El futuro del aprendizaje: tendencias en la educación K-12 mixta y en línea en los Estados Unidos

Artículo por invitación

El futuro del aprendizaje:
tendencias en la educación K-12 mixta y en línea en los Estados Unidos

Allison Powel
International Association for K-12 Online Learning (iNACOL)
apowell@inacol.org

Resumen

¿Cómo se ve el futuro del aprendizaje? ¿Cómo definimos una educación de primera clase para los estudiantes de hoy día? Se ofrece una perspectiva sobre las tendencias en la educación en Estados Unidos, las expectativas para los estudiantes y las estrategias a seguir por las escuelas. La enseñanza en línea y mixta están permitiendo una revolución alrededor del mundo, los grandes maestros llegan a los estudiantes más remotos e involucran a las poblaciones más desafiantes. Se ofrecen soluciones para ampliar oportunidades, la colaboración global y las prácticas del siglo XXI con el fin de que cada estudiante tenga acceso a la mejor educación disponible. Así se da cuenta de las últimas investigaciones y prácticas implementadas en Estados Unidos.

Palabras clave: ; ;



Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Actualmente los estudiantes de primaria y secundaria utilizan internet para la investigación, para tener acceso a más recursos, para la exposición a fuentes primarias, la colaboración con estudiantes, profesores y expertos, así como para crear su propio contenido. Más de la mitad de los estudiantes de secundaria son creadores de contenido. Los modelos de aprendizaje en línea y aprendizaje mixto se están convirtiendo en una fuerza poderosa para aprovechar este fenómeno, para transformar la forma en la que nuestros estudiantes aprenden para el siglo XXI, a través de modelos de evaluación de instrucción y basados en el rendimiento altamente personalizados.

Una visión general del aprendizaje en línea y el aprendizaje mixto en los Estados Unidos

En los 50 estados de la Unión Americana se tienen 13,588 distritos escolares (IES, 2012), cada uno con propias e independientes políticas y prácticas relacionadas con la educación de los niveles preescolar a secundaria (K12). Si bien esto puede parecer abrumador, ya hay una tendencia creciente en el uso de algún tipo de enseñanza mixta o en línea; aplicándose tanto en las políticas como en las escuelas de los 50 estados.

Existen diversas formas de programas de educación en línea y educación mixta en Estados Unidos; más de 2 millones de estudiantes de K-12 tienen acceso a cursos en línea. La mayoría de estos estudiantes están en la preparatoria y acceden normalmente a uno o dos cursos en línea por numerosas razones: tomar una clase que no se ofrece en su escuela; compensar créditos después de reprobar un curso; graduarse anticipadamente; trabajar a su propio ritmo, entre otras. Sin embargo, aproximadamente 315,000 estudiantes de K-12 (Watson, Pape, Murin, Gemin, y Vashaw, 2014) están inscritos en escuelas virtuales de tiempo completo, accediendo a la totalidad de su plan de estudios en línea. Si bien este es un grupo pequeño de estudiantes, estas escuelas de tiempo completo ofrecen opciones inclusivas para los estudiantes que podrían viajar, que entrenan para los Juegos Olímpicos, que están físicamente incapacitados para salir de su casa, o que sufrieron abuso en la escuela tradicional, ofreciéndoles un ambiente de aprendizaje seguro en su propia casa.

Cada modelo educativo de aprendizaje en línea y mixto es único, pero todos los modelos de calidad han basado su diseño de enseñanza en torno al estudiante. Para el desarrollo de nuevos modelos de aprendizaje, las escuelas deben considerar y planificar en torno a unos cuatro elementos principales: las plataformas tecnológicas; personas/pedagogía/desarrollo profesional; los contenidos y la evaluación; y cursos en línea (figura 1).

Figura 1. Nuevos modelos utilizados en el aprendizaje en línea y mixto.

