El perfil de los egresados del Bachillerato a Distancia Generaciones 2008-1 y 2008-2

Experiencias de bachillerato a distancia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

El perfil de los egresados del Bachillerato a Distancia
Generaciones 2008-1 y 2008-2
• Edvard Ulises Arenas Espinosa*

Resumen

Se presentan los resultados del seguimiento que se realizó con los primeros 160 egresados del Bachillerato a Distancia, de la Secretaría de Educación del Gobierno del Distrito Federal. Al tratarse de un primer acercamiento a esta línea de investigación, surge la interrogante: ¿qué perfil tienen los egresados? Para responderla se realizó una  encuesta a los egresados, y se obtuvo que la mayor parte son adultos maduros y jóvenes que han encontrado en el Bachillerato a Distancia una opción para continuar sus estudios y así lograr una mejor preparación profesional y  laboral.

Palabras clave: educación, calidad, egresado, bachillerato a distancia, currículo, perfil.

Introducción

Conocer la efectividad de los programas sociales y educativos, así como el impacto que tienen en la vida de sus beneficiarios, resulta de suma importancia. El Bachillerato a Distancia  no es ajeno a la necesidad de conocer el perfil de sus egresados para garantizar que la educación que se imparte responda a las expectativas de la población. Con este propósito, se aplicó una encuesta a los egresados de las generaciones 08-1 y 08-2, para conocer el perfil de los alumnos. Se les preguntó acerca de su situación laboral, estado civil, edad, etc. A partir de los datos que se obtuvieron, se constata  que el Bachillerato a Distancia es una oportunidad de superación laboral e incluso para continuar  estudios, para todas las personas que por diferentes motivos no han podido tener acceso a otros sistemas educativos, ya que regularmente la UNAM, el IPN, el COBA, etc., atienden la demanda de bachillerato de los jóvenes recién egresados de la secundaria, que a los rezagados. Con esto concluimos que el Bachillerato a Distancia, bajo el esquema del nuevo modelo educativo, es una opción factible para este perfil de la población.

Decir que el compromiso del B@D es con el estudiante, más que con el egresado, parece un juego de palabras, pero si el B@D considera a todo aquel que pasa por sus aulas como estudiante, si su plan de formación es coherente en todos los aspectos, si hay preocupación real por formar tanto en lo humano como en lo académico, familiar, espiritual, social, económico y empresarial, sencillamente el egresado es alguien que hace una pausa en su proceso formativo.

El enfoque sobre el seguimiento de egresados plantea reconsiderar la formación de éstos,  no sólo como  resultado de la aplicación de diversos métodos de enseñanza y conocimientos durante su periodo de estudio, sino como el resultado por excelencia de la modalidad educativa a distancia que, como tal, debe ser valorado y perfeccionarse con el tiempo y la experiencia con el fin de alcanzar nuevas metas en la sociedad para la que trabaja.

De esta forma,  el seguimiento de egresados plantea la posibilidad de realizar un seguimiento continuo que permita no sólo conocer la situación de los mismos en un momento determinado, sino comparar su evolución en el tiempo de acuerdo con su perfil académico y la situación del mercado laboral.

En las últimas décadas, se ha convertido en una necesidad, de manera creciente, que las instituciones educativas incorporen líneas de investigación, que analicen aspectos de su vida institucional, que posibiliten una adecuada toma de decisiones y el establecimiento de programas bien estructurados en lo curricular y con una atinada presupuestación, condición inherente,  sin la cual estaría en desventaja para afrontar retos y demandas de una sociedad más participativa y exigente.

En un programa de evaluación y seguimiento institucional, uno de los aspectos de mayor importancia es el seguimiento de egresados, que a la par de las otras líneas de investigación, puede, con los avances de sus ex alumnos, iniciar la retroalimentación para medir la pertinencia curricular y sus posibles adecuaciones, en  congruencia con el mercado laboral.

Para cumplir con la idea general de rescatar información relevante de los egresados, a partir de la base de datos general se obtuvo la siguiente información:

59 Egresados 08-1

Concepto

Datos

Promedio de edad

38.1 años

Egresado con mayor edad

53 años

Egresado con menor edad

20 años

Delegación con mayor población

Iztapalapa 25 %

Estado Civil

casados 80 %
solteros 20 %

Sexo

Femenino 61 %, masculino 39 %

Escuela de procedencia

Pública 98 %

Trabajan

78 %

Promedio de egreso

8.0

Presentaron examen para nivel superior

12  egresados

Aceptados

100 %

Tabla 1. Egresados de la primera generación.

Esta generación estuvo constituida por una población mayoritariamente femenina de adultos maduros, con compromisos familiares y laborales fuertes, de extracción popular, con un gran sentido de responsabilidad respecto al estudio por su buen promedio de aprovechamiento y los resultados de su examen de ingreso a licenciaturas.  Cabe destacar que de los alumnos que reportaron haber realizado su examen de ingreso a nivel superior, 100 % fue aceptado.

