Entrevista a Andrew Almazán y a Dunia Anaya: El bachillerato a distancia y los estudiantes sobresalientes

Novedades y entrevistas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Entrevista a Andrew Almazán y a Dunia Anaya: El bachillerato a distancia y los estudiantes sobresalientes Gubisha Ruiz Morán*

Adrew Almazán es un joven de 17 años que salió del sistema escolarizado a los nueve, para presentar los exámenes que le permitieron acreditar la primaria abierta en ela SEP con lo que obtuvo su certificado a los 10 años. En un año obtuvo de la misma forma el certificado de secundaria para después entrar al Colegio de Bachilleres donde concluyó sus estudios de educación media superior a los 12 años. Ingresó a la universidad donde ya terminó la carrera de Psicología y actualmente cursa la de Medicina, ambas en una universidad privada. Actualmente dirige el área de psicopedagogía de una institución de su familia que ofrece atención a niños talentosos y sobresalientes.

Gubicha Ruiz (GR) ¿Cómo se dieron cuenta tú y tu familia que eras un alumno sobresaliente?
Andrew Almazán (AA): Recuerdo que a los dos años de edad, que son mis primeros recuerdos, yo era muy inquieto y como no sabía leer preguntaba siempre lo que venía escrito en los libros. Es así como fui aprendiendo de historia, me empezó a interesar la astronomía, la música barroca, desde ese momento me empezó a gustar. Y fue así que, conforme fui avanzando, que a los 4 años me mandaron a hacer un estudio de tipo psicopedagógico completo por parte de la escuela en la que en ese momento estaba. (…) Dijeron que tenía Déficit de Atención con Hiperactividad. A los cuatro años yo estaba ya en proceso de estar leyendo y escribiendo.

GR: ¿Haz estudiado en línea alguna vez, con materiales en línea?
AA: Si, en este caso cuando estudié el bachillerato si utilicé material en línea y cuando estudié la primaria, la secundaria y la preparatoria también lo estuve haciendo de forma alterna pues estuve presentando grados de una academia en línea de Estados Unidos.

GR: Y ¿qué te parece trabajar en línea?
AA: A mi me pareció muy adecuado porque también permite trabajar a mi propia velocidad, en este caso a mi ritmo.  Si quería avanzar más o menos de un área y también el hecho de que daba mayor libertad en los tiempos que es algo que llega a ser muy importante, el hecho de que el tiempo llega a ser muy valioso .

GR: En tu opinión ¿qué elementos de la educación a distancia facilitan el aprendizaje de un estudiante sobresaliente?
 AA: Lo primero es la capacidad de trabajar al ritmo de cada persona, entonces si una persona que tiene un coeficiente intelectual mayor, puede seguir su propio ritmo, sin tener que o detenerse o usar una velocidad que quizás no le corresponde. También el hecho de que permite administrar el tiempo:  es conveniente que se les ayude a los niños ya desde pequeños a que aprendan a administrar sus horas del día. En ese momento si no hay alguien que esté haciendo que trabajen entonces tienen que tener iniciativa propia.

GR: Cuando estuviste estudiando a distancia, ¿cómo organizabas tus actividades escolares?
AA: Generalmente yo voy cumpliendo mis horarios que voy marcando y como yo ya conozco el ritmo que llevo de aprendizaje,  procuraba dejar horas para el estudio, para el deporte y horarios de tiempo libre porque si no pues me saturaría.

GR: En tus experiencias de trabajo a distancia en línea, ¿tuviste alguna vez un asesor o sea un profesor en línea o siempre eran sólo los materiales?
AA: Bueno, en este caso existía un asesor que era el que coordinaba varias cosas del material, pero en este caso  los programas que yo cursé en este tipo de (materiales) electrónicos, ya estaban automatizados.

GR: Si tú diseñaras un bachillerato a distancia para niños sobresalientes, ¿cómo sería?
AA: Bueno, primero se requeriría mucho considerar las diferencias individuales, no podríamos querer que todos salieran al mismo tiempo, quizás hay temas básicos que si pero también buscar que siguieran su crecimiento.

GR: Pero, ¿qué asignaturas crearías para un Bachillerato en línea?
AA: Lo que pasa es que quizá es un mito pensar que hay que hacer muchas asignaturas quizá de todas las áreas. Quizá hay que seguir un programa, decir bueno quizá el área de Matemáticas se puede ampliar al área de la Física, y se puede ver ahí quizá Astronomía, también se puede ver en el área de las Ciencias naturales se puede ampliar hacia la Biología, hacia la Medicina,.

GR: Y la parte social ¿cómo se desarrolla al estudiar a distancia?
AA: Yo no me aislé completamente digamos de amigos, sí tengo mis amigos de mi edad, sí mantuve siempre contacto con ellos, nunca los he dejado. Pero también hay un área que  se llega a olvidar que es la familia; quizá la familia es la que tiene mayor contacto y lo que importa es considerar que quizá (el sobresaliente) no tiene tantos amigos pero tiene a la familia más cercana. Ahí lo que hay que estar en este caso priorizando es aumentar la comunicación familiar, porque hay quizá alguien que por su tipo de personalidad pueda preferir tener más amigos o quizá él quiera preferir más con la familia.

La familia de Andrew está integrada por sus papás y dos hermanas, una de 10 y una de 14. Ambas iban a iniciar la carrera de psicología poco después de que se dio esta entrevista. Tuvimos oportunidad de entrevistar a la mamá de Andrew, Dunia Anaya:

GR: Cual es su experiencia en educación a distancia en la formación de sus hijos?
DA: Mis tres hijos han recibido educación a distancia, Andrew fue el que recibió a nivel bachillerato pero también mis otras hijas han estudiado a distancia. Considero que es una educación que es vanguardista porque les ayuda muchísimo para la formación y para que se hagan más responsables de su estudio, creo que les ha ayudado mucho en la formación de los tres.  En el caso de Andrew, ahora que ha terminado una licenciatura y está por terminar las segunda,  vemos que realmente le sirvió muchísimo, que hay muchos mitos y muchas creencias de que esta educación es para los rechazados. Es una educación que puede ayudarlos y darles herramientas que les van a servir en la vida universitaria y después en la profesional.

* Gubisha Ruiz Morán, B@UNAM, editoradelarevista@gmail.com