La Experiencia del Bachillerato a Distancia en la Secretaría de Educación del Gobierno del Distrito Federal 2007-2008

Proyectos y programas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

La Experiencia del Bachillerato a Distancia en la Secretaría de Educación del Gobierno del Distrito Federal 2007-2008

Lic. Luis Carreón Ramírez, Coordinador General
Mtro. Ricardo García Santacruz, Coordinador Académico
Ing. Javier Rivera Macías, Coordinador de Sistemas
Ing. Fernando Sánchez Rodríguez, Coordinador de Gestión Operativa
Biol. María Elena Rodríguez López, Investigación Educativa

Todos nosotros sabemos algo. Todos nosotros ignoramos algo. Por eso, aprendemos siempre.
Paulo Freire

 

Resumen

La Secretaría de Educación del Gobierno del Distrito Federal, con objeto de dar atención a un enorme rezago y a una creciente población adolescente y adulta que no tiene cabida en las aulas de las instituciones públicas de la ciudad de México, ofrece el programa del Bachillerato a Distancia de la UNAM. Es totalmente gratuito, ofrece apoyo económico a los estudiantes a través de una beca para que no abandonen sus estudios, y se les admite sin restricción de edad o de promedio en su certificado de secundaria. Reciben atención personalizada por parte de asesores, tutores, coordinadores y asistentes técnicos que apoyan y acompañan sus estudios. Se han implementado 23 salas de cómputo modernas y exclusivas para el bachillerato, para que los estudiantes que lo deseen acudan a estudiar en línea y para que todos de manera presencial realicen sus exámenes.

La problemática que se ha enfrentado incluye la carencia de una cultura cibernética de comunicación por parte de la mayor parte de los estudiantes, la falta de tiempo para estudiar y problemas socioculturales y económicos. Los avances incluyen la revisión permanente de los materiales, la formación continua de los profesores, el desarrollo de materiales adicionales y estrategias de apoyo, el establecimiento de un programa de tutoría institucional, de apoyo semi-presencial para adultos y de prácticas para adolescentes, así como de atención especial a trabajadores y prestadores de servicios en la ciudad y a personas con discapacidad.

PALABRAS CLAVE: Ciudad de México, GDF, tutelaje institucional, bachillerato para sordos.

 

Abstract

Mexico City’s Government, through its Office of Education, offers an online high school program aimed at reducing the educational backlog and a growing adolescent and adult population without available space in existing brick and mortar classrooms.  The program is totally free, offers scholarships to students so that they will continue their education and admits students without age or grade point average restrictions. These students receive personalized attention from counselors, tutors, coordinators and technical assistants who support and accompany them throughout their high school program. There are 23 classrooms equipped with computers and exclusively for the high school program, for the students who lack computers at home or work as well as for all students who must take their final exams in those facilities.

Problems that have occurred include the lack of a cybernetic culture (the use of Internet), lack of study time as well as economic and socio-cultural difficulties.

Advances include a permanent review of materials, continued professional formation, the development of additional materials and support strategies, the establishment of a feasible tutorial support system, a part-time face to face support system for adults and practicum experiences for adolescents as well as special attention for the City workers and service personnel and for persons with special needs.

Key words: Mexico City Government, institutional tutoring, high school for the hearing impaired.

 

Antecedentes

IEl 15 de febrero de 2007 se firmó un convenio entre el Gobierno del Distrito Federal (GDF y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para colaborar en materia científica, cultural y educativa; del cual se desprendió un convenio específico con la Secretaría de Educación del Distrito Federal y la Secretaría de Desarrollo Institucional de la UNAM. En ellos se estableció el compromiso de poner en marcha el Bachillerato a Distancia en la capital del país para beneficiar a una población potencial de alrededor de 3.5 millones de jóvenes y adultos que, habiendo concluido su secundaria, no continuaron estudiando su bachillerato. La primera convocatoria se lanzó en mayo de 2007.

 

El inicio

CEl programa inició con 924 alumnos de nueve delegaciones políticas del Distrito Federal en junio de 2007. En ese primer momento se contó con el apoyo en instalaciones de cómputo del Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal, así como con el de un equipo de profesionales en Educación a Distancia e Informática, personal administrativo de su sector central y 11 de sus planteles.

Esta población fue atendida por asesores y tutores (formados y certificados por la Coordinación del Bachillerato a Distancia de la UNAM), durante 10 semanas en la realización de tres cursos propedéuticos. Al finalizar agosto de 2007 se contaba ya con 331 alumnos inscritos formalmente para estudiar las asignaturas del plan de estudios. La mayor parte (70 %) trabajaba. Tenían un promedio de edad de 31 años y había más mujeres (56 %) que hombres (44 %).

