La formación integral dentro del servicio social estudiantil tomando como base la metodología de aprendizaje servicio. Proyecto del Bachillerato Virtual de la Universidad Autónoma de Sinaloa

Experiencias de bachillerato a distancia

La formación integral dentro del servicio social estudiantil tomando como base la metodología de aprendizaje servicio.


Mireya Guadalupe Sánchez Santos

Bachillerato Virtual
Universidad Autónoma de Sinaloa
sanchez-mireya@hotmail.com


Araceli Torres Domínguez

Bachillerato Virtual
Universidad Autónoma de Sinaloa
atorres@uas.edu.mx

Resumen

Un espacio a través del cual se pretende complementar la formación integral de los estudiantes está constituido por la Sección de Servicios de Apoyo Estudiantil de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS). Una de las áreas que lo conforman es el servicio social estudiantil, mismo que fue concebido como una estrategia educativa para fortalecer la formación académica y social, asumiendo una conducta solidaria y proyectando sus conocimientos y valores adquiridos en su desarrollo educativo formal.

En este trabajo se presenta la propuesta de inclusión del servicio social estudiantil en el nuevo Plan de Estudios del Bachillerato Virtual de la UAS, para ello se plantea tomar como base la metodología pedagógica de Aprendizaje Servicio la cual brinda a los estudiantes la posibilidad de que fortalezcan su formación de manera reflexiva, participativa y aprendiendo a través de hacer un servicio a la comunidad.

Palabras clave: ; ; ;



Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Introducción

Sin lugar a dudas la educación integral es el punto de partida para concebir una mejor sociedad, una sociedad en desarrollo que esté acorde con los tiempos que se viven actualmente y que caracterizan al mundo globalizado y a la sociedad del conocimiento. Ésta debe formar parte del Modelo Educativo de cualquier institución educativa; en concordancia con ello, el Plan de Desarrollo Institucional Consolidación 2017, plantea: “Ante un panorama que se extiende más allá de las fronteras, la Universidad toma como función de primer orden la generación de seres socialmente responsables, con la intención de generar un aprendizaje interdisciplinario que ha de satisfacer el máximo propósito de la institución: brindar una formación integral a sus estudiantes” (Guerra, 2013, p. 11).

Pero, ¿a qué se hace referencia cuando se habla de formación integral?, hay quienes indican que ello tiene que ver con la inclusión de programas de computación, inglés, artes, valores, entre otras. Pues bien, a continuación se plantean algunos puntos de vista al respecto:

Barahona y Risco (2014) señalan que ésta encierra un enfoque holístico y por lo tanto se sitúan en la perspectiva de una visión también integral del ser humano; toman en consideración la visión de la antropología la cual concibe al ser humano compuesto por una realidad material y una espiritual. Además de que plantean que de acuerdo con James, Jung, Maslow, Rogers, Frank y Seligman, se considera a la persona como un ente bio-psico-social-trascendente. Por lo cual, señalan que el acto educativo se debe llevar a cabo teniendo en consideración todas las dimensiones de la persona: biológica, psicológica, social y trascendente. Así pues, sostienen que para que la educación sea considerada integral ha de tener como fin el desarrollo equilibrado de todas las dimensiones de su ser (intelectual, afectiva, volitiva, corporal y espiritual).

ACODESI (2003, p. 6) considera que la formación integral “Es un estilo educativo que pretende no sólo instruir a los estudiantes con los saberes específicos de las ciencias sino, también, ofrecerles los elementos necesarios para que crezcan como personas buscando desarrollar todas sus características, condiciones y potencialidades”. Asimismo, plantea que tiene ocho dimensiones: ética, espiritual, cognitiva, afectiva, comunicativa, estética, corporal y socio-política.

Figura 1

Dimensiones de la Formación Integral

Fuente: ACODESI (2003).

Ruiz Lugo (2007, p.1) indica que

En la formación integral, el aprendizaje de las profesiones implica no sólo la adquisición de los conocimientos específicos y las técnicas adecuadas para el ejercicio profesional, sino también requiere la internalización de valores, actitudes y formas de comportamiento que contribuyan a que el estudiante participe en la transformación y el mejoramiento de las condiciones sociales.

