Entrevista a la Mtra. Carmen Villatoro Alvaradejo, Directora General de la Revista Mexicana de Bachillerato a Distancia

Novedades y entrevistas

Entrevista a la Mtra. Carmen Villatoro Alvaradejo,
Directora General de la Revista Mexicana de Bachillerato a Distancia

Guadalupe Vadillo
Dirección de Bachillerato a Distancia,
Universidad Nacional Autónoma de México
guadalupe.vadillo@gmail.com


Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Carmen Villatoro es maestra en historia por el Colegio de México, ha desarrollado su trabajo profesional fundamentalmente en la UNAM, es profesora de carrera titular, nivel C, del CCH y tiene el nivel más alto de estímulos a la labor académica, Pride D. Ha desempeñado los cargos de Secretaria General y Académica del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), Coordinadora del Consejo Académico del Bachillerato y, de marzo de 2007 a agosto de 2014, Coordinadora del Bachillerato a Distancia de la UNAM. Fue fundadora de la Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia y su coordinadora durante seis años y, desde 2009, es Directora de la Revista Mexicana de Bachillerato a Distancia.

Con esta entrevista pretendemos explorar algo de su larga y fructífera trayectoria académica dentro de la UNAM y conocer, con cierto detalle, la evolución, los logros y los retos de la Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia así como de la Revista Mexicana de Bachillerato a Distancia.

Guadalupe Vadillo (GV): ¿Cómo fue tu incursión en el ámbito académico y cuáles son los momentos de tu trayectoria que consideras centrales?

Carmen Villatoro (CV): Me inicié en la educación, y en especial en el nivel medio superior en 1971, cuando me inscribí en el curso de inducción y formación para ser docente de un nuevo proyecto innovador del bachillerato en México: el Colegio de Ciencias y Humanidades. Fui maestra fundadora del Plantel Vallejo en el curso de Historia moderna y contemporánea.
Fue una experiencia maravillosa porque los programas se reducían a solamente unos párrafos descriptivos sobre lo que se esperaba que los alumnos aprendieran. Los maestros, reunidos en academias, desarrollamos los programas y materiales de estudio en forma colegiada. En la práctica construimos un plan de estudios innovador. Posteriormente serví al Colegio desde diversos cargos que me permitieron adentrarme en la problemática específica de este nivel educativo.

GV: ¿Cómo te involucraste en la Educación a Distancia?

CV: En 2004 fui nombrada Coordinadora del Consejo Académico del Bachillerato y allí tuve la encomienda, por parte del rector Juan Ramón de la Fuente, a través de la doctora Rosaura Ruíz, Secretaria de Desarrollo Institucional de la UNAM en ese momento, de crear un bachillerato a distancia. Para ello se estableció una comisión que tuve el honor de presidir, conformada por el doctor Francisco Cervantes, coordinador de la Universidad Abierta y Educación a Distancia (CUAED), los directores del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) y la Escuela Nacional Preparatoria (ENP), doctor José Bazán y el arquitecto Héctor Herrera, respectivamente, a las que se unieron tanto tú como la licenciada Isabel Díaz del Castillo y otros funcionarios de las dependencias involucradas. Se contó para este proyecto con la participación de casi 50 profesores del CCH y la ENP comisionados de tiempo completo durante un año.

Se creó y desarrolló un plan de estudios innovador en todos los aspectos de su concepción curricular, tanto fue así que en 2009 ganó el Premio ANUIES a la Innovación Educativa. Este bachillerato fue aprobado por el H. Consejo Universitario el 9 de marzo de 2007. Se creó la Coordinación del Bachillerato a Distancia, organismo establecido en el plan de estudios aprobado, encargada de impartir y difundir este nuevo bachillerato y yo tuve el privilegio de dirigirla de marzo de 2007 a agosto de 2014, cuando se transformó en una dirección de la Coordinación de la Universidad Abierta y Educación a Distancia.

Los primeros alumnos fueron migrantes mexicanos en los Estados Unidos y, en 2014, ya se impartía en 36 países. En territorio nacional se inició masivamente, al cabo de tres años ya atendía a casi 11 mil alumnos del Distrito Federal en cursos propedéuticos, por un convenio entre la Secretaria de Educación del Gobierno del Distrito Federal, bajo la dirección del doctor Axel Didriksson y con el apoyo de la Secretaria de Desarrollo Institucional de la UNAM, la doctora Rosaura Ruiz. En 2014 se contaba con más de 22 mil alumnos matriculados en asignaturas en todo el país y más de 4 mil alumnos graduados.

GV: ¿Qué es la Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia? ¿En qué circunstancias se creó?

CV: La Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia (RED) es una entidad académica, sin fines de lucro, constituida por instituciones públicas que imparten educación media superior a distancia, y pertenece al Espacio Común de Educación Superior a Distancia (ECOESAD).

Se creó en 2006; al iniciarse el desarrollo de bachilleratos a distancia se sintió la necesidad de compartir experiencias porque se estaba pisando un terreno que nadie dominaba. Así, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) convocó al Instituto Politécnico Nacional (IPN), a la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), a la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) y a la Universidad de Guadalajara (UdG) a constituirse en una organización de apoyo mutuo; de esta forma surgió la RED. Más tarde se incorporaron la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato (UVEG), y las Autónomas del Estado de Hidalgo (UAEH), del Estado de Sinaloa (UAS) y de Yucatán (UADY).

GV: ¿Cuáles son los propósitos de esta RED?