 

El Modelo del Bachillerato a Distancia

LSe eligió el modelo educativo desarrollado por la UNAM por su alto nivel de calidad académica e innovación educativa. Se trata de atención a toda aquella población que por diversas circunstancias (económicas, laborales, familiares o de tiempo) no ha podido realizar o concluir sus estudios de Nivel Medio Superior. Se consideró este programa con modalidad educativa  a distancia en tanto que no supone importantes traslados o erogaciones económicas adicionales en materiales, ya que es totalmente gratuito, todo el material de estudio está en línea y los estudiantes disponen de él las 24 horas del día.

Este bachillerato se encuentra estructurado en cuatro módulos o semestres, se integra por 24 asignaturas de las cuales una es optativa con fines de especialización técnica, entre cinco posibles. Para poder cursarlo se deben acreditar previamente tres cursos propedéuticos, para dotar al futuro alumno de los conocimientos básicos para el aprendizaje a distancia, haciendo énfasis en sus el manejo de la lengua escrita, Matemáticas, cómputo e Internet.

Una vez cubierto este requisito de ingreso, el aspirante está en condiciones de iniciar sus estudios formales de bachillerato. Al integrarse, el estudiante recibe una beca de entre 500 y setecientos pesos, según el promedio obtenido en secundaria. Este apoyo pretende cubrir gastos de Internet banda ancha en casa, o de transportación a las sedes, o un crédito para computadora, o simplemente contribuir a solventar gastos personales.

Para sus estudios, los alumnos cuentan con el apoyo de un asesor, como el docente de la asignatura y experto en la temática en cuestión,  y de un tutor, que les acompaña y apoya en la resolución de dudas y problemáticas diversas que le dificultan o impidan el avance en sus estudios a lo largo de los cuatro semestres que dura su bachillerato. Ambos trabajan a distancia, con el compromiso de darles una respuesta pronta a sus inquietudes en un plazo no mayor a 24 horas.

De manera más general cuentan con un coordinador operativo que supervisa el trabajo de una generación de alumnos en interacción con sus asesores y tutores, además de un asistente técnico que les apoya en materia de cómputo, uso de Internet,  correo electrónico y navegación por la plataforma.

Las sedes donde el alumno puede estudiar y debe presentar exámenes finales cuentan con 30 equipos cada una, en funcionamiento de ocho de la mañana a ocho de la noche, todos los días, incluyendo sábados y domingos y  han sido habilitadas para uso exclusivo del Bachillerato y dotadas de los mejores servicios y equipamiento moderno por las delegaciones políticas del Distrito Federal.

 

Los logros

A enero del 2009, después de un año y ocho meses de actividades, se puede destacar que el Bachillerato se ha ido consolidando como una opción educativa para los habitantes del Distrito Federal, ya que a lo largo de este tiempo –en sus seis convocatorias (incluida la de enero de 2009)- publicadas en nuestro portal http://www.ead.educacion.df.gob.mx/,   se han registrado a 23 mil 500 interesados y se han atendido en cursos propedéuticos más de 11 mil aspirantes.  

Se cuenta ya con seis generaciones en activo, y una séptima con 5 mil aspirantes para iniciar sus cursos propedéuticos, con una población regular y flotante de 3 mil 879 estudiantes de las 16 delegaciones políticas del DF, que cursa los tres primeros semestres del plan de estudios. El 95% de los estudiantes está integrado por adultos jóvenes. Es importante señalar que existe una población flotante que está en proceso de recuperar asignaturas reprobadas o reincorporarse por bajas temporales, por lo que mantenemos un nivel de retención de 36%.

Se han incorporado 111 asesores y 18 tutores para la atención de estos estudiantes. Se cuenta ya con 23 sedes delegacionales que ofrecen servicios educativos, con el apoyo de 107 asistentes técnicos. Lo anterior ha implicado el desarrollo de una estructura académico-administrativa lo suficientemente robusta y a la vez flexible para atender los procesos inherentes a una institución académica.

Contamos con 38 personas de tiempo completo que agilizan y hacen eficientes los procesos. Se cuenta con los recursos básicos necesarios para la contratación de personal docente y académico-administrativo, la administración escolar, el seguimiento académico de los aspirantes y estudiantes, la atención estudiantil de académicos y población en general a través de un centro de atención personalizada. En él se da atención telefónica y a través de correo electrónico. Adicionalmente, se desarrollan  de manera continua los sistemas y soluciones informáticas para la gestión académica y administrativa del Bachillerato. Se organizan, coordinan y se participa en una serie de reuniones y procesos de formación y producción académica con los asesores, tutores, coordinadores generacionales y con el equipo académico y operativo de la Coordinación del Bachillerato a Distancia y de la Coordinación de Universidad Abierta y Educación a Distancia (CUAED) de la UNAM, para la solución de diversas problemáticas y la planeación de actividades.

Además, los asesores participan en seminarios organizados por la UNAM para la revisión y actualización continuas de los materiales en línea, con lo que ambas instituciones contribuyen a mantener y promover la calidad del programa.

Los datos específicos de aspirantes por generación y delegación política se muestran en el siguiente cuadro.

