Competencias docentes en educación media superior: el caso de la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato

Experiencias de bachillerato a distancia

Competencias docentes en educación media superior:
el caso de la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato

María Guadalupe Veytia Bucheli
Profesor de Tiempo Completo,
División de Investigación y Posgrado
Universidad Virtual del Estado de Guanajuato
maveytia@uveg.edu.mx

Resumen

Se describen los resultados de una investigación exploratoria de corte cuantitativo, que se llevó a cabo en la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato (UVEG) con los Profesores de Tiempo Completo (PTC) de educación media superior, cuyo objetivo fue generar un diagnóstico de las competencias docentes utilizadas en el proceso de enseñanza–aprendizaje en modalidad virtual. Se realizó una búsqueda teórica sobre el objeto de estudio, además de la aplicación de una encuesta estructurada por 15 ítems con 5 opciones de respuesta que permitió valorar el nivel de competencia en torno a tres grupos: competencias instrumentales (orientadas al saber), competencias interpersonales (orientadas al saber ser) y competencia sistémicas (orientadas al saber hacer). Los hallazgos obtenidos serán de gran utilidad para docentes y directivos pues permitirá identificar con claridad tanto las fortalezas como las áreas de oportunidad, y con base en ello, generar estrategias para mejorar su desempeño de manera integral.

Palabras clave: ; ; ; ; ;



Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Introducción

La Sociedad del siglo XXI presenta cambios significativos en los diferentes ámbitos políticos, sociales, económicos, culturales y educativos a partir del manejo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). En este sentido, el proceso educativo requiere generar cambios y transformaciones de forma permanente, con la finalidad de adaptarse a las necesidades y demandas que se requieren en la actualidad.

El informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI, presidida por Delors (1996), menciona cuatro pilares de la educación que permiten el desarrollo integral del ser humano:

aprender a conocer, es decir, adquirir los instrumentos de la comprensión; aprender a hacer, para poder influir sobre el propio entorno; aprender a vivir juntos, para participar y cooperar con los demás en todas las actividades humanas; por último, aprender a ser, un proceso fundamental que recoge los elementos de los tres anteriores (p. 91).

Es cada vez más frecuente encontrar que diversas instituciones educativas ofrecen programas en modalidad virtual que abarcan desde educación media superior hasta educación superior y posgrado. Gracias a ello, la educación formal ya no se reduce a espacios presenciales, sino que también se lleva a cabo a través de Ambientes Virtuales de Aprendizaje (AVA), lo que ha permitido incrementar el acceso a la educación.

Trabajar desde la modalidad en línea no se reduce al manejo de las TIC, sino que implica romper paradigmas; es decir, transitar de una enseñanza tradicional centrada en el docente, a un aprendizaje constructivista centrado en el estudiante, a través del manejo de un modelo flexible, cooperativo, personalizado e interactivo (Sangrá, 2001). Por ello, resulta pertinente reflexionar sobre los roles y funciones que desempeñan los actores en el proceso educativo.

Lo anterior, debido a que la educación no permanece estática, está en constante movimiento, y los protagonistas del proceso educativo también. Al respecto Gutiérrez (2012) asegura que:

En siglos anteriores las instituciones educativas de cualquier nivel eran también las principales proveedoras de la información, que los profesores transmitían a sus alumnos. Desde finales del siglo XX, Internet se ha convertido en la principal fuente de información para los estudiantes de cualquier edad. Este hecho modifica las funciones de la escuela y, por lo tanto, los roles del profesorado (p. 46).

Bajo estas consideraciones, hablar del rol docente en la virtualidad merece una atención especial, es necesario identificar las competencias que se deben desarrollar para generar un proceso de enseñanza-aprendizaje significativo en el estudiante. En el caso específico de educación media superior, la Secretaría de Educación Pública (SEP) publicó en 2008 el Acuerdo 447 en el que presenta ocho competencias que engloban las competencias instrumentales (saber-conocer), competencias sistémicas (saber-hacer) y competencias interpersonales (saber-ser), con las que deben contar los docentes de este nivel educativo (SEP, 2008).

Es en este contexto que surge la inquietud sobre cuáles son las competencias de los docentes de EMS en la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato. Por ello, el objetivo de esta investigación es realizar un diagnóstico sobre el nivel de competencias instrumentales, sistémicas e interpersonales que manejan los Profesores de Tiempo Completo (PTC), con el fin de identificar sus fortalezas y las áreas de oportunidad, lo que permitirá diseñar acciones para la mejora de los procesos educativos.