Por lo tanto, en el presente documento se entenderá como formación integral aquella que implica el trabajo educativo para que el estudiante se conozca a sí mismo, que interactúe con los demás de forma responsable, ética, crítica, participativa, solidaria, y que sea un ciudadano comprometido con la problemática social y el desarrollo sostenible.

Desarrollo

El Bachillerato Virtual de la UAS inició sus funciones en el Ciclo Escolar 2011-2012, para el desarrollo de sus cursos tomó como base lo correspondiente al Plan 2009 del Bachillerato Presencial. En el año 2013 sus cursos pasaron por un proceso de rediseño en el cual se incluyó la observancia a una serie de lineamientos, la inclusión de guías de aprendizaje y el cambio de formato de las rúbricas. Actualmente se está viviendo un proceso de rediseño más, éste acorde a lo planteado en el Plan 2015 para el Bachillerato de la Modalidad Presencial; de ello hasta el momento ha surgido la propuesta del Mapa Curricular que se visualiza en la siguiente imagen:

Figura 2

Propuesta de Mapa Curricular del Nuevo Plan de Estudios del Bachillerato Virtual UAS

Fuente: Bachillerato Virtual de la UAS

En nuestra Universidad las tareas sustantivas para garantizar la formación integral de sus estudiantes y la capacidad competitiva de sus egresados, son:

  • La docencia y la investigación, mediante el involucramiento en acciones de colaboración entre estudiantes y docentes-investigadores.
  • La docencia y la extensión, a través de un currículo transversal para el desarrollo de competencias relacionadas con equidad de género, cultura de la paz y desarrollo sustentable.
  • La docencia y la extensión, vinculando el currículo con el sector productivo mediante las prácticas profesionales.
  • La docencia y la extensión, relacionando el currículo con la cultura, el deporte y las artes con el fin de favorecer la formación integral.
  • La investigación y la docencia, por medio de acciones de vinculación e intercambio en redes de conocimiento, estancias académicas y participación en otras instituciones de educación superior en el país y en el extranjero.
  • La investigación y la extensión, a través del desarrollo de estudios y la aplicación de conocimiento y la transferencia de tecnologías que brinden soporte a la sociedad y a los sectores productivos.
  • La extensión y la docencia, con base en el servicio social y las prácticas profesionales, que enfatizan la vinculación con la sociedad a través de acciones comunitarias para beneficio de los sectores desprotegidos.
  • La extensión, la docencia y la gestión, mediante la prestación de diversos servicios en los que participen instancias administrativas, unidades académicas, cuerpos académicos, docentes, investigadores, gestores y estudiantes. (Guerra, 2013, p. 28).

 

Centrando la atención en la Sección de Servicios de Apoyo Educativo, los cuales “tienen la característica principal de intentar complementar la formación integral del estudiante […] también posibilita que cada Unidad Académica desarrolle estrategias de intervención que profundice la formación estudiantil de acuerdo a las características del contexto escolar.” (DGEP, 2015, p. 56).

Los Servicios de Apoyo Estudiantil, pueden ser considerados como el eje vertebrador de las funciones sustantivas de las instituciones educativas, ya que permite a través de los diversos programas y espacios alternativos la integración de los estudiantes en actividades que le posibilitan la satisfacción de necesidades académicas, materiales, sociales, ambientales y emocionales. Tal y como se puede visualizar en la Figura 2, para el caso del Bachillerato Virtual los Servicios de Apoyo Estudiantil están constituidos por: Programa de Orientación Educativa, Programa Institucional de Tutorías, Programa de Servicio Social Estudiantil, Programa de Formación Deportiva, y Programa de Formación Artística y Cultural. En el presente trabajo se abordará lo correspondiente a la propuesta del Programa de Servicio Social.

