Importancia de conocer a nuestros alumnos del bachillerato para su seguimiento

Experiencias de bachillerato a distancia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Importancia de conocer a nuestros alumnos del bachillerato para su seguimiento

Ericka Renata Cardoso Moreno, Universidad Virtual del Estado de Guanajuato.
ericka_cardoso@yahoo.com.mx

Resumen

Dentro del Bachillerato a Distancia una de las funciones del tutor (la cuál considero la más relevante) es dar seguimiento a los alumnos, con el objetivo de plantear diferentes estrategias pedagógicas que permitan que los estudiantes concluyan el curso y adquieran un aprendizaje significativo. En este artículo planteo un cuadro que he utilizado a lo largo de un poco más de un año de tutoría,  el cual me permite conocer a cada uno de mis alumnos, además de ver como esta la distribución dentro de cada grupo tanto de conocimientos en computación, edad, estado civil, ocupación, etc.  Este cuadro también me permite ir identificando a cada alumno, realizar conjeturas sobre su desempeño dentro del bachillerato y anotaciones para futuros cursos.

PALABRAS CLAVE: Estrategias pedagógicas, Diversidad, conocimientos previos.

Abstract

One of the most relevant jobs of a tutor within the on line high school program is to keep track of students. The objective of follow-up studies is to be able to suggest different educational strategies so that the students will complete the course and will acquire meaningful knowledge. In this article I suggest a plan that I have employed over more than a year of my tutorial work, which has allowed me to know each one of my students. Furthermore, I have been able to keep track of the distribution within each group in terms of computer knowledge, age, civil state, occupation, etc. This plan also helps to identify each student, make educated guesses about his/her high school performance and take notes for future courses.

Key words: Teaching strategies, diversity, previous knowledge.

 

Dentro del Bachillerato a Distancia que coordina la UNAM se menciona que la misión del tutor es: “Contribuir al efectivo aprendizaje del estudiante al promover su alta motivación, asegurar el cumplimiento de la función docente del asesor, dar seguimiento a estudiantes para minimizar la deserción, y detectar y facilitar la atención diferenciada a estudiantes en riesgo y con características sobresalientes”. (Díaz del Castillo, 2007)

Rescato un aspecto que considero relevante, “dar seguimiento a estudiantes para minimizar la deserción”. Este seguimiento que realiza el tutor se puede dar a partir de dos medios: a)  electrónico (mensajero dentro de la plataforma y por correo electrónico personal) y b) telefónico.

Es importante mencionar que el seguimiento se debe dar a todos los alumnos y no sólo a aquellos que puedan estar en riesgo de abandono o reprobación. A continuación expongo  una estrategia que he utilizado a lo largo de un poco más de un año de tutoría en este programa y que me ha ayudado a dar seguimiento a los estudiantes y a mantener un alto índice de alumnos aprobados y con buenas calificaciones.

El fin de semana anterior al inicio de un nuevo curso les hago llegar un correo personal para darles la bienvenida, explicarles la dinámica del curso y del bachillerato, además de  pedirles que llenen un cuadro (cuadro 1) con el objetivo de conocerlos y plantear estrategias para apoyarlos en sus estudios:

Nombre del alumno

Lugar de procedencia

Edad

Ocupación

Estado civil

Conocimientos previos de computación e Internet

Días  y horario para ingresar al bachillerato

¿Cuenta con computadora y/o internet en casa?

Teléfono con lada

Otra información

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuadro 1. información básica de los alumnos

 
Cada recuadro tiene un propósito, el cuál se explica a continuación:

