamental en cualquier nivel del sistema educativo para identificar la problemática que dificultó su avance y trabajar en el diseño de estrategias que permitan mejorar el rendimiento estudiantil. Este artículo describe y analiza algunos datos1 referidos a un grupo de alumnos del primer módulo de la quinta generación del Bachillerato a Distancia de la Secretaría de Educación del GDF.

Palabras clave: Actividades adicionales, reprobación, comportamiento, diferencias.

El grupo de alumnos del primer módulo de la quinta generación del Bachillerato a Distancia de la Secretaría de Educación del GDF inició las asignaturas (después de aprobar tres cursos propedéuticos) el  20 de octubre de 2008 y hoy día está cursando la  sexta y última del primer módulo. Se inscribieron 459 estudiantes y actualmente cuenta con 455 inscritos, pues cuatro se dieron de baja. Del total de estudiantes,  260 son mujeres (57.14 %) y 195 hombres (42.85 %).

Tabla 1.Total de alumnos de la quinta generación (mujeres y hombres).

Estudiantes

Número

Porcentaje

Mujeres

260

57.14

Hombres

195

42.85

Total

455

100

Es importante diferenciar el número de hombres y mujeres que conforman esta generación del bachillerato, ya que las actividades adicionales al estudio que realiza cada grupo, son muy distintas, y seguramente un análisis más exhaustivo del tiempo que dedican al estudio y del estilo de aprendizaje que tengan, nos permitirá entender en parte el comportamiento en cada uno de ellos.

Trayectoria académica

La Quinta Generación está por concluir el primer módulo, por lo que es un buen momento para hacer un alto en el camino y revisar los resultados que hemos obtenido, ya que analizar el avance de los alumnos que lograron adaptarse a este sistema de estudio nos permitiría identificar problemas para buscar soluciones.

Del total de estudiantes inscritos, 50 no han acreditado ningún curso, ya sea que reprobaron o que nunca ingresaron en ellos. Sin embargo, no debemos considerar a quienes están en éste como desertores ya que, por un lado, formalmente  “…podrá cursarse hasta en tres ocasiones cada una de las asignaturas del Plan de Estudios del bachillerato: una de manera ordinaria y dos en la modalidad de recursamiento”.2 Por otro lado, algunos de estos alumnos han expresado su interés en inscribirse nuevamente al primer módulo, después de haber solucionado la problemática laboral, familiar o personal, que les impidió acreditar sus asignaturas.

En la tabla 2 observamos que 152 estudiantes han aprobado los cinco cursos anteriores; 108 aprobaron cuatro; 60 aprobaron 3; 43 aprobaron 2, y  42 aprobó una asignatura. Cabe destacar que de los estudiantes que han aprobado todos los cursos anteriores, 95 son mujeres (62.5 %) y 57 son hombres (37.5 %). O sea que del total de mujeres de esta generación, 36.53 % aprobó los cinco cursos anteriores, mientras que del total de hombres inscritos, 29.23 % lo lograron.

Tabla 2.Número de asignaturas aprobadas por alumno.

Estudiantes

Número de asignaturas
aprobadas

152

5

108

4

60

3

43

2

42

1

50

0

Cabe mencionar que en términos generales nuestra población estudiantil no se dedica exclusivamente al estudio, ya que tienen una o dos actividades adicionales que incluso son prioritarias para ellos, pues trabajan y/o atienden a su familia. En el caso de las mujeres además de estudiar, algunas trabajan y/o atienden a sus familias, o sea que tienen doble o triple jornada. En el caso de los hombres, además de estudiar, la mayoría trabaja, es decir que tienen doble jornada. Por lo anterior, llama la atención que de acuerdo con los datos anotados en el párrafo anterior, el porcentaje de mujeres que han aprobado hasta ahora (36.53 %) sea mayor al de los hombres (29.23 %) que se encuentran en el mismo caso.

Asignaturas reprobadas

En la siguiente tabla se muestran los casos de reprobación por asignatura, encontrando que la asignatura con mayor índice de reprobación es la de Álgebra y principios de física con 204 casos; posteriormente, en orden descendente estarían: Física y  matemática, 170; Narración y exposición, 118; Ciencias de la vida y la Tierra I, 105; Poblamiento, migraciones y multiculturalismo 98 e Inglés (I y III), 88.

Tabla 3. Incidencia de reprobación por asignatura.

Asignatura

Incidencia de reprobación

Álgebra y principios de física

204

Física y matemática

170

Narración y exposición

118

Ciencias de la vida y la Tierra I

105

Poblamiento, migraciones y multiculturalismo

98

Inglés I

88

Estos datos incluyen los resultados obtenidos hasta la quinta asignatura del módulo, y habrá que recordar que algunos alumnos no han reprobado ninguna asignatura, pero otros han reprobado las cinco, por lo que el número de casos de reprobación no corresponde al número de alumnos de la generación.

En los datos anteriores podemos observar que las asignaturas que ocupan el primero y segundo lugar en incidencia de reprobación son las de contenidos matemáticos.