El Servicio Social en la Universidad Autónoma de Sinaloa, es una experiencia real de aprendizaje para el estudiante y una oportunidad de incidir y coadyuvar al desarrollo regional con programas de desarrollo comunitario y formando parte del currículo de los planes de estudio, de acuerdo con el modelo educativo de la institución (Dirección General de Servicio Social, 2013). En este sentido “El servicio social estudiantil del Bachillerato de la UAS es concebido como una estrategia educativa que fortalece la formación académica, promoviendo a su vez el compromiso social y la participación comunitaria de los alumnos” (DGEP, 2015, p. 57).

Su objetivo es “coadyuvar en la formación académica y social de los estudiantes a través de la vinculación de los conocimientos, habilidades y destrezas adquiridas en las aulas con la problemática del entorno social y fortalecer su vínculo con la sociedad a la que se deben” (DGEP, 2015, p. 112).

Cabe aclarar que el servicio social estudiantil (SSE) es de carácter obligatorio para el Programa en Modalidad Presencial; sin embargo, hasta el momento en el Bachillerato Virtual no se ha implementado, situación que se plantea subsanar en la nueva propuesta de Plan de Estudios. De ello, surgió la necesidad de buscar diversas alternativas para su inclusión, ésto debido a las características de nuestros estudiantes, ya que se consideraba difícil su integración porque provocaría una sobrecarga de trabajo a los alumnos. Empero, ya que es una forma de vinculación con el contexto natural y social, y les permitirá a los estudiantes nuevas formas de adquisición del conocimiento debido a que establecen contacto directo con el objeto de estudio, a la vez que adquieren un compromiso social; se optó por estudiar la forma de incluir el SSE en el nuevo plan de estudios. Asimismo, se consideró que los espacios que se ofrezcan al estudiante para cumplir el SSE, les permita asumir una conducta solidaria y a la vez proyectar los conocimientos y valores asimilados en su desarrollo educativo formal (DGEP, 2015, p. 113).

Teniendo en mente las consideraciones antes indicadas, se realizó una búsqueda de las estrategias que se podrían adoptar para integrar el SSE dentro del nuevo Plan de Estudios, sin que ello necesariamente conllevara una sobrecarga para los estudiantes; de esto surgió la propuesta de apoyarse en la metodología Aprendizaje Servicio, la cual da pauta a fortalecer la formación crítica, participativa, donde el compromiso con su contexto y la participación comunitaria forman parte primordial de su educación.

¿Qué es el Aprendizaje Servicio (ApS)?

Históricamente el movimiento de Aprendizaje Servicio no es nuevo, de hecho tiene sus orígenes en Estados Unidos teniendo como antecedentes los programas de extensión universitaria de 1860, sus bases intelectuales fueron planteadas por John Dewey en 1905 (aprendizaje experiencial); sin embargo, todavía no era conocido con esta denominación. (Tecnológico de Monterrey, 2010; Barrios, Rubio, Gutiérrez y Sepúlveda, 2012).

“El término Aprendizaje Servicio (Service Learning) apareció por primera vez en el trabajo de Sigmon y William Ramsey en el Southern Regional Education Board en 1967” (Giles y Eyler, 1994; citado por Tecnológico de Monterrey, 2010, p. 2).

Otro dato importante es que en 1969 la Oficina de Oportunidades Económicas estableció el Programa Nacional de Voluntariado Estudiantil y que posteriormente se convirtió en el Centro Nacional de Aprendizaje Servicio.

Stephenson, Wechsler y Welch (2003) citados por Ramírez y Pizarro (2005, p.17), definen este término de la siguiente manera:

El Aprendizaje Servicio es una metodología pedagógica basada en la experiencia, en la cual los estudiantes, docentes y miembros de una institución comunitaria o pública trabajan juntos para satisfacer las necesidades de esa comunidad; integrando y aplicando conocimientos académicos, alcanzando de esta forma, los objetivos instruccionales del curso. Para esto se usa la acción, la reflexión crítica y la investigación; y se forma a los estudiantes para convertirse en miembros contribuyentes a una sociedad más justa y más democrática.