Competencias

Hablar de competencias refiere a un concepto polisémico y complejo, ya que su definición se aborda desde diversos autores, contextos históricos y enfoques; además, a lo largo de la historia este concepto se ha enriquecido transitando de un enfoque reduccionista a un enfoque holístico e integrador. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en 2006 estableció que el concepto de competencia es “…más que conocimientos y destrezas, involucra la habilidad de enfrentar demandas complejas, apoyándose en y movilizando recursos psicosociales (incluyendo destrezas y actitudes) en un contexto en particular” (p.3).Esta definición se relaciona con la de Perrenoud (2009) cuando argumenta que una competencia es la capacidad de movilizar los recursos cognitivos que permiten al ser humano hacer frente a una serie de situaciones.

Cabe aclarar que la competencia por sí misma no sólo es conocimiento, habilidad o actitud, sino que es la movilización de ellas en un contexto y tiempo específico; lo que le permite solucionar de manera eficiente las problemáticas presentadas. De esta manera, los componentes de una competencia deben dar respuesta a las siguientes interrogantes: ¿qué debe saber? (conceptos, teorías, leyes), ¿qué debe saber hacer? (habilidades y destrezas), ¿cómo lo debe de hacer? (modos de actuación, cualidades, conductas, valores) y ¿para qué lo debe de hacer? (valor social, sentido y motivo).

Tipos de Competencias

El Proyecto Tunning (2003) establece las competencias genéricas y las competencias específicas. Las primeras, se clasifican en tres tipos:

Competencias Instrumentales. Se encuentran orientadas al saber, en el que se manejan las capacidades cognitivas, metodológicas, tecnológicas y lingüísticas.

Competencias Interpersonales. Se refieren al saber-ser, en éstas se trabajan las competencias individuales como habilidades sociales.

Competencias Sistémicas. Se manejan desde el saber-hacer, comprenden las habilidades relacionadas con los sistemas globales, en las que se hace uso de los dos tipos de competencias anteriores.

Tomando como base estos tres tipos de competencias, es pertinente reflexionar sobre el desempeño docente de educación media superior a partir de considerar los saberes mencionados: conceptuales, procedimentales y actitudinales.

Competencias docentes en la educación media superior a distancia

La educación media superior a distancia debe experimentar un proceso de transformación que más allá de fortalecer el paradigma educativo centrado en la actividad autónoma del estudiante. Se requieren renovar sus formas de mediación del aprendizaje; es decir, debe generar espacios que favorezcan el aprendizaje autónomo, significativo y competente (Morales, 2011).

La figura del docente ha cambiado a través de la historia, su rol de transmitir conocimientos se reduce a generar un rol de mediador, guía y acompañante del aprendizaje de los estudiantes. Con el uso de las TIC para trabajar mediante AVA, es necesario fortalecer esta nueva función, de tal forma que el estudiante construya su conocimiento y que el proceso se lleve a cabo de forma significativa. La modalidad en línea reclama un nuevo tipo de profesor, con funciones y competencias diferentes, que permitan responder a las necesidades e inquietudes de los estudiantes que aprenden de forma asincrónica, y que además, en su mayoría combinan las actividades laborales con las académicas.

Bajo estas consideraciones, las competencias del docente virtual requieren ser distintas a las del docente presencial. Por ejemplo, de acuerdo a Menéndez (2012) “ya no es tan necesario que el docente despliegue una imagen de erudición con un gran dominio de la materia objeto de aprendizaje, también puede prescindir de un alto grado de la expresión oral, y por supuesto, tener las capacidades y energía adecuadas para mantener la disciplina en el aula” (p. 49). De esta manera, el docente en entornos virtuales de aprendizaje no necesita la mayor parte de los rasgos ligados a la autoridad que han caracterizado a este rol a lo largo de la historia.

Martínez (2008) define la docencia en TIC como “…el conjunto de procesos de resolución de problemas didácticos de planificación y desarrollo en la docencia en TIC…” (p. 1). Y señala, que las características que identifican a un docente a través de la modalidad virtual son: proactividad, planificación del proceso de enseñanza-aprendizaje, manejo de un pensamiento interactivo y de un pensamiento evaluativo.