CV: Constituir un espacio para compartir, investigar, innovar, mejorar y difundir el aprendizaje a distancia en la educación media superior (EMS) en México y, en su caso, apoyar a instituciones que pertenecen a ECOESAD que deseen desarrollar estudios de bachillerato a distancia.

GV: ¿Cuáles han sido sus aportaciones más importantes?

CV: Considero que el logro más importante ha sido el intercambio de experiencias a lo largo de los nueve años, en los que se han realizado 22 reuniones interinstitucionales con participación, en todas ellas, de casi todos sus miembros. Tuve el honor de coordinar la RED desde su fundación hasta 2012, cuando asumió el cargo Mónica Torres del IPN y actualmente lo detenta Marcela Ochoa de la UDG.

Otros logros fundamentales de la RED han sido la organización de coloquios anuales a nivel nacional, la publicación de la Revista Mexicana de Bachillerato a Distancia, la elaboración del reglamento que la rige, así como su participación en la elaboración del Manual para la evaluación de bachilleratos a distancia de COPEEMS (Consejo para la Evaluación de la Educación del Tipo Medio Superior, A.C).

GV: ¿Cuántos coloquios se han realizado?

CV: A la fecha la Red ha organizado seis Coloquios Nacionales de Educación Media Superior a Distancia a cargo de la UNAM, IPN, UVEG, UAEH, UNAM y la UANL. El séptimo se llevará cabo en 2016 en Yucatán, organizado principalmente por la UADY. Estas actividades cuentan con una fase en línea y otra presencial, además de que la participación de asesores y tutores en línea de Educación Media Superior a Distancia ha sido muy nutrida, se ha contado con destacados especialistas nacionales e internacionales en esta modalidad.

GV: Con relación a esta revista que has dirigido desde su lanzamiento en 2009, ¿cómo surge y qué propósitos tiene?

CV: Esta revista surgió como el proyecto final presentado en el Seminario-Taller Prospectiva y Planeación Estratégica para la Educación a Distancia, promovido por ECOESAD en el 2008. Posteriormente fue presentado a la RED, en la reunión del 5 y 6 de junio de 2008, donde se autorizó la creación de la Revista de acuerdo al proyecto y se definió que la dirección estuviera a mi cargo, así como que los titulares de las instituciones miembros de la RED conformaran el Consejo editorial.

Es una revista arbitrada y su propósito fundamental es documentar este proceso, casi inédito, de crear programas, estrategias, materiales, enseñar y aprender a distancia, en el nivel bachillerato. Convocamos a participar en ella no solamente a los grandes teóricos de la educación a distancia, sino también a los que están frente a los alumnos, asesores y tutores así como a quienes diseñan los materiales de estudio y a los técnicos que hacen posible la comunicación e intercambio. Si se quiere conocer cómo funciona la ED a nivel preparatoria en México y en algunas partes del mundo, consúltenos.

GV: Compártenos, por favor, algo de su numeralia: cantidad de artículos, autores, secciones, tipos de colaboraciones.

CV: El primer número con carácter de especial se editó en febrero de 2009, en él se presentaron los bachilleratos en línea de las primeras cinco instituciones miembros de la RED; en ese mismo mes se editó el número 1 y en la sección proyectos y programas se empezó la compilación de otros bachilleratos del país. A la fecha, en los 15 números publicados, se cuenta con 36 reseñas de todos los bachilleratos de las instituciones participantes, además de otros bachilleratos en línea existentes en el país, así como panoramas de la educación a distancia en los Estados Unidos en este nivel educativo.

La revista cuenta con siete secciones, una de ellas es el artículo por invitación, en la que hemos contado con la participación 15 autores reconocidos en el ámbito de la educación a distancia. La parte medular es la sección de experiencias, en la que se han publicado 144 colaboraciones, fundamentalmente de las universidades miembros de la RED. Además se han publicado 29 reflexiones académicas, 23 artículos en la sección de visión internacional, 12 entrevistas y 26 reseñas. Al mes de enero de 2016, hemos recibido 46,000 visitas en el sitio web y contamos con 1,500 suscriptores.

GV: ¿Cuál consideras el mayor logro de esta revista?

CV: El que se haya especializado en la educación media superior a distancia. No conozco otra en América Latina dedicada específicamente a este rubro. Por un lado se ha convertido en un referente del bachillerato a distancia en nuestro país, por las reseñas de los bachilleratos existentes en México y porque, como ya dije, también informa de la situación en los Estados Unidos. Otro aspecto importantísimo es que ha dado voz a los actores del proceso educativo: asesores, tutores, diseñadores gráficos y técnicos. Tenemos información de primera mano de cómo se está desarrollando este tipo de educación, lo que significa una fuente de aprendizaje para los que estamos involucrados en ella y constituye un documento esencial para los investigadores en educación.

GV: ¿Cuáles son los planes para la revista?

CV: Que se siga publicando puntualmente como hasta ahora, tanto en su versión digital como impresa, aumentar su visibilidad a partir de su inclusión en más índices y contar con la posibilidad de intercambiar opiniones con y entre los lectores sobre el contenido de los artículos. Sin duda, el más importante de todos es seguir siendo una referencia del trabajo que se realiza, en el campo de la educación media superior a distancia en nuestro país.

GV: Te agradecemos mucho esta interesante entrevista y quisiéramos terminar con esta pregunta: ¿qué deseas para la educación media superior a distancia en México?

CV: Que sea cada vez más rigurosa, innovadora, incluyente y que cuente con un alto reconocimiento por parte de la sociedad.

Comentarios

Comentarios