El Centro Promotor de Aprendizaje Servicio (Centre Promotor d’Aprenentatge Servei, s. f.) lo define como: “El aprendizaje servicio es una propuesta educativa que combina procesos de aprendizaje y servicio a la comunidad en un solo proyecto bien articulado donde los participantes aprenden al trabajar en necesidades reales del entorno con la finalidad de mejorarlo”.

En definitiva, el aprendizaje servicio es un método para unir compromiso social con el aprendizaje de conocimientos, habilidades, actitudes y valores. Aprender a ser competentes siendo útiles a los demás. No es sólo una metodología, sino también una filosofía que reconcilia la dimensión cognitiva y la dimensión ética de la persona.

De hecho existen una gran variedad de definiciones de Aprendizaje Servicio, empero se adoptará la que establece la Corporation for National Service la cual indica que es:

[…] un método mediante el cual los estudiantes aprenden y se desarrollan, a través de participación activa, en experiencias de servicio organizadas a conciencia que cubren las necesidades reales de la comunidad [que están] integradas en el programa académico de los estudiantes o que proporcionan un horario estructurado para la reflexión, y que mejoran lo que se enseña en el colegio ampliando el aprendizaje de los alumnos más allá del aula y dentro de la comunidad” (Corporation for National and Community Service, 1990; citado por Furco, 2011, p. 64-65).

Ahora bien, si el Aprendizaje Servicio es una metodología pedagógica, por lo cual su objetivo es generar más y mejores aprendizajes en los estudiantes, ésta no es una actividad extracurricular que se lleva a cabo en el tiempo libre de los estudiantes, sino que es una manera de desarrollar los contenidos de un curso descubriendo, aplicando y profundizando los contenidos de alguna disciplina vinculándolos con situaciones reales y resolución de problemas concretos. En palabras de Roser Battle “Aprender haciendo un servicio a la comunidad”. He aquí el punto focal de la propuesta; si los alumnos del Bachillerato Virtual de la UAS son personas a los que se les dificultaría en demasía el añadir horas extra aparte de las dedicadas a sus cursos (que a veces por sí solos son ya complicados debido a las múltiples responsabilidades que tienen); y si el SSE es una experiencia real de aprendizaje que a la vez promueve el compromiso social y la participación comunitaria, ¿por qué no adoptar la metodología de Aprendizaje Servicio incluyendo en los cursos propuestas de actividades que les den la oportunidad a los estudiantes de cubrir el compromiso académico del SSE?, ¿no sería esto más adecuado y no le proporcionaría mayor aprendizaje a los estudiantes?

Tal vez la distinción que plantean Furco y Billing sobre los tipos de programa de servicio que se pueden desarrollar en la Universidad, de pie a aventurarse en responder; en la Tabla 1 se sintetizan las características de dichos programas:

Tabla 1

Distinción entre diversos tipos de programas de servicio.

Servicio Comunitario Aprender Sirviendo Prácticas Basadas en el Servicio
Rol esperado del beneficiario Receptor Receptor y proveedor Proveedor
Foco principal Servicio Aprendizaje y servicio Aprendizaje
Propósitos educacionales buscados Desarrollo cívico Desarrollo académico

Desarrollo cívico

Desarrollo académico
Integración con curriculum Periférico Integrado Co-curricular /suplementario
Naturaleza de la actividad Basado en una causa social Basado en una disciplina académica Basado en una industria o una carrera

Fuente: Furco y Billig (2002) retomado por Ramírez y Pizarro (2005, p. 19).

 

Tal y como se puede notar, en la columna central de la tabla a través de tareas que ayuden a “Aprender Sirviendo” se logra una combinación en cada una de las características de Servicio Comunitario y Prácticas Basadas en el Servicio; lo cual nos indica que si se utiliza la metodología de Aprendizaje Servicio se tendrá ventaja a si solamente se lleva a cabo de la forma tradicional.

