Mi experiencia como mediador en los foros, con el tema “Los valores”

Experiencias de bachillerato a distancia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Mi experiencia como mediador en los foros, con el tema “Los valores”

Profra. Aurora Hernández Macías*

Resumen

El objetivo del artículo es describir el uso de los foros como espacios, en los que los estudiantes del Bachillerato Tecnológico Bivalente a Distancia del Instituto Politécnico Nacional pueden participar y manifestar sus opiniones, de acuerdo con las preguntas detonadoras que propone el docente-asesor. El rol fundamental del asesor dentro de los foros es ser mediador,  con el objeto de establecer y orientar un diálogo didáctico-pedagógico. En este caso, se recurrió al foro como escenario para analizar la estrategia empleada por el asesor entre dos grupos de estudiantes, para hacer resaltar el respeto, la tolerancia y la pluralidad.

Palabras clave: Valores, diálogo didáctico, competencia, asesor, foro y unidad de aprendizaje.

 

Abstract

The purpose of this article is to describe the use of forums as spaces where students of Bachillerato Tecnológico Bivalente a Distancia of Instituto Politécnico Nacional can participate and share opinions. Tutors provide driving questions. The role of tutors inside the forums is to establish and guide a pedagogical dialogue. In the case presented, a forum was the scenario for the analysis of the strategy used by the academic tutor among two groups of learners in order to underscore respect, tolerance and plurality.

Key words: values, pedagogical dialogue, competency, tutor, forum, learning unit.

 

En el Bachillerato Tecnológico Bivalente a Distancia (BTBD), participé como asesor de la unidad de aprendizaje Filosofía I, en la que se incluyen temáticas de Ética. La unidad de aprendizaje se conformó por tres unidades y, al concluir éstas, se recurrió como parte del diseño didáctico al uso de los foros, formulando una pregunta detonadora con base en la temática de los valores. Los estudiantes participaron entonces manifestando sus diversas opiniones y posturas. Como los temas vistos en la unidad convergían en este punto, debía de asegurarme que el alumno lograra sustentar juicios morales sobre las acciones humanas, fundados en el respeto y la tolerancia a la diversidad social y cultural, lo que indicaría que estaban cumpliendo con la competencia.

Para esto, quiero referirme concretamente al foro 3 de la unidad de aprendizaje Filosofía I, en el que el tema de discusión fue Cómo perciben el mundo actual y la pregunta detonadora era: “¿Si tuvieras algún poder de decisión en tu comunidad,  qué tipo de valores promoverías y cómo lo harías?” Responder a esta pregunta era requisito para participar en los mencionados foros y cada estudiante debía de retroalimentar a tres compañeros. La razón que me lleva a compartir esta información nace de la diversidad de respuestas que se vertieron, dependiendo del rango de edad de los participantes, de su ocupación y sexo, como puede observarse enseguida.

En el caso de los hombres, ellos extendieron sus respuestas hacia el medio laboral y el político, hasta llegar al respeto por el ambiente. Parten de la mala experiencia tenida al verse decepcionados o extorsionados por alguna  autoridad, familiar o vecino, y a partir de ello manifiestan su interés e inclinación por determinado valor y la forma de promoverlo en su comunidad para superar dicha incomodidad.

El grupo de jóvenes se conformó a través de la generación Prep@rate, la cual está orientada al apoyo de jóvenes en edades de 14 a 18 años. Esta generación surge en 2008, como parte de un programa del Gobierno Federal,  y nace de  la alianza entre instituciones de educación superior y fundaciones, lo que les brinda la oportunidad de estudiar a distancia,  gozando de una beca que incluye el pago de Internet, una computadora y el compromiso de aprobar el BTBD.

Este grupo en particular manifestó sentimientos de represión, los cuales fueron externados en sus respuestas, y en los que expresan una carencia de libertad, al ser obligados a pedir permisos y no ingerir bebidas alcohólicas en el momento de asistir a alguna celebración. Sus respuestas resaltaban una necesidad de escuchar determinada música, comportarse y tomar decisiones sin imposiciones, considerando estos argumentos como valores que los llevaban a vivir de acuerdo con lo que creen, lo que denominaban vivir con mayor libertad para lograr sus aspiraciones.

