Diseño de estrategias didácticas de reflexión-acción para la formación humanista en ambientes virtuales de aprendizaje a partir del uso de foros y coevaluaciones entre pares

Experiencias de bachillerato a distancia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Diseño de estrategias didácticas de reflexión-acción para la formación humanista en ambientes virtuales de aprendizaje a partir del uso de foros y coevaluaciones entre pares1 • Jorge Alfredo Blanco Sánchez* y María Guadalupe Veytia Bucheli**

Resumen

El trabajo que se presenta a continuación expone el diseño de una estrategia didáctica de reflexión-acción para fortalecer la formación humanista en estudiantes de educación media superior desde ambientes virtuales de aprendizaje, a partir del uso de foros y coevaluaciones entre pares de manera asincrónica. Mediante la puesta en práctica de esta actividad, se busca fortalecer la formación integral de los estudiantes al plantear situaciones en las cuales tendrán que argumentar su punto de vista y contrastarlo con el de sus compañeros para reafirmar su opinión o modificarla con base en las aportaciones generadas en el foro.

Palabras clave: reflexión, acción, formación humanista, ambientes virtuales de aprendizaje


Propuesta

La propuesta presenta un diseño de estrategias didácticas para trabajar la formación humanista en ambientes virtuales de aprendizaje. El sustento pedagógico es el constructivismo. Se busca acompañar al estudiante para que diseñe y defina una postura ética en torno a determinadas situaciones con base en sus conocimientos, en una lectura previa y en una actividad de reflexión-acción. El proceso pedagógico se ha dividido estratégicamente en tres momentos: el primero es un análisis individual para elaborar una posición concreta ante una circunstancia dada, el segundo comprende una coevaluación entre pares y el tercero se dedica a una reflexión individual. Estas acciones permiten al estudiante contar con elementos para generar una toma de conciencia, sustentar su postura con fundamentos sólidos basados en la ética y confrontarlos con sus compañeros, mientras desarrollan las competencias de análisis, síntesis y argumentación.

La idea general es explorar nuevas estrategias de aprendizaje a partir de didácticas flexibles que permitan a los estudiantes virtuales tomar sus propias decisiones y buscar sus propios caminos de aprendizaje con base en la reflexión personal o consensuada. De esta manera se fomenta el aprendizaje autónomo y comparativo entre los estudiantes que tratan de normar su criterio de acción ante problemas actuales de la vida cotidiana.

Propósito

Promover la formación humanística en ambientes virtuales de aprendizaje por medio de foros de reflexión de valores éticos y morales aplicados a situaciones conocidas, que fomenten una postura ética, crítica y reflexiva, que pueda compararse con otras propuestas de sus compañeros.

Justificación

El saber, el saber hacer y el saber ser son fundamentales en el momento de movilizar las competencias que permiten tomar una postura en torno a una situación específica, en este caso dentro de la formación humanista, al hacer uso de los ambientes virtuales de aprendizaje:

Una competencia es un conjunto de conocimientos que al ser utilizados mediante habilidades de pensamiento en distintas situaciones, generan diferentes destrezas en la resolución de los problemas de la vida y su transformación, bajo un código de valores previamente aceptados que muestra una actitud concreta frente al desempeño realizado, es una capacidad de hacer algo (Frade, 2008: 36).

Esta propuesta presenta una aportación novedosa en relación con la articulación entre el saber, el saber hacer y el saber ser, genera un proceso dialéctico que vincula la reflexión con la acción y genera un sustento sólido para argumentar la postura asumida hacia determinada situación que en esta ocasión refleja un carácter ético.

Las competencias de saber ser y saber hacer se refuerzan cuando existe una relación directa, observable y distinguible entre los entes que participan en el proceso de enseñanza-aprendizaje. La propuesta destaca la posibilidad de establecer una relación entre el ser y el hacer a partir de una primera reflexión desde el conocimiento previo y la lectura de apoyo, para luego pasar al hacer como una forma de toma de conciencia ante cierta realidad, con una postura y coevaluando a los compañeros, y por último reflexionar sobre el ser. Por tal motivo las estrategias didácticas de reflexión-acción-reflexión son una forma de toma de conciencia de la acción desde la mirada crítica del propio actor, un tanto despegada de la simple acción. Partimos del principio de que el aprendizaje no es acumular sino asimilar.

El sustento teórico alude a Paulo Freire y su concepto de educación a través de la acción-reflexión (en Torres, 2009) cuando indica que la educación es una toma de conciencia de la realidad, pero la realidad no se conoce en el trabajo individual, sino en la dinámica colectiva del aprendizaje. Explica que el sujeto no se educa solo sino que los hombres se educan entre sí cuando conocen las realidades del mundo. El mismo Freire reconoce que el diálogo educativo nos hace sujetos, y que el sujeto no es sujeto hasta que el otro lo reconoce como tal por medio del habla y la escucha.

Las prácticas educativas son dialógicas y compartidas para que cada ser construya su propio saber. Por su parte, Muñoz, Quintero y Munévar (2002) indican que la adquisición de una destreza se alcanza a través de la práctica, la constancia y el dominio de los procesos estructurados para el logro. Así, un estudiante puede llegar a demostrar que domina la ejecución de ciertos procesos, pero que la destreza por sí misma no produce reflexión o conciencia del propósito de la acción misma. En otras palabras la propia acción no ayuda al trabajo intelectual del ser humano, al significado profundo de “por qué” ser competente.