2008-1

2008-2

2008-3

2008-4

2009-1

2009-2

Aspirantes

Total

Álvaro
Obregón

73

137

158

99

73

158

698

Azcapotzalco

0

65

92

79

57

124

417

Benito
Juárez

0

48

87

37

41

70

283

Coyoacán

86

125

184

76

53

153

677

Cuajimalpa

0

29

30

15

12

22

108

Cuauhtémoc

80

507

75

229

168

243

1302

Gustavo A.
Madero

144

234

249

225

107

309

1268

Iztacalco

132

409

51

114

94

178

978

Iztapalapa

191

334

371

337

263

504

2000

Magdalena
Contreras

0

59

76

30

12

52

229

Miguel
Hidalgo

0

52

67

66

45

95

325

Milpa
Alta

24

71

64

60

17

59

295

Tláhuac

88

87

101

68

55

101

500

Tlalpan

102

156

163

76

55

164

716

Venustiano
Carranza

0

289

144

139

91

203

866

Xochimilco

0

98

103

53

40

100

394

Sin Dato

4

0

0

0

0

0

4

Total

924

2,700

2,015

1,703

1,183

2,535

11,060

 

 

Aspirantes*

Estudiantes**

Permanencia (%)

2008-1

924

331

36

2008-2

2700

720

27

2008-3

2015

790

39

2008-4

1703

554

33

2009-1

1183

514

43

2009-2

2520

970

38

 

11045

3879

35

 

* Inician propedéuticos

   
 

** Inician asignaturas

   

Datos tomados de: Investigación educativa del Bachillerato a Distancia de la Secretaría de Educación del Gobierno del Distrito Federal (SEDF)

Los retos

A continuación se presenta una serie de desafíos que la operación en esta primera fase nos ha planteado:

  1. En esta ciudad no está generalizada aún una cultura cibernética en un buen sector de población que no tiene acceso regular a las computadoras y al Internet de banda ancha. Uno de los retos consiste en seguir equipando espacios donde se ofrecen  cursos tutoriales de computación, en el marco del proyecto del Gobierno del Distrito Federal por hacer de la Ciudad de México un espacio educador y del conocimiento donde todos los lugares públicos y escuelas promuevan el aprendizaje.
  2. Existe una creencia popular de que la computadora es sólo una herramienta para el entretenimiento y para obtener información. A través de este proyecto tratamos de lograr incluso un mayor nivel de aprendizaje que en las aulas presenciales.
  3. Potenciar el aprendizaje es el desafío central. Para ello se sigue el modelo que integra al asesor, tutor, coordinador y del asistente en las sedes delegacionales Un reto importante se deriva de las características de la población atendida. Debido a que por su grupo de edad se trata de un sector altamente productivo y significativo para el desarrollo económico de la ciudad, con un empleo, con una familia en crecimiento, y con una participación ciudadana muy activa, tiene la mayor importancia que su formación sea de excelente nivel. Además, el hecho de que tenga limitaciones de tiempo genera una presión por encontrar mecanismos de atención óptima para estos adultos jóvenes. Ello ha implicado la búsqueda de mecanismos como la recuperación de cursos no aprobados, de estrategias para facilitar el aprendizaje adecuándolas a sus condiciones de vida y complementándolas con asesorías presenciales en los tiempos en que acuden a examinarse personalmente para sostener una permanencia de 40 a 45%.
  4. Debido a la falta de difusión de la modalidad a distancia, hay sólo 5% de solicitantes entre la población de adolescentes, a pesar de que el 50% de ellos no cursa este nivel educativo. Por lo anterior, iniciaremos en 2009 un modelo semi-presencial para los adolescentes, con asesorías presenciales en las mismas sedes delegacionales, y con diversificación de actividades para que acudan a talleres, laboratorios y centros deportivos cercanos a sus domicilios para complementar sus cursos en línea, con prácticas del conocimiento que procuran la mejora de sus habilidades y el encuentro entre alumnos y docentes.

Por otro lado, está ya en marcha reforzar para la clase trabajadora de esta ciudad, un programa de tutelaje institucional donde los sindicatos, las empresas y entidades públicas y privadas están asumiendo el compromiso de facilitar tiempo de estudio y presentación de exámenes a sus agremiados, estudiantes de este Bachillerato a Distancia. La Secretaría de Educación ofrece, a cambio, asesoría en los propios centros de trabajo en las asignaturas difíciles.

Igualmente ha iniciado el Bachillerato especial para sordos con una estrategia de apoyo interinstitucional entre la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Autónoma Metropolitana y la Secretaría de Educación del GDF, para combinar formación en cómputo, lenguaje español y Matemáticas a través de cursos previos a los propedéuticos del Bachillerato a Distancia. El proyecto, además, constituye una fuente de datos para la investigación educativa con esta población.  

Finalmente consideramos que hemos ido creando las condiciones materiales para asumir el proceso de impartición en línea de las licenciaturas de la UNAM, con las adecuaciones correspondientes a las necesidades de nuestra población trabajadora.