En la tabla 4 se muestra la incidencia de reprobación por asignatura de los alumnos que han reprobado una o dos asignaturas. Es interesante observar estos datos, pues los alumnos con cero, una o dos asignaturas son quienes han demostrado mayor compromiso con sus estudios, así como mayores posibilidades (académicamente hablando) de concluir su bachillerato. Y si bien se han presentado en este grupo quienes reprobaron por causas diferentes de las académicas (personales, económicas, de salud, etc.), la mayoría reprobó estas asignaturas a pesar de haber concluido sus actividades y presentado su examen.

Tabla 4. Incidencia de reprobación por asignatura de alumnos con 1 o 2 reprobadas.

Asignatura

Incidencia de reprobación de quienes adeudan una asignatura

Incidencia de reprobación de quienes adeudan dos asignaturas

Álgebra y principios de física

53

39

Física y matemática

21

35

Narración y exposición

13

13

Ciencias de la vida y la Tierra I

9

9

Poblamiento, migraciones y multiculturalismo

8

14

Inglés I

3

5

Si comparamos las dos tablas anteriores, observaremos que la incidencia de reprobación por asignatura es similar entre el total de casos de reprobación (tabla 3) y el de quienes reprobaron 1 o 2 (tabla 4).

Un análisis más detallado también nos mostraría que el índice de reprobación por asignatura no es constante, sino que varía de grupo a grupo y también entre asesor y asesor. Estos datos no se muestran en este documento pero es importante hacer el señalamiento y más adelante ampliar este trabajo con estos datos, pues nos permitiría identificar algunas de las causas de reprobación.3

Las cifras ¿para qué?

Aparentemente el análisis que nos permiten los datos anteriores es muy limitado, si no los contrastamos con los resultados que en esta misma etapa han obtenido las  generaciones anteriores, sin embargo, los datos en sí mismos nos muestran varios aspectos que son de gran utilidad para identificar problemas y buscar soluciones.

Algunos de esos aspectos son los siguientes:

  1. Ciertas características de quienes constituyen nuestra población estudiantil, para  acercarnos al conocimiento de nuestros estudiantes como individuos y no como elementos de una comunidad uniforme de estudiantes iguales, lo que nos permitirá definir estrategias específicas y no generales, orientadas a evitar el rezago y la deserción de nuestro Programa educativo.

  2. La diferencia en el comportamiento académico entre mujeres y hombres de esta generación, sobre todo si tomamos en cuenta la situación social de unos y otros, lo cual nos permitiría entender la forma en que organizan su tiempo de estudio, qué métodos utilizan, etc.

  3. La incidencia de reprobación por asignatura, lo cual nos permite definir estrategias enfocadas a apoyar a los alumnos que tienen posibilidades inmediatas de iniciar el segundo módulo (además de los alumnos regulares, dependiendo de las fechas en que se organicen los recursamientos,  posiblemente estarían en esta situación los alumnos con una o dos asignaturas reprobadas).

  4. Es importante completar estos registros con los resultados de la sexta asignatura, sobre todo para conocer con más detalle el impacto que tuvieron en ellos las medidas que se tomaron frente a los problemas nacionales de salud que enfrentamos con la epidemia de la influenza del 2009.

  5. Aunque sabemos que las causas de reprobación en cada una de las áreas del conocimiento son multifactoriales, cabe destacar que las dos asignaturas de matemáticas que se imparten en el primer módulo, son las que presentan los mayores índices de reprobación, situación similar a la de otros niveles educativos. Por lo que es importante que realicemos un análisis específico sobre las causas de reprobación en estas asignaturas.

  6. Es fundamental identificar y descartar los casos de quienes reprobaron por causas extra académicas y de quienes lo hicieron por motivos académicos para lograr profundizar en los problemas académicos que causan la reprobación en cada asignatura.

Propuestas

Considerando que está por terminar el primer módulo, es importante que identifiquemos la situación escolar de cada uno de los alumnos, sobre todo de quienes han tenido un bajo desempeño (que reprueben de 3 a 6 cursos), para conocer a quiénes de ellos se puede rescatar y estarían en condiciones de retomar sus estudios.

Respecto a los alumnos que reprobaron 1 o 2 asignaturas, precisamos identificar las causas por las que reprobaron, con la finalidad de conocer las áreas del conocimiento que necesitamos reforzar para que este grupo de alumnos se regularice e inicie el segundo módulo.

* Praxedis Cristina Hernández Uribe, Tutora en los cursos propedéuticos del Bachillerato a Distancia B@UNAM, hupcristina@yahoo.com.mx

____________________________________________
1
Los datos utilizados en este documento se tomaron de la “Base de Datos” elaborada por el Coordinador de la Quinta Generación, maestro Alejandro Egmont Choreño, en la que se integran los informes de los tres tutores de esta generación, en el mes de abril de 2009.

2 Lineamientos generales del Bachillerato a Distancia del Gobierno del Distrito Federal, Punto 14, Apartado Tercero, expedidos por el Comité Técnico del Bachillerato a Distancia del GDF el 8 de junio de 2008.

3 Estos datos también están contenidos en la “Base de Datos” de la quinta generación que se mencionó en la cita 1, pero se requeriría de mayor tiempo para organizarlos y analizarlos, lo cual se puede hacer como segunda etapa de esta investigación.