RMBD13_01-FIG01

Mientras la tecnología (T) encabeza la lista y es esencial para el desarrollo de nuevos modelos, el conjunto Personas/Pedagogía/Desarrollo profesional (P) resalta la importancia de las personas, los nuevos modelos pedagógicos y el desarrollo profesional, para transformar el viejo sistema en modelos más centrados en el estudiante. Estos modelos requieren un cambio de mentalidad en torno al liderazgo, la pedagogía y las funciones del personal para todos los educadores. Fuente: (Patrick, 2011).

Tipos de escuelas en línea y mixtas en los Estados Unidos

Escuelas virtuales estatales

Los estudiantes pueden acceder a los cursos en línea a través de diversos programas y escuelas. 26 estados tienen Escuelas Estatales Virtuales, programas creados y/o financiados por ley o por una agencia a nivel estatal con el propósito de proporcionar oportunidades de aprendizaje en línea a los estudiantes de todo el estado. Las escuelas también pueden recibir subsidios federales o de fundaciones privadas y suelen cobrar por los cursos a los estudiantes o a sus distritos, para ayudar a cubrir los costos. Se ofrecen varios cursos en línea para estudiantes de secundaria y preparatoria; algunos son cursos complementarios, lo que requiere que los estudiantes también estén inscritos en una escuela presencial.

Durante el ciclo escolar 2013-2014, más de 740,000 estudiantes se inscribieron en un curso ofrecido por una escuelas estatales virtuales (Watson, Pape, Murin, Gemin, y Vashaw, 2014). Estos programas dirigidos por el estado fueron el comienzo del aprendizaje en línea en los Estados Unidos; a mediados de 1990, era costoso adquirir un sistema de gestión de aprendizaje para desarrollar contenido y formar a los profesores para enseñar en estos nuevos entornos. Las escuelas estatales virtuales ofrecen a todos los estudiantes, que viven en el estado, acceso a contenidos y profesores de alta calidad. Con el desarrollo de las escuelas estatales virtuales, los distritos ahora son capaces de brindar acceso a los cursos y a los maestros, que de otro modo no podrían por sus recursos limitados, generando así igualdad de oportunidades para todos los estudiantes.

Escuelas de tiempo completo en línea

Mientras que la mayoría de los estudiantes están accediendo únicamente a uno o dos cursos complementarios en línea, existe un pequeño porcentaje de estudiantes con la necesidad de asistir totalmente a la escuela en línea. Las escuelas de tiempo completo en línea asignan toda la carga académica a través de cursos en línea, y no tienen un edificio físico a donde los estudiantes asisten regularmente. A diferencia de las escuelas estatales virtuales, que no proporcionan una gama completa de servicios a los estudiantes como lo haría una escuela presencial de tiempo completo, las escuelas de tiempo completo en línea son responsables de las evaluaciones estatales de los estudiantes y son evaluadas como todas las demás escuelas con base en el marco de desempeño estatal; siguiendo así las mismas políticas que las escuelas tradicionales.

Las escuelas de tiempo completo por lo general ofrecen oportunidades de desarrollo profesional a los maestros, pues no cuentan con la capacidad para contratar a docentes con experiencia previa en el campo de la enseñanza en línea. Los profesores y estudiantes se comunican a distancia, utilizando herramientas de comunicación en línea y teléfono. Estas escuelas también abarcan todos los niveles, desde preescolar hasta secundaria (K-12), y sus métodos de enseñanza varían entre los distintos grados. Los estudiantes más jóvenes pasan menos tiempo en línea y utilizan más materiales impresos, contando con la ayuda de un padre de familia u otro instructor de aprendizaje. Los estudiantes mayores pasan más tiempo en línea, utilizan menos materiales impresos y se comunican principalmente con su maestro en línea.

La mayoría de las escuelas de tiempo completo en línea están a cargo de la Education Management Organization (EMO), que ofrece los recursos necesarios para dirigir una escuela en línea. Estas escuelas tienden a ser particulares subvencionadas, que son escuelas públicas dirigidas de forma independiente y a las que se les otorga mayor flexibilidad en sus operaciones, a cambio de una mayor responsabilidad por su desempeño. El “acta constitutiva” que establece a cada escuela es un contrato de desempeño detallando la misión, el programa, los estudiantes atendidos, los objetivos de rendimiento y los métodos de evaluación de la escuela (Uncommon Schools, 2014).