Para la segunda generación, se presenta la siguiente tabla:

101 Egresados 08-2

Concepto

Datos

Promedio de edad

39.1 años

Egresado con mayor edad

60 años

Egresado con menor edad

19 años

Delegación con mayor población

Cuauhtémoc 18 %

Estado Civil

Casados 56 %
Padre/madre /soltero 6 %
Solteros 27 %
Unión libre 11 %

Sexo

Femenino 62 %
Masculino 38 %

Escuela de procedencia

Pública 97 %

Trabajan

62 %

Promedio de egreso

8.2

Presentaron examen para nivel superior

39 egresados se presentaron

Aceptados

38 %

Tabla 2. Egresados de la segunda generación.

Las características que comparten estas dos generaciones lleva a  considerar que  con este Bachillerato  se está atendiendo una parte importante de la población que se había dejado fuera:  “los adultos jóvenes, los adultos maduros y los adultos mayores” que no tuvieron oportunidad de continuar sus estudios y que quieren seguir preparándose académicamente y, por supuesto, encontrar una mejor retribución económica. Entre las diferencias encontramos que en la segunda  generación se integraron  padres o madres solteros que buscan tener una mejor preparación para ofrecer a sus hijos un futuro diferente.

Para corroborar la información, se realizó una tabla general con el total de los 160:

160 Egresados 08-1, 08-2

Concepto

Datos

Promedio de edad

38.5 años

Egresado con mayor edad

60 años

Egresado con menor edad

19 años

Delegación con mayor población

Iztapalapa 18 %

Estado Civil

Casados 64 %
Padre/madre/soltero 4 %
Solteros 25 %
Unión libre 7 %

Sexo

Mujeres 61.50%

Escuela de procedencia

Pública 97.5 %

Trabajan

70 %

Promedio de egreso

8.1

Presentaron examen para nivel superior

51 egresados se presentaron

Aceptados

53 %

Tabla 3. Egresados de la primera y segunda generación.

Al realizar un comparativo entre las dos generaciones, podemos observar que en general coinciden en muchos aspectos: la diferencia de edad no es tan significativa (de 1 año); en las dos generaciones encontramos personas muy jóvenes y adultos mayores; tanto en la primera como en la segunda, hay delegaciones con mayor número de estudiantes, por un lado Iztapalapa y por el otro Cuauhtémoc;  aunque al realizar el análisis global sobresale la primera generación con 18 %. En cuanto al estado civil, la mayoría de la población es casada, con 64 %; curiosamente en ambas generaciones  sobresalen las mujeres con  61.5 %. Respecto a su educación previa, 97.5 %  proviene de escuelas públicas; la  mayor parte  trabaja, 70 %; en general el promedio de aprovechamiento es de 8.1, lo que nos hace pensar que la preparación que reciben está  bien encaminada, pues  se encuentra por encima de la media nacional. Cabe señalar que 51 alumnos informaron que presentaron el examen para nivel superior y 53 % fue aceptado. Sin embargo, nos falta saber el resultado de 22 alumnos egresados.

Conclusiones

Con base en datos reales del seguimiento de egresados, podemos obtener información valiosa del perfil del egresado, sobre todo para conocer si el currículo del B@D, más allá del conocimiento que ofrece, es capaz de preparar a los estudiantes para enfrentarse académicamente a los niveles superiores, y también si capacita para la mejora laboral y el impacto familiar que alcance con sus estudios.

Entre las ventajas que  la modalidad educativa en línea ofrece al alumno, cabe destacar que: él gestiona su aprendizaje, se  hace autónomo y aprende a desarrollar habilidades que permanecen en su vida cotidiana, es decir, forma competencias para la vida.

La población del Bachillerato a Distancia la conforman, en su mayoría, adultos que trabajan, que son padres o madres de familia, que por diversos motivos no terminaron sus estudios de bachiller. El B@D ha sido para ellos una manera de seguir preparándose sin la necesidad de invertir tiempo en los traslados, y ha demostrado  ser viable a un sacrificio posible en lo familiar para las difíciles condiciones sociales de sus alumnos.

Habrá que seguir investigando y haciendo seguimiento a los egresados en su desarrollo futuro, para saber qué es adecuado o inadecuado del currículo  y de las estrategias pedagógicas aplicadas ya en su desempeño en la vida, en el trabajo y en los estudios superiores, lo que nos permitirá enriquecer la propuesta educativa como mecanismo de mejora continua, siempre en pro del aprendizaje y de la construcción de un nuevo ciudadano bajo este modelo educativo.

*Edvard Ulises Arenas Espinosa, Secretaría de Educación del Gobierno del Distrito Federal, edvard.arenas@educaciondf.net