Al comparar ambos grupos, se encontraron factores importantes de análisis que los diferencian, como la edad, el sexo, la ocupación, la experiencia de vida, las aspiraciones y los valores sobre los cuales se han formado (o apenas se están formando). Al observar esto, comprendí que –en el caso del grupo de los adultos– externaban su interés por participar en la comunidad con acciones que fortalecieran una mejora en el aspecto social o en el cuidado del ambiente, mientras que en el caso de los jóvenes, existía una dificultad para aceptar las normas y la convivencia en grupo.

Al principio, mi experiencia resultó grata al revisar las ideas que cada uno manifestaba en el foro y observar las  distintas concepciones sobre el tema de la pregunta detonadora. El problema  apareció dentro del foro al momento de presentar cada uno de los participantes sus distintos argumentos con respecto a la concepción del mundo actual y su enfoque, con base a la pregunta detonadora, para tomar decisiones en la comunidad, sobre todo en el caso de los jóvenes, en los que se presentaron marcadas diferencias y resistencia para intercambiar puntos de vista.

Es entonces cuando el rol del asesor se vuelve fundamental e imprescindible dentro de la modalidad a distancia, sobre todo por la necesidad de resolver de manera asíncrona la actividad, considerando que no se está en un aula de manera presencial, en la que se pueda dialogar y resolver la problemática al momento, sino en un medio electrónico, en el que la comunicación debe ser clara y concisa, para que se brinde una correcta retroalimentación con al aprendiz y así se genere un sano debate que arroje respuestas y críticas.

Mi papel como asesor consistía en invitarlos a reflexionar y a hacerlos comprender que los valores que uno propone pueden diferir tangencialmente de la opinión de otros. Para esto, recurrí a una estrategia en la que la confrontación de ideas se diera en un marco de respeto, en el que se marcara una necesidad de convivencia y de intercambio social generado a través del diálogo. Se retomó la pregunta detonadora en la que la tolerancia y la prudencia son esenciales dentro de la cohesión social, pues el ser humano no puede vivir de forma aislada, sino que son necesarias la convivencia y la pluralidad para que exista un progreso. Los invité a reflexionar respecto a la concepción social del mundo y la necesidad de convivir en sociedad con base en las normas y acuerdos establecidos.

El resultado fue un cambio radical en los argumentos utilizados por los estudiantes que inicialmente expresaron que lo que uno cree y piensa debe aplicarse sin críticas y el otro debe aceptarlo.

La disponibilidad de los contenidos de la unidad de aprendizaje fue fundamental para identificar la riqueza en el intercambio de visiones, concepciones, creencias y formas de aproximarse a la vida de acuerdo con los valores que cada quien sustenta. Se manifestó, y así se les mostró a los estudiantes, que en el foro se estaba ejerciendo los valores de respeto y tolerancia ante opiniones tan diversas.

En conclusión, el  manejar los recursos que posee cada unidad de aprendizaje resulta fundamental para el intercambio de visiones, concepciones, creencias y formas de aproximarse a la sociedad entre los estudiantes. No obstante, para hacer un buen empleo de todos estos recursos –como son los foros– es necesario que el asesor también emplee un lenguaje de respeto y que éste sea incluyente, para que con ello pueda orientar al educando a través de respuestas y comentarios objetivos.

 

*Asesora de la unidad de aprendizaje Filosofía I y II, Generación Prep@rate.
Correo electrónico: aurorahernandez8@gmail.com, aurora_2112@hotmail.com
CET 1; ext. 71320.
Centro de Estudios Tecnológicos “Walter Cross Buchanan”
Av. 661   esq.   Av. 606.   Col Aragón.   4ª y 5ª sección.   C.P. 07920
 

Corrector de estilo

Francisco Gabriel Binzhá