En este mismo sentido, Del Moral, Villalustre y Bermúdez (2004) afirman que las TIC se convierten en un facilitador del aprendizaje en el siglo XXI, en el que tanto el estudiante como el docente construyen situaciones que generen un aprendizaje práctico y con sentido, tomando como base el diagnóstico y los conocimientos previos de los educandos.
Por su parte, Sangrá (2001) establece que el profesor deja de ser la fuente de información para convertirse en el facilitador del aprendizaje, y de esta manera lo orienta en cuanto a las herramientas, caminos y pistas que permitirán al estudiante generar y construir su aprendizaje, tanto de forma individual como colaborativa; además de proporcionarle herramientas para resolver sus dudas e inquietudes.

Metodología

Se realizó una investigación con la finalidad de conocer las competencias instrumentales, interpersonales y sistémicas que utilizaron los Profesores de Tiempo Completo (PTC) de Educación Media Superior en la UVEG durante la asesoría a sus estudiantes en el cuatrimestre mayo–agosto del 2013. Las fases de dicho estudio fueron:

  1. Revisión de literatura sobre competencias docentes en la impartición de educación media superior, en la modalidad virtual.
  2. Diseño y validación de la encuesta para autoevaluar las competencias de los docentes de educacion media superior de tiempo completo.
  3. Aplicación de la encuesta a docentes de educación media superior.
  4. Vaciado, análisis de la información y construcción de tablas con los resultados obtenidos.
  5. Elaboración de conclusiones a partir las fortalezas y áreas de oportunidad encontradas en la investigación objeto de estudio.

El estudio se realizó a partir de una muestra intencional conformada por 25% de hombres y 75% de mujeres, y edades distribuidas de la siguiente forma: 26% entre 25 y 30 años, 12% entre 36 a 40 años, 38% entre 41 a 45 años, 12% entre 46 a 50 años, y 12% más de 50 años. EL criterio de selección fue Profesores de Tiempo Completo (PTC) de educación media superior de la UVEG.

Se trató de estudio exploratorio con enfoque cuantitativo, para el cual se aplicó una encuesta compuesta por dos apartados; el primero recaba datos de identificación y el segundo corresponde a un bloque de 15 ítems, agrupados en tres apartados de cinco preguntas (competencias instrumentales, competencias interpersonales y competencias sistemáticas). La escala utilizada para las respuestas comprende los valores: 1) malo, 2) deficiente, 3) regular, 4) satisfactorio y 5) muy satisfactorio. La confiabilidad del instrumento de medición se realizó a través de la prueba de Alpha de Cronbach, y la validez a partir de la valoración y comentarios del juicio de expertos.

Resultados

Al igual que el segundo apartado de la encuesta, los resultados se presentan agrupados en los tres bloques: competencias instrumentales (saber conceptuales), competencias interpersonales (saber ser), y competencias sistémicas (saber procedimental).

En cuanto al desarrollo de las competencias instrumentales se observa que los PTC presentan un nivel muy satisfactorio (71%) tanto en el proceso de facilitar el aprendizaje a los estudiantes, como en el seguimiento y la evaluación. Las áreas de oportunidad se encuentran en el nivel regular con un 14% y se reflejan en el diseño de materiales didácticos, y la gestión y organización (gráfica 1).

Gráfica 1. Competencias instrumentales.

RMBD12_02_01

Fuente: Elaboración propia.

Las competencias interpersonales fueron evaluadas por los docentes de la siguiente manera: en el nivel muy satisfactorio, escuchar y atender a los estudiantes con el 71% y en un nivel de satisfactorio, con el 57%, la comunicación fluida y ágil para trabajar el proceso de enseñanza-aprendizaje. En cuanto a las áreas de oportunidad, con 14%: en nivel regular estuvieron la participación activa de los estudiantes y el trabajo con compañeros en academia; y en nivel muy satisfactorio se encuentra el desarrollo de entornos de trabajo cooperativo.

Gráfica 2. Competencias interpersonales

RMBD12_02_02

Fuente: Elaboración propia.

Sobre las competencias sistémicas los docentes afirmaron que en un nivel muy satisfactorio: con el 71%, los lunes se llevan a cabo los procesos de orientación grupal a los estudiantes con un aviso sobre las actividades que realizarán y durante los demás días con un seguimiento grupal; y con el 57%, la asesoría individual a los estudiantes en donde se toma como criterio la respuesta a dudas e inquietudes de los estudiantes un periodo no mayor de 24 horas. En este bloque las áreas de oportunidad se reflejan en un 14%, al proporcionar a los estudiantes materiales complementarios para enriquecer su conocimiento (gráfica 3).

Gráfica 3. Competencias sistémicas

RMBD12_02_03

Fuente: Elaboración propia.