Elementos del Aprendizaje Servicio

Se considera que a través de la metodología de ApS se pueden formar ciudadanos competentes no sólo para mejorar su curriculum personal sino también para apoyar a la transformación de comunidades; es decir, buscando promover en el estudiante valores como justicia, igualdad, fraternidad, a fin de superar los problemas que identifiquen y para los cuales conforme su proyecto de servicio. Para ello, tal y como lo indica la Universidad de Utah en su Manual Service Learning In The Curriculum: a faculty guide (2002-2003) y Berger (2004) citados por Ramírez y Pizarro (2005, p. 29), es necesario que los cursos en los que se inclinen hacia su utilización deberán cumplir los siguientes requisitos:

  1. Los estudiantes en clases proporcionan un servicio necesario (identificado y acotado previamente) a individuos, escuelas, organizaciones u otras entidades de la sociedad. Ello implica la detección de una necesidad social genuina.
  2. La tarea o experiencia de servicio tiene relación directa con el contenido del curso; es decir, los objetivos curriculares y los objetivos de servicio se relacionan e integran.
  3. Los estudiantes, guiados por sus asesores, se convierten en protagonistas del servicio que prestan así como de su aprendizaje.
  4. Durante clase se reflexiona sobre lo que se quiere aprender de la experiencia, los momentos de reflexión son antes, durante y después del servicio que se presta.
  5. Se tiene un método para evaluar el aprendizaje que se logra a través del servicio. Es necesario tener claro que la nota se otorga por el aprendizaje relacionado con el curso, no por el servicio.
  6. Qué mejor manera de contextualizar los contenidos de los cursos, a la vez que se presta un servicio a la comunidad; ello hará posible el logro de aprendizajes significativos en nuestros estudiantes. Una triada que se muestra interesante para los fines que busca el SSE: Servicio de Calidad – Aprendizaje Social y Cívico – Aprendizaje Significativo.

Tal y como se indicó anteriormente, la propuesta que se presenta es la integración del SSE en el nuevo plan de estudios del Bachillerato Virtual, lo cual se considera que es posible a través de la inclusión de actividades o proyectos de ApS en algunos cursos; actualmente el grupo de docentes diseñadores se encuentran trabajando una nueva versión de sus unidades de aprendizaje y conformando un catálogo de actividades o proyectos que hagan uso de la metodología aquí planteada; a continuación se presentan algunos ejemplos.

Ejemplos de Proyectos de ApS

Tabla 2

Estructura General del Curso Educación para la Salud

Asignatura: Educación para la Salud
Propósito Decide sobre el cuidado de su salud, de su familia o de su escuela, para elevar las condiciones de vida, a partir del conocimiento de su cuerpo, sus procesos vitales y el entorno al que pertenece.
Unidades Propósito de Unidad Horas
I. Salud y Enfermedad Valora la salud humana para prevenir y mantener un buen estado de salud, a partir del análisis de los conceptos de salud y enfermedad, los diversos factores socioeconómicos y culturales. 15
II. Mi Cuerpo y su Funcionamiento Evalúa su salud para la elección de una mejor calidad de vida, a partir del correcto funcionamiento de su cuerpo. 15
III. Nociones de Primeros Auxilios Aplica medidas de seguridad para conservar su salud, con base en el conocimiento de primeros auxilios y acciones a seguir durante accidentes y desastres naturales. 15
IV. Salud y Calidad de Vida Promueve el cuidado de la salud para mejorar la calidad de vida, a partir de la identificación de problemáticas más frecuentes en su localidad, comunidad o escuela. 15
Totales: 60

Fuente: Avance de Propuesta de Programa del Curso Educación de la Salud.

 

Este curso se trabajará tomando como base el Aprendizaje por Proyecto, algunos posibles proyectos a desarrollar son:

  • Promoción de la salud: “Por una respiración más saludable: escúchame”.
  • Nutrición: “Alimentos que nos ayudan a prevenir anemia”.
  • Factores que afectan la salud: “Contaminación del aire y enfermedades respiratorias”.
  • Primeros auxilios y desastres naturales: “Principales accidentes en mi comunidad y cómo evitarlos”.

La actividad integradora de este curso consistirá en una “Feria de la Salud”; es decir, los estudiantes conformarán equipos de trabajo, elegirán un proyecto determinado a desarrollar y lo deben implementar en su comunidad. Para llevarlo a cabo pueden acudir a alguna institución educativa (jardín de niños, primaria, etcétera), en el lugar donde trabajan o bien donde habitan.