Las escuelas de tiempo completo en línea atienden estudiantes con tasas mucho más altas de movilidad en comparación con la población estudiantil en su conjunto. En el caso de los estudiantes de primaria y secundaria, muchos asisten a una escuela en línea debido a razones de carácter temporal (enfermedad, lesiones, problemas de comportamiento, alergias). En nivel de bachillerato muchos estudiantes se cambian a una escuela en línea, pues están retrasados y en riesgo de abandonar la escuela por completo. Estas escuelas inscriben estudiantes de varios estados, con el fin de alcanzar una mayor cobertura.

Escuelas privadas en línea

Existen más de 30,000 escuelas privadas en los Estados Unidos y atienden a cerca de 5 millones de estudiantes en los grados K-12. Las escuelas privadas tienden a ser más pequeñas, con una relación profesor-estudiante menor que las escuelas tradicionales y en línea. La mayoría de estas escuelas también tienen una afiliación religiosa y cobran una colegiatura menor que las escuelas privadas laicas.

Mientras que las escuelas privadas han tendido a adoptar dispositivos y plataformas tecnológicas de forma con mayor rapidez que las escuelas públicas, por lo general se han quedado atrás en la adopción de sistemas educativos en línea y mixtos (Watson, Pape, Murin, Gemin, y Vashaw, 2014). Esto, debido a que las escuelas privadas son mucho más pequeñas y los profesores pueden personalizar el aprendizaje para cada estudiante sin la tecnología; sin embargo, estas escuelas comienzan a ver los beneficios de la enseñanza en línea y mixta.

En los últimos años, se han formado varios consorcios de escuelas privadas con los fines de desarrollar y compartir contenido digital, así como profesores de alta calidad a través de la red. Escuelas católicas y judías están buscando reducir costos mediante el desarrollo de contenidos y la capacitación de los profesores, en una red integrada por escuelas de todo el país. Sin embargo, la razón principal por la que muchas escuelas privadas se están moviendo en esta dirección es para poder aumentar la oferta de cursos para sus alumnos.

Programas en línea en todo el distrito

A medida que más recursos digitales y plataformas tecnológicas estén disponibles a precios más accesibles, los programas de aprendizaje en línea están comenzando a desarrollarse dentro de los distritos escolares de todo el país. En el caso de los estudiantes que acceden a cursos en línea de programas que se ofrecen fuera del distrito escolar, el distrito normalmente es responsable del pago. Ahora que el aprendizaje en línea es cada vez más habitual, los distritos pueden construir sus propios programas/escuelas en línea, así mantienen a sus estudiantes y al financiamiento dentro del distrito. Esta nueva tendencia también está obligando a todas las escuelas a generar experiencias de aprendizaje más atractivas y personalizadas para los estudiantes, ya que ahora cada estudiante cuenta con más opciones para elegir cómo aprender.

Los programas suelen comenzar poco a poco con una escuela, grado, o en unas pocas aulas. La mayoría de los distritos tienen múltiples iniciativas de aprendizaje digital, éstos comienzan con su propio programa en línea dirigido por sí mismos, ya sea ofreciendo opciones complementarias, de tiempo completo, o ambas. Muchos maestros de escuelas presenciales dentro del distrito, ahora pueden acceder a los contenidos digitales y utilizarlos para complementar sus actividades. Algunos distritos también están comenzando a rediseñar escuelas enteras o tienen planes de volver a idear todo el distrito utilizando estos cursos en línea.

El total de estudiantes que participan en todos estos programas es desconocido, pero se aproxima a varios millones o un poco más del 5% de la población estudiantil, en los Estados Unidos, en niveles K-12. Hacemos hincapié, sin embargo, en que este estimado se obtiene mediante la triangulación de cerca de una docena de fuentes. Ninguna fuente es integral.