  • Nombre del alumno: Aquí se escribe el nombre completo del alumno y su clave.  Es información básica  de  cada estudiante que se debe de tener a mano,  para localizarlo con mayor facilidad.
  • Lugar de procedencia: Este recuadro es principalmente para los estudiantes de otros estados o países. En ocasiones trabajamos con alumnos que se localizan en Estados Unidos o en diferentes comunidades dentro de un estado. Es importante saber en qué sede trabajarán y las condiciones de cada comunidad. También es útil cuando se necesita realizar alguna llamada telefónica para conocer el código telefónico de área.
  • Edad: La diversidad en edades es muy amplia. En un mismo grupo podemos contar con jóvenes recién salidos de la secundaria  y otros  mayores. Es importante saber cuántos años tienen, lo cual puede permitirnos identificar cómo comunicarnos con ellos, de qué temas hablar o los ejemplos que se puedan dar de  cierto contenido.
  • Ocupación: En el Bachillerato podemos encontrar alumnos que se dedican únicamente a sus estudios, pero también trabajadores y madres de familia que están en su  hogar, etc. Es importante saber a qué  se dedican los alumnos; esto nos permitirá hacer conjeturas sobre el  tiempo  que pueden dedicar al Bachillerato, posibles conocimientos sobre algunos temas que se tocarán en el programa, etcétera.
  • Estado civil: Podemos trabajar con alumnos solteros, casados o con madres solteras. Es importante conocer el estado civil de los alumnos para identificar aquellos que trabajan y son padres de familia y, sobre todo, a las mujeres trabajadoras y que son madres solteras, pues hay que plantear estrategias y horarios que les permitan aprender y concluir con las actividades que se plantean en los diferentes cursos.
  • Conocimientos previos de computación e internet: La computadora y el internet son las principales herramientas con las que se trabaja en este tipo de bachillerato. Es necesario que los alumnos cuenten con algunos conocimientos sobre el uso de internet y de  programas de cómputo; por ejemplo, manejo de procesador de textos, cómo adjuntar archivos en correos electrónicos, cómo realizar búsquedas en internet, etc. Si los alumnos no cuentan con estos conocimientos, les envío por correo personal un tutorial donde explico un poco el uso del procesador de textos y cómo adjuntar archivos en un correo electrónico.
  • Días y horario para ingresar al Bachillerato: Los alumnos saben que deben de ingresar por lo menos dos horas diarias de lunes a viernes (ya que el trabajo con los propedéuticos requiere aproximadamente 20 horas a la semana; en las asignaturas, el requerimiento de tiempo es mayor, de 20 horas a la semana). Sin embargo, sabemos que, en ocasiones, por sus actividades esto no es posible. Entonces,  se les pide que establezcan un horario el cual deben  tratar de cumplir para concluir en tiempo y forma las actividades y tengan un aprendizaje significativo.
  • ¿Cuenta con computadora e internet en casa?: Esta información nos permite conocer la disponibilidad que tienen los alumnos para tener acceso  al sitio del Bachillerato a Distancia. Muchos estudiantes lo hacen  desde su trabajo, otros asisten a las sedes equipadas que algunas instituciones con las que trabajamos ofrecen y otros ingresan desde su casa.
  • Teléfono con lada: Se les informa que sólo se les llamará  si es necesario, primero se les enviará correos por medio de la plataforma o por su correo electrónico y,  de no obtener  respuesta, la tutora  se comunicará telefónicamente con ellos.
  • Otra información: Aquí los alumnos pueden proporcionarme información que consideren relevante. Pero también puedo realizar observaciones sobre ellos; por ejemplo anotar sus calificaciones al terminar un curso, plantear  algunas problemáticas, identificar a los alumnos que tiene un avance rápido con buenas calificaciones  en el curso  y los que se retrasan, etc.

 

Conclusiones

Con esta información se pueden plantear algunas estrategias, por ejemplo: a quienes  tienen más dificultades de horario o los que carecen de Internet o computadora en casa, se les propone  que impriman el curso y realicen las actividades en hoja y papel. Luego, en cuanto tengan un tiempo,  suban su información a la plataforma. Se hace énfasis  sobre la importancia del  estudio diario, de ingresar  por lo menos tres veces a la semana (siempre y cuando tengan el curso impreso) y estar pendientes de las observaciones que realice su asesor.

A partir de la información recabada, puedo identificar  a  los alumnos tanto irregulares como sobresalientes. Estos últimos pueden apoyar a sus compañeros menos aventajados. Con este cuadro puedo dar seguimiento a su avance no sólo en el primer curso sino en los posteriores.

 

Referencias

Díaz del Castillo, I., (2007) Manual Asesores y Tutores. B@UNAM, UNAM, Coordinación del Bachillerato a Distancia: México.