Tabla 3

Estructura General del Curso Hombre Sociedad y Cultura

Asignatura: Hombre, Sociedad y Cultura.
Propósito Examina al hombre como parte de una sociedad y una cultura existente en tiempo y espacio determinado, dando cuenta de la diversidad, complejidad y semejanza de sus modos de vida y su unicidad como especie.
Unidades Propósito de Unidad Horas
I. La Antropología y la Cultura Reconoce a la especie humana en tres dimensiones básicas: cultural, natural y social, comprendiendo la diversidad biológica y cultural como parte de un proceso diferenciado que se desarrolla en un espacio y un tiempo. 15
II. El Cambio y la Continuidad Analiza las expresiones culturales de las sociedades como resultado de procesos que implican cambios y continuidades observables, en las semejanzas y diferencias, en las formas de vida de los pueblos. 15
III. El Proceso de Globalización y la Cultura Evalúa los problemas culturales del mundo contemporáneo desde la perspectiva del relativismo cultural, el respeto y la tolerancia ante la diversidad de ideologías, razas y credos. 15
IV. México, Pluricultural y Multiétnico Plantea hipótesis respecto a los problemas socioculturales actuales en México relacionados con las interacciones antagónicas o de cooperación existentes entre las diferentes etnias del país desde una visión pluricultural. 15
Totales: 60

Fuente: Avance de Propuesta de Programa del Curso Hombre, Sociedad y Cultura.

 

En este curso los estudiantes trabajarán como proyecto la elaboración de un video en el que describan un complejo cultural de su ciudad así como los grupos étnicos de su región. Este material será publicado en un sitio dedicado específicamente a la socialización de los productos de trabajo, así como donado y utilizado en exposición en alguna institución educativa.

Para el curso de Psicología del Desarrollo Humano se tiene planteado que en grupo se elegirá una de las etapas del Desarrollo Humano, se buscará alguna institución en donde se brinde ayuda a personas de ese grupo, se diseñarán e implementarán actividades de apoyo a dicha institución.

Ejemplo: Casa Hogar. Se elabora campaña de donación de alimentos, juguetes y ropa. Se prepara una visita a dicho lugar, a la cual acudirán los estudiantes que radiquen cercanos al mismo, así como de los asesores y demás personal; además de hacer entrega de lo recaudado se convivirá con los niños que allí habitan, realizándose una serie de dinámicas preparadas de forma anticipada por los estudiantes.

En el caso del curso Ecología y Desarrollo Sustentable, en equipos realizarán campaña de reciclaje, cuidado del agua, ahorro de energía, entre otras. Éstas se pueden llevar a cabo en escuelas, lugares de trabajo, etcétera, mediante reuniones informativas, colocando carteles, entregando trípticos o volantes.

Conclusiones

La integración del servicio social estudiantil plantea el propósito no sólo de contribuir en la formación académica del estudiante, intentando aplicar en contexto los saberes conceptuales y procedimentales adquiridos en su trayectoria académica, sino también fortalecer la formación actitudinal y de valores, donde el compromiso con su contexto y la participación comunitaria forman parte esencial de nuestra concepción pedagógica.

Se considera que a través de la metodología Aprendizaje Servicio, la cual posibilita la participación del alumno, donde la responsabilidad del aprendizaje recae directamente en su actividad, implicación y compromiso, se vuelve más formativa generando aprendizajes más significativos y duraderos.

A la par de que la metodología por sí misma es una valiosa herramienta para enfrentar a los alumnos a situaciones que los llevan a rescatar, comprender y aplicar aquello que aprenden, es una herramienta para resolver problemas o proponer mejoras en su comunidad generando con ello un aprendizaje auténtico; para el caso que nos ocupa también brinda la posibilidad a los estudiantes de cumplir con el compromiso del servicio social estudiantil sin generar una carga extra, lo cual es bondadoso desde la perspectiva de que la mayor parte de los alumnos precisamente eligen esta modalidad de estudios debido a sus múltiples ocupaciones y por ende están más limitados o imposibilitados de asistir a alguna institución o empresa a cubrir dicho requisito.