Aprendizaje mixto

Los cursos de tiempo completo en línea se han ofrecido, en los Estados Unidos, por más de 20 años a estudiantes en niveles K-12. Sin embargo, en los últimos diez años, se ha notado una nueva tendencia, de las escuelas presenciales, a utilizar el contenido digital de cursos en línea para transformar el aprendizaje en las aulas tradicionales. Esto es conocido como aprendizaje mixto.

El aprendizaje mixto se puede definir como: “un programa de educación formal en el que un estudiante aprende, al menos en parte, a través del aprendizaje en línea, con algún elemento de control del estudiante a través del tiempo, el lugar, la ruta y/o el ritmo, y al menos en parte, en una ubicación física fuera de casa supervisada y donde las modalidades a lo largo del camino de aprendizaje de cada alumno dentro de un curso o materia se conectan para proporcionar una experiencia de aprendizaje integrada” (Horn y Staker, 2013).

El aprendizaje mixto está sucediendo en miles de aulas de todo el país con el surgimiento de algunas escuelas modelo y ejemplos de distrito, cada uno con el objetivo de personalizar el aprendizaje de cada estudiante. Sin embargo, el nivel de instrucción digital varía en las escuelas semi-presenciales. Pueden utilizar contenidos digitales y herramientas en la mayoría de las materias, o en sólo una o más áreas del tronco común. Además, la proporción de la instrucción que se lleva a cabo en línea varía entre las materias, los grados y las escuelas. No existe un enfoque único. Finalmente, algunas de estas escuelas requieren que los estudiantes asistan a la escuela presencial casi todos los días, lo que limita geográficamente a la población estudiantil. La movilidad de los estudiantes en estas escuelas no es tan alta como en las escuelas en línea.

En comparación con los distritos de escuelas públicas, las escuelas semi-presenciales tienen más probabilidades de estar utilizando acercamientos pioneros al aula y las configuraciones escolares, modelos de enseñanza y los horarios de tiempo completo. Si bien hay varios ejemplos individuales de aulas y escuelas de aprendizaje mixto en los que se muestra que dicho modelo tiene el mayor potencial para transformar realmente nuestro sistema educativo, todavía es muy nuevo y difícil de aplicar.

Datos rápidos sobre la enseñanza en línea y la enseñanza mixta (iNACOL, 2013).

La enseñanza en línea está creciendo rápidamente para los niveles K-12. Las inscripciones han seguido aumentando a un promedio del 30% anual desde el año 2000 (50,000 inscripciones en 2000; 500,000 en 2005; 1.8 millones en 2010). Aproximadamente el 16% de toda la población en niveles K-12 se ha inscrito en un curso en línea, el 82% de los distritos escolares que informaron que tenían uno o más estudiantes tomando un curso totalmente en línea o de carácter semi-presencial.

Más universidades americanas están ofreciendo cursos en línea K-12. Programas como Stanford y Northwestern han desarrollado cursos para estudiantes superdotados, mientras que la Universidad de Nebraska y la Universidad de Indiana ofrecen cursos para todos los estudiantes en niveles K-12. El estado de Montana ha ido en una dirección única y ofrece su escuela virtual estatal a través de la Universidad de Montana. Todos los profesores están capacitados y los cursos han sido desarrollados por la universidad, además la oferta es para estudiantes de todo el estado.

Las escuelas y los distritos están ofreciendo cursos en línea por diversos motivos. El 75% de los distritos escolares en los Estados Unidos están utilizando el aprendizaje en línea para facilitar el acceso a cursos de nivelación avanzado (AP®), ya que más del 40% de los distritos no ofrece ninguno de estos cursos de preparación para la universidad.

