El uso de Guías de Estudio en la Educación a Distancia

Experiencias de bachillerato a distancia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

El uso de Guías de Estudio en la Educación a Distancia Martha Corona Tinoco* y Miguel Gómez Francisco Reynaldo**

Resumen

Se  considera el uso de guías de estudio en la educación a distancia como una forma de facilitar y dirigir el desempeño de los estudiantes.  Se revisan  los aspectos para  su elaboración, entre otros:   actividades que vayan de menor a mayor complejidad cognitiva; evitar el enciclopedismo; entregarlas  al inicio del curso y solicitar los avances por unidad.  El uso de guías permite a los alumnos  trabajar de manera más precisa.  Los resultados han demostrado que si los estudiantes siguen las indicaciones proporcionadas en las guías,  su aprendizaje, desempeño  y calificaciones mejoran considerablemente.

Palabras clave: guía, distancia, metacognición, autorregulación.

 

El propósito de esta colaboración es que el lector comprenda la importancia del uso de guías de estudio en la educación a distancia y aprenda a elaborarlas. En la práctica docente a distancia hemos observado que el uso de guías de estudio permite dirigir mejor el aprendizaje de los alumnos al optimizar el tiempo-esfuerzo invertido en cada curso.

Antes de tratar los aspectos a considerar durante la elaboración de estas guías es necesario enfatizar algunos aspectos de la educación a distancia. Esta forma de enseñanza-aprendizaje se refiere a la comunicación didáctica de doble vía entre dos personas separadas físicamente; en el espacio y tiempo (Maya, B. A. 1993). Por ello la mayor parte del diálogo es asincrónico; es decir,  a diferentes tiempos, de manera que para el asesor se vuelve un reto de mayor esfuerzo medir el aprendizaje del alumno, antes de las evaluaciones.

Recordemos que el mayor interés de la educación a distancia es el aprendizaje significativo del alumno, esto involucra crear ambientes adecuados  de estudio donde la construcción del conocimiento sea sólida. Cuando el estudiante se sienta frente a la computadora y abre su curso, está entrando a un  ambiente virtual que interacciona con su realidad —espacio físico donde estudia—, en donde hay fuertes distractores como ruido, teléfono, imágenes y otras personas, este aspecto a veces poco reflexionado, tiene gran influencia en el buen desempeño del estudiante.

Para lograr empatía entre el curso y el alumno es necesario solicitarle que aplique estrategias que le ayuden a ir creando un  ambiente virtual óptimo:

  • Organizar su tiempo dando prioridad al trabajo, la familia, la escuela y su descanso. Una buena estrategia es pedirle que escriba sus actividades diarias y anote el tiempo que invierte en cada una, después priorice eliminando o alternando aquellas que no sean sobresalientes para su vida. Una vez que ha depurado actividades, distribuir su tiempo cuidando de seguir horarios para su autorregulación exitosa. Cuando el alumno maneja y organiza sus tiempos no sólo tiene mejor desempeño sino que en general aprende a organizar y reconocer las situaciones importantes en su vida.

  • Enfatizar la importancia del ingreso diario al curso donde no sólo  dedique tiempo a leer sino concentre su pensamiento en la lectura y los ejercicios —por lo menos dos  horas diarias en estas condiciones—. Puede realizarlo frente a la computadora o con el material impreso. Comentarle la diferencia entre el tiempo de estudio y el tiempo-esfuerzo que significa el dedicado física y mentalmente a una actividad.

  • Cabe mencionar que el uso de apoyos complementarios permite que el estudiante acepte y aplique el procedimiento sugerido por el asesor para llevar el curso. Para los ejercicios y temas extensos puede solicitar a su asesor material de apoyo breve, colorido, amistoso en lenguaje y procedimiento, para poder avanzar con mayor rapidez en la comprensión de los temas. La mayoría de cursos tienen estos apoyos y es conveniente mostrarlos al inicio de cada unidad, cuando se le presenta al alumno el plan de trabajo.

  • Recordarle que la comunicación con el asesor debe ser continua para que haya una buena retroalimentación;  es decir,  durante el surgimiento de la duda y expresarla inmediatamente,  de forma muy precisa, indicando la unidad, el tema y la pregunta que ha surgido, para responder este cuestionamiento habrá que realizar nuevas lecturas (breves de preferencia), releer el texto o realizar nuevos ejercicios y aclarar conceptos hasta que la interrogante sea resuelta y comprendida. Verificar, posteriormente con el asesor que el contenido se ha comprendido adecuadamente, quizá a través de ejercicios que impliquen el uso de la interrogante resuelta.

  • Evitar interrupciones como el uso del teléfono, chat comercial, música distractora  o  mantener diálogo físico con otras personas, es muy importante que esté en la mejor condición física posible, nuevamente recordándole que al estudiar hay que dedicar tiempo-esfuerzo.