Discusión de resultados, conclusiones y recomendaciones

El estudio “Las competencias docentes de educación media superior: el caso de la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato” generó una primera revisión sobre las competencias que se requieren para trabajar el proceso de enseñanza-aprendizaje en la modalidad virtual, donde se encuentra presente el triángulo didáctico: contenido (se refiere al objeto de enseñanza y aprendizaje), docente y estudiante (Coll, C., Mauri, T., y Onrubia, J., 2008).

La aplicación de encuestas a los docentes generó un proceso de reflexión y análisis sobre su quehacer cotidiano, identificando de forma individual sus fortalezas y áreas de oportunidad, lo que proporcionó nuevas herramientas para mejorar su desempeño con los estudiantes.

También fue evidente destacar con esta investigación que tanto en los procesos presenciales, como en los virtuales, se trabajan las competencias genéricas: instrumentales (saber conceptual), personales (saber ser) y procedimentales (saber hacer). Sin embargo, se marcan diferencias significativas entre las funciones que desempeña el docente en cada una de las modalidades para generar procesos significativos con sus estudiantes.

Entre los resultados más significativos se observa el valor que otorgan los docentes sobre la importancia de facilitar el aprendizaje desde una metodología activa, por lo que es fundamental llevar a cabo procesos de seguimiento y evaluación de forma oportuna y pertinente. También destaca el trabajo en esta modalidad, como escuchar y atender a los estudiantes, pues al llevar a cabo actividades de forma asíncrona, es fundamental un proceso de retroalimentación eficaz que genere en el estudiante seguridad, confianza y motivación en sus estudios. Por último en las competencias sistémicas también el resultado más alto se generó en el rubro que se refiere a la orientación.

La investigación realizada confirma la importancia que tiene el rol docente en la modalidad virtual, pues muchas veces se tiene la falsa creencia que los Ambientes Virtuales de Aprendizaje sustituyen al docente. Se requiere un cambio de rol y de funciones, en el que están presentes las competencias instrumentales y sistémicas, pero sobre todo las interpersonales. Es necesario que se genere un ambiente de confianza y cordialidad que facilite los procesos de mediación y permita formar comunidades virtuales de aprendizaje entre los intregrantes de un grupo, en las que participen tanto por el docente como los estudiantes; de esta manera todos aportan, reciben y se transforman.

Referencias

Coll, C., Mauri, T., y Onrubia, J. (2008). Análisis de los usos reales de las TIC en contextos educativos formales: una aproximación socio-cultural. Revista Electrónica de Investigación Educativa. 10(1), 1-18. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=15510101

Del Moral, E., Villalustre, L., Bermúdez, T. (2004) Entornos virtuales de aprendizaje y su contribución al desarrollo de competencias en el marco de la Convergencia Europea. Revista Latinoamericana de Tecnología Educativa. 3(1).

Delors, J. (1996). La Educación encierra un tesoro. Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI. Madrid: Santillana.

http://www.deseco.admin.ch/bfs/deseco/en/index/03/02.parsys.78532.downloadList.94248.DownloadFile.tmp/2005.dscexecutivesummary.sp.pdf

Martínez, G. (2008, 17 de noviembre). Desarrollando competencias docentes en Ambientes Virtuales de Aprendizaje. [Mensaje en un blog]. Recuperado de: http://favamisena.blogspot.mx/2008/11/desarrollando-competencias-docentes-en.html

Menéndez, C. (2012). Mediadores y mediadoras del aprendizaje. Competencias docentes en los Entornos Virtuales de Aprendizaje. Revista Iberoamericana de Educación. (60).

Morales, S. (2011). La construcción de competencias en Ambientes Virtuales de Aprendizaje. Revista de Investigaciones. 10(2).

Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). (2006). La definición y selección de competencias clave. [Resumen ejecutivo]. Recuperado de:

Perrenoud, P. (2007). Diez nuevas competencias para enseñar. España: Gráo.

Sangrá, A. (2001). Enseñar y aprender en la virtualidad. Educar (28). Recuperado de http://www.raco.cat/index.php/Educar/article/viewFile/20746/20586.

Secretaría de Educación Pública (SEP). (2008, 29 de octubre). Acuerdo número 447 por el que el que se establecen las competencias docentes para quienes impartan educación media superior en la modalidad escolarizada. En Diario Oficial, (Tercera Sección). Recuperado de http://normatecainterna.sep.gob.mx/work/models/normateca/Resource/243/1/images/acuerdo_447_competencias_docentes_educacion_media_superior.pdf

Tuning Educational Structure in Europe. (2003). Universidad de Deusto y Universidad de Groningen. España.

Comentarios

Comentarios