La escasez de profesores

Actualmente, 40% de los distritos de escuelas públicas en Estados Unidos asegura necesitar recursos para el aprendizaje en línea, puesto que los maestros certificados no están disponibles para la instrucción tradicional presencial. Más del 50% de las escuelas en los Estados Unidos necesitan de la enseñanza en línea para reducir problemas como el graduarse a tiempo, y el 60% de los distritos escolares dicen necesitar de la enseñanza en línea para la recuperación de créditos.

Desarrollo profesional

El desarrollo profesional de los profesores en línea está rezagado en los Estados Unidos. Varias universidades ofrecen grados de maestría y programas de certificación para maestros en servicio, pero muy pocas universidades están preparando a los futuros profesores para enseñar en nuevos entornos de aprendizaje, tales como aulas en línea y mixtas, obligando a las escuelas en línea a desarrollar y proporcionar su propia formación.

Hay dos universidades con visión de futuro, la University of Central Florida y la Michigan State University, que han integrado enfoques pedagógicos para la enseñanza en nuevos entornos de aprendizaje. También han colaborado con escuelas virtuales del estado para dar a los estudiantes universitarios la oportunidad de participar en pasantías y oportunidades de enseñanza al estudiante antes de la graduación.

Varias organizaciones y empresas sin fines de lucro también han fomentado el desarrollo profesional, con el fin de complementar y ayudar a las escuelas en línea, mediante la preparación de los profesores. Cuando las escuelas compran tecnología y contenidos digitales, el vendedor suele proporcionar capacitación sobre ese producto, pero el cambio en la pedagogía no suele abordarse en estas capacitaciones, lo que requiere que las escuelas individuales desarrollen una capacitación adicional, que puede conducir a resultados inconsistentes.

La International Association for K-12 Online Learning (iNACOL) ha desarrollado estándares de calidad para la enseñanza en línea y semi-presencial, lo que proporciona un marco para la construcción del desarrollo profesional docente. Idaho y Georgia han adaptado estas normas y han creado un programa de acreditación para la licencia de profesores. Los profesores que completan un desarrollo profesional específico pueden ganar una acreditación para la enseñanza en línea en su licencia.

Si bien el desarrollo profesional de los profesores es importante, los líderes también necesitan ayuda para desarrollar estos nuevos modelos de aprendizaje y apoyar a sus profesores. Existen opciones muy limitadas de desarrollo profesional docente disponibles, hay cero opciones disponibles actualmente para apoyar a los líderes de escuela y distrito. iNACOL está en el proceso de creación de normas de calidad de liderazgo, en miras de que las universidades y las organizaciones sin fines de lucro crearán programas para apoyar a los líderes escolares.

Tendencias estatales en políticas y prácticas de aprendizaje en línea

Tanto en la política como en la práctica, han surgido diversas tendencias en Estados Unidos durante los últimos años; un ejemplo es el uso de Recursos Educativos Abiertos (OER por sus siglas en inglés Open Educational Resources). En una encuesta reciente realizada por iNACOL, los estados están comenzando a pensar en la calidad, el desarrollo y el uso de los OER tanto en escuelas en línea, como en escuelas presenciales. Todas las escuelas en línea encuestadas están utilizando una combinación tanto de los OER, como de contenido comercial. Consorcios, distritos, escuelas individuales y profesores están desarrollando y compartiendo todo, desde lecciones digitales individuales hasta cursos completos.

La calidad de los contenidos digitales es otro avance importante. Con tantas opciones de contenido, desde los OER hasta el contenido comercial, puede ser difícil para las escuelas, distritos y estados determinar la calidad de un curso en línea. iNACOL publicó las National Standards for Quality Online Courses (iNACOL, 2011) con el fin de apoyar la evaluación y el desarrollo de contenidos. Texas y California ya han adoptado y adaptado estas normas, asimismo han iniciado un proceso de revisión de todos los contenidos digitales; éste debe cumplir con los estándares de iNACOL para poder ofrecerse. Otros estados están adoptando procesos similares para ayudar a los distritos y a las escuelas en la elección de los contenidos digitales de alta calidad.