En este ambiente planeado y regulado es fundamental que el alumno aprenda a identificar la información relevante,  en este sentido el uso de guías de estudio responde a las necesidades, porque como asesores podemos dirigir el tiempo-esfuerzo del alumno hacia los contenidos prioritarios, no sólo por medio de preguntas sino de situaciones didácticas donde apliquen conceptos, teoremas, leyes, principios a través de la relación, comprensión y análisis de los elementos conceptuales que intervienen en situaciones interactivas.

La elaboración de estos apoyos resalta y dirige los aprendizajes, es coherente con el modelo educativo del bachillerato a distancia en tanto que involucra habilidades, valores y contenidos interdisciplinarios.

Consideraciones para elaborar guías de estudio a distancia

  1. Cuide reconocer los contenidos relevantes de los complementarios.

  2. Identifique los elementos disciplinarios básicos que requiere manejar el alumno.

  3. Elabore actividades que vayan de menor a mayor complejidad cognitiva.

  4. Involucre el uso de decisiones que incluyan valores.

  5. No sature la guía, evite el enciclopedismo y céntrese en las actividades que incluyan varios conceptos, comprensión y aplicación de los temas.

  6. Entregue la guía al inicio del curso y solicite los avances por unidad.

  7. Durante la retroalimentación sea preciso en los contenidos y resalte los valores y habilidades que el estudiante maneja.

 

Propuesta de reactivo para la guía

    • Dibuja las partes del relieve submarino y las capas de la atmósfera (Realízalo en papel y tómale una foto).

Contenidos disciplinarios

Involucrados:

4.  Contaminación y 5. Riesgos hidrometeoro lógicos de la unidad 3.

Antecesores:

4. Estructura de la atmósfera de la unidad 2 de CVT I.

Sucesores:

3. El modelo   en fenómenos diversos de la unidad 2 en Modelos para CVT.

Habilidades

Comunicación: Identificación de elementos gráficos. (Todo el reactivo es gráfico.)

Cognitivas: Observación —ubica y selecciona los elementos representados—, relación —Une conceptos a través de una imagen y crea un conjunto mayor de imágenes que lo llevan a un concepto incluyente por ejemplo: capas de la atmósfera incluye troposfera, estratosfera, mesosfera, termosfera y exosfera— y clasificación —es resultado de la habilidad anterior—.

Metacognitiva: Atención selectiva —es necesaria para usar las habilidades cognitivas que aplica—.

Metodológica: Búsqueda —durante su lectura pone énfasis en los elementos que considera le darán la respuesta al reactivo—, selección y registro de información —identifica la información y la pega formando frases sinópticas o resúmenes por tema—.

Valores

Responsabilidad.

El desarrollo del pensamiento alternativo, capaz de imaginarse soluciones distintas a las aparentemente impuestas capaces de superar los problemas derivados de los modelos conocidos.

 

Resultados

En las asignaturas de CVT I, CVT II, Medio Ambiente y Bioética, Modelos Cuantitativos para CVT y Ciencias de la Salud II, el uso de estos apoyos promueve la aprobación y el aprendizaje en el alumnado.

Los estudiantes en quienes se han aplicado esta guías muestran ventajas formativas y educativas:

Su nivel de incertidumbre al examen disminuye notablemente.

La seguridad y autoestima aumenta porque conoce y se maneja en la asignatura.

Regula su tiempo-esfuerzo debido a que ejecuta la guía a través de las cuatro unidades y recibe retroalimentación continua.

El ejercicio de los contenidos permite reflexión y revisión dando el espacio de fortalecimiento del aprendizaje —un descuido continuo en los alumnos que dejan al final el repaso y la exploración de dudas—.

Evidencias

La aprobación es alta.

El estudiante usa lenguaje técnico.

Los egresados de las asignaturas muestran mayor auto regulación y manejo de contenidos antecesores.

Conclusiones

El uso de guías de estudio permite a los estudiantes de la educación a distancia,  trabajar de manera más precisa y dirigida, evitando  la dispersión en la búsqueda de información, aprovechando por consiguiente  el tiempo de estudio haciéndolo más eficiente. Los resultados han demostrado que cuando los estudiantes siguen las indicaciones proporcionadas en las guías, su aprendizaje, desempeño  y calificaciones mejoran considerablemente.

 

Fuentes consultadas

  • http://www.educoas.org/portal/docs/valores_educ_nuevomilenio.pdf

  • Arnobio Maya Betancourt (1993) Orientaciones Básicas sobre educación a distancia y la función tutorial. Oficina subregional de educación de la UNESCO para Centroamérica y Panamá (UNESCO- San José), recuperado el 5 de enero en http://www.usc.es/ceta/recursos/documentos/tutoria.pdf

  • Araminda Turrent Rodríguez. La Creación de nuevos ambientes de aprendizaje y la construcción del conocimiento. Centro de Educación a Distancia Universidad La Salle A.C. recuperado el 5 de enero en http://www.ulsa.edu.mx/~edudist/creacion_conocimientos.doc

*Maestra en Ciencias, aseunam15@yahoo.com.mx 

**Maestro en Ciencias,  marazul1962@gmail.com

Bachillerato a Distancia del Gobierno del Distrito Federal