La propuesta es ir más allá y hacer que el estudiante vislumbre los beneficios de la acción tanto para él mismo, como para los otros y para la comunidad, y que reflexione sobre lo que lo motiva a actuar en cierta dirección. Es ahí donde la reflexión-acción-reflexión adquiere relevancia en el estudiante, que sustenta desde su perspectiva su actuación ante ciertas situaciones complejas que se valoran desde la ética y la moral. La aplicación de la estrategia didáctica propuesta, implica métodos de aprendizaje como la observación, la reflexión, la actitud crítica y el trabajo intelectual en principio individual y luego compartido.

Detalles de la propuesta de reflexión-acción-reflexión

Requisitos

  • Lectura previa
  • Conocimiento de la forma de participar en Foros
  • Distribución de grupos y asignación de coevaluación de pares

Herramientas

  • Foro de discusión
  • Diagrama de estrategia con instrucciones de llenado
  • Formato de coevaluación con ponderaciones

Limitaciones

Hasta el momento no se han obtenido resultados palpables porque el instrumento se encuentra en etapa piloto. Sin embargo, encontramos ciertas limitaciones que surgen a partir de las primeras pruebas realizadas. La primera y más importante es la reticencia a utilizar la reflexión-acción como una herramienta nueva en el contexto de los valores humanos, tan flexibles y complejos. La segunda se refiere a destacar que los niveles de apropiación, toma de decisiones y creación de hábitos no se logran con una sola exposición o con un cierto grupo de actividades similares, sino que la constancia, el recordatorio, la práctica convertida en hábito hacen que realmente se logre crear conciencia de las buenas prácticas éticas a través del tiempo.

El tercer obstáculo es la respuesta fácil y no comprometida. En otras palabras, los estudiantes pueden contestar cualquier cosa, es decir, desde la respuesta esperada hasta la menos comprometida o engañosa y todavía defenderla sin un convencimiento visible. Es notorio que al principio existe rechazo hacia la nueva propuesta y tal vez incredulidad para aplicar estrategias que fomenten civilidad, ética y conductas morales, en especial por la escasa producción de propuestas encaminadas a desarrollar y fortalecer los valores humanos entre las nuevas generaciones, pero por algún lado se debe empezar a abrir brecha en el proceso formativo-educativo.

Conclusiones

Hasta el momento, la estrategia didáctica propuesta ya tiene rostro específico y se encuentra todavía en la etapa de prueba en los niveles de bachillerato. Para llevarla a cabo, es necesario que el profesor-asesor esté convencido de ella, pues será el responsable de poner en práctica la estrategia didáctica que combina dos buenas herramientas en el ambiente virtual de aprendizaje: el uso de foros y el trabajo colaborativo a partir de la coevaluación.

Cualquier innovación que se ponga en práctica implica riesgos, por ejemplo la falta de participación honesta y activa de los estudiantes al momento de fijar su postura, la falta de compromiso del propio asesor con los aspectos éticos y sin un sustento teórico reconocido. La coevaluación es una gran herramienta poco aplicada y casi olvidada en educación virtual. Para este proyecto evaluar a los pares ayuda al aspecto formativo de la educación porque se aprecia y se respeta la forma de pensar de los demás.

Se reconoce que es un camino largo que requiere de constancia, de enseñar con ejemplos verdaderos de experiencias exitosas y de convencimiento que el sendero es el correcto y hay que recorrerlo durante todos los ciclos escolares sin dar tregua y siempre con renovados bríos. Los logros al aplicar esta didáctica se pueden ver reflejados primordialmente en la competencia del ser, ya que la reflexión, el diálogo, la actitud crítica, el trabajo intelectual individual y el compartir conocimientos a través del trabajo colaborativo actúan como detonadores de la toma de conciencia del estudiante ante situaciones complejas y de esa forma se refuerza la formación ética humanista de los participantes.

Bilbiografía

Blanco, J. (2009). “Distinciones éticas entre objeto y sujeto”. En Módulo 1 Ejercicios en la clase virtual del curso Ética y Responsabilidad Social en los negocios. Nivel Licenciatura. En línea: Aula Virtual de Aprendizaje de la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato. Consultado el 24 de julio del 2012.

Etxeberria, X. (2002). Temas básicos. Ética de las profesiones. Bilbao: Desclée.

Frade Rubio, L. (2008). Desarrollo de competencias en educación: desde preescolar hasta bachillerato. México: Mediación de Calidad.

Muñoz, J. F., Quintero, J. y Munévar, R. A. (2002). Experiencias en investigación acción-reflexión con educadores en proceso de formación. En Revista Electrónica de Investigación Educativa, 4 (1). En línea: http://redie.uabc.mx/vol4no1/contenido-munevar.html. Recuperado el 26 de julio del 2012 en: Savater, F. (1992). Ética para Amador. Barcelona: Ariel.

Torres, A. (2009). La palabra verdadera es la que transforma el mundo. Paulo Freire y las pedagogías críticas. Colombia: Universidad Pedagógica Nacional de Bogotá. En línea: www.centroconviven.org.ar. Consultado el 25 de julio del 2012.

* Jorge Alfredo Blanco Sánchez, Profesor investigador de posgrado de la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato.

** María Guadalupe Veytia Bucheli, Profesora investigadora de posgrado de la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato.

_________________________
1
Trabajo presentado en el III Coloquio Nacional de Educación Media Superior a Distancia “Desafíos ante la Obligatoriedad del Bachillerato”, 14-16 de octubre de 2012, ciudad de México.