Tal y como se mencionó, actualmente el Bachillerato Virtual de la UAS se encuentra generando su nuevo Plan de Estudios; por ende, también construyendo el catálogo de actividades o proyectos apoyados en ApS. Otra tarea adicional por llevar a cabo la constituye la capacitación de los asesores para la aplicación de esta metodología. Sin embargo, se apuesta al éxito de la propuesta aquí presentada, ya que como señaló Tedesco “Aprender a vivir juntos… significa que las nuevas generaciones requieren una sólida formación ética, fundamentalmente orientada a fortalecer la solidaridad y la responsabilidad individual” (Tedesco, s. f., citado por Tapia, 2009).

Referencias

ACODESI (2003). La Formación Integral y sus Dimensiones: Texto Didáctico. Colección Propuesta Educativa No. 5. Colombia: Editorial Kimpres Ltda. Recuperado de http://www.ipatria.edu.mx/descargas/LA_FORMACION_INTEGRAL_Y_SUS_DIMENSIONES_TEXTO_DIDACTICO.pdf

Barahona Esteban, M.N., Risco Lázaro, A. (2014). El Desarrollo Integral del Estudiante Universitario mediante la Educación Positiva. Revista de Investigación Educativa Conect@2. Recuperado de http://www.revistaconecta2.com.mx/archivos/revistas/revista9/9_3.pdf

Barrios Araya, S., Rubio Acuña, M., Gutiérrez Núñez, M. y Sepúlveda Vería, C. (2012). Aprendizaje-Servicio como Metodología para el Desarrollo del Pensamiento Crítico en Educación Superior. Revista Cubana de Educación Médica Superior (26). Recuperado de http://scielo.sld.cu/pdf/ems/v26n4/ems12412.pdf

Centre Promotor d’Aprenentatge Servei (s. f.). Què és l’APS? Recuperado de http://www.aprenentatgeservei.org/versions.php?l=18

DGEP. (2015). Currículo del Bachillerato UAS 2015, Modalidad Escolarizada, Opción Presencial. Orientado al Marco Curricular Común. Recuperado de http://dgep.uas.edu.mx/programas2015/MATERIAL_DIRECTIVOS/PLANDEESTUDIOS_BUAS2015.pdf

Dirección General de Servicio Social. (2013). Reglamento General de Servicio Social. México: Universidad Autónoma de Sinaloa.

Furco, A. (2011). El Aprendizaje-Servicio: Un Enfoque Equilibrado de la Educación Experiencial. The International Journal for Global and Development Education Research. Recuperado de http://educacionglobalresearch.net/wp-content/uploads/03-Furco-1-Castellano.pdf

Guerra Liera, J. E. (2013). Plan de Desarrollo Institucional, Consolidación 2017. México: Universidad Autónoma de Sinaloa.

Ramírez, M. T., Pizarro, B. (2005). Aprendizaje Servicio, Manual Docentes UC. Pontificia Universidad Católica de Chile. Recuperado en http://www.documentacion.edex.es/docs/0403RAMapr.pdf

Ruiz Lugo, L. (2007). Formación Integral: Desarrollo Intelectual, Emocional, Social y Ético de los Estudiantes. Revista Universidad de Sonora (19). Recuperado de http://www.revistauniversidad.uson.mx/revistas/19-19articulo%204.pdf

Tapia, M. N. (2009). Aprendizaje Servicio. Instituto Sri Sathya Sai de México. Recuperado de http://www.valores-mexico.org/index.php?option=com_content&view=article&id=5:aprendizaje-servicio&catid=25:articulos

Tecnológico de Monterrey (2010). Historia del Aprendizaje Servicio. Investigación e Innovación Educativa. Centro Virtual de Técnicas Didácticas. Recuperado de http://sitios.itesm.mx/va/dide2/tecnicas_didacticas/sl/historia.htm

Comentarios

Comentarios