El acceso a los cursos es otro tema emergente. A nivel estatal, los departamentos de educación están construyendo centros de intercambio de cursos (en línea y semipresenciales) que los estudiantes de todo el estado pueden tomar, sin importar dónde se encuentren. El estado desarrolla un proceso para revisar los cursos y si son aprobados, se incluyen en una base de datos a la que padres, estudiantes y consejeros tienen acceso; de esta manera se logra un alcance que antes no se tenía. Actualmente siete estados ofrecen programas de acceso a los cursos, y otros cuatro han llevado las políticas al siguiente nivel, permitiendo que el financiamiento por alumno siga al estudiante en cada nivel cursado, lo que le permite construir su propio plan de educación.

Otra tendencia interesante en la política de enseñanza en línea es que los estados y distritos requieren que los estudiantes completen un curso en línea como parte de sus requisitos de graduación. Michigan comenzó esta tendencia en 2006, cuando la industria automotriz estaba fallando. Se creía que todos los estudiantes tendrían que completar un curso en línea en algún momento de su vida después de la preparatoria, sin importar si ingresaron directamente a la fuerza laboral o se inscribieron en una universidad. Al exponerlos a un curso en línea en la preparatoria, no sólo aprenderían el contenido y la forma de tomar un curso en línea, sino que también adquirirían habilidades invaluables, como la colaboración con un equipo en línea, el uso del Internet y la computadora de manera productiva, y la gestión del tiempo, habilidades esenciales para tener éxito en la vida. Desde 2006, otros cuatro estados y varios distritos de todo el país han aprobado políticas similares.

Finalmente, otra nueva tendencia es financiar a las escuelas con base en el desempeño estudiantil. Por lo general, en los Estados Unidos, una escuela recibe financiamiento con base en la asistencia del estudiante. Si un estudiante está presente un número específico de días durante todo el año, una escuela recibirá fondos para ese estudiante; las escuelas obtienen financiamiento con base únicamente en la asistencia, sin importar que el estudiante no aprenda.

Uno de los mayores beneficios de la enseñanza en línea es la capacidad de un estudiante para trabajar a su propio ritmo. El modelo tradicional de financiamiento para las escuelas representa una barrera para las escuelas en línea, creando un mal incentivo por mantener a los estudiantes trabajando en un plazo semestral tradicional, incluso si pueden demostrar dominio del contenido antes del final del semestre.

A fin de eliminar esta barrera, la Escuela Virtual de Florida (FLVS por sus siglas en inglés Florida Virtual School) pidió a su cuerpo legislativo que fuese financiada con base en el rendimiento y no en la asistencia. Ahora, la FLVS recibe un pequeño porcentaje del financiamiento por alumno cuando un estudiante se inscribe en su escuela; una vez que éste completa exitosamente el curso, recibe el resto. Si el estudiante no completa el curso y se retira, la escuela no recibe ningún dinero adicional por ese estudiante. Utah, Luisiana y Nueva Hampshire han aprobado políticas similares. También se ha planteado el hecho de que un profesor pueda manipular las calificaciones con el fin de recibir los fondos. Para evitarlo, los estudiantes ahora no sólo deben completar el curso, sino además pasar un examen externo. Así se construye un modelo de financiamiento verdaderamente basado en el rendimiento.

Esta última tendencia de financiamiento, basada en el rendimiento, ha impulsado una nueva tendencia en la parte práctica: la educación basada en competencias. La alta calidad de ésta, se define por los siguientes elementos:

• Los estudiantes avanzan sobre el dominio.
• Las competencias incluyen objetivos de aprendizaje explícitos, cuantificables, transferibles que empoderan a los estudiantes.
• La evaluación es significativa y una experiencia positiva de aprendizaje para los estudiantes.
• Los estudiantes reciben un apoyo oportuno, diferenciado en función de sus necesidades de aprendizaje individuales.
• Los resultados del aprendizaje enfatizan competencias que incluyen la aplicación y creación de conocimiento, junto con el desarrollo de habilidades y disposiciones importantes (Competency Works, 2014).

Quedan lejos los modelos de educación financiada con base en el tiempo, permitiendo a los estudiantes trabajar a su propio ritmo y aprender nuevos conceptos, demostrando el dominio de conocimientos previos y que tienen el potencial de transformar completamente nuestro sistema educativo.

Conclusión

La enseñanza en línea surgió en Estados Unidos, a mediados de los años noventa, con el fin de ofrecer cursos avanzados para los estudiantes que vivían en zonas remotas del país. En ese momento, sólo se consideró apropiado para estudiantes del nivel avanzado de preparatoria. Sin embargo, conforme ha avanzado la tecnología y el contenido digital se ha vuelto más interesante, ahora se ofrece a todos los estudiantes la oportunidad de encontrar el éxito en estos nuevos entornos de aprendizaje.

Permitir el acceso a contenidos de alta calidad tanto para estudiantes como para docentes que antes no lo tenían, es una de los más importantes beneficios de la educación en línea; no obstante, destacan los grandes beneficios del aprovechamiento de los contenidos ya sea en el salón de clases o a distancia. Los nuevos modelos están en constante evolución. Aquellos que mezclan lo mejor de la enseñanza presencial y la enseñanza en línea parecen tener el mayor potencial para realmente personalizar el aprendizaje de cada estudiante.

El máximo poder de la educación mixta y en línea radica en su potencial para transformar al sistema educativo, permitiendo mayores niveles de aprendizaje a partir de enfoques basados en competencias. Los modelos basados en la tecnología permiten la rápida captura de los datos en cuanto al rendimiento de los estudiantes y la instrucción diferenciada (adaptada a las necesidades específicas de cada estudiante). Al adaptar la instrucción para reflejar las habilidades y conocimiento que los estudiantes han desarrollado, los modelos mixtos y en línea tienen el potencial para mantener a los estudiantes comprometidos y apoyados mientras aprenden, y para ayudarlos a progresar a su propio ritmo, lo que lleva a niveles mucho más altos de aprendizaje y logros (iNACOL, 2014).

Referencias

CompetencyWorks. (2014). What is Competency Education? Recuperado de http://www.competencyworks.org/about/competency-education/

Horn, B. y Staker, H. (2013). Blended Learning Model Definitios. Clayton Christensen Institute. Recuperado de http://www.christenseninstitute.org/blended-learning-definitions-and-models/

iNACOL . (2011). National Standards for Quality Online Courses v2. Recuperado de http://www.inacol.org/wp-content/uploads/2013/02/iNACOL_CourseStandards_2011.pdf

iNACOL . (2013). Fast Facts for Online Learning. Recuperado de http://www.inacol.org/cms/wp-content/uploads/2013/11/iNACOL-Fast-Facts-About-Online-Learning-October-2013.pdf

iNACOL . (2014). New Learning Models Vision. Recuperado de http://www.inacol.org/wp-content/uploads/2013/11/iNACOL-New-Learning-Models-Vision-October-2013.pdf

Institute of Education Science (IES). (2012). Number of public school districts and public and private elementary and secondary schools: Selected years, 1869-70 through 2010-11. Digest of education. Recuperado de http://nces.ed.gov/programs/digest/d12/tables/dt12_098.asp

Uncommon schools. (2014). Frequently Asked Questions About Public, Charter Schools. Recuperado de http://www.uncommonschools.org/faq-what-is-charter-school

Watson, J., Pape, L., Murin, A., Gemin, B. y Vashaw, L. (2014) Keeping Pace with K-12 Digital Learning 2014. California: Evergreen education group. Recuperado de http://www.kpk12.com/wp-content/uploads/EEG_KP2014-fnl-lr.pdf

Worthen, M. y Patrick, S. (2014, octubre). New Learning Models Vision. iNACOL. Recuperado de http://www.inacol.org/wp-content/uploads/2013/11/iNACOL-New-Learning-Models-Vision-October-2013.pdf

Comentarios

Comentarios