Cinco utilidades de Facebook que pueden apoyar al docente en línea

Experiencias de bachillerato a distancia

Cinco utilidades de Facebook que pueden apoyar al docente en línea

Luis Miguel Ángel Cano Padilla
Asesor en línea de Bachillerato a Distancia,
Universidad Nacional Autónoma de México
canolma@gmail.com

Resumen

El uso de redes sociales en educación, ya sea formal o informal, es cada vez más común hoy día. Este tipo de herramientas ofrece beneficios que se pueden aprovechar para propósitos educativos y que implican el desarrollo de competencias, en el uso de TIC para el intercambio de información e ideas, y el desarrollo de competencias para el trabajo colaborativo en programas a distancia.
Se describen cinco utilidades de Facebook que pueden ayudar al trabajo docente en línea, descubiertas en la impartición de la materia Problemas filosóficos, en el proyecto Preparatoria Tepito “José Guadalupe Posada”. Se trabajó con dos grupos de veinticinco alumnos durante un mes, de manera híbrida: dos horas diarias de clase presencial y alrededor de cuatro horas diarias de trabajo en línea, a través de una plataforma Moodle. Dada la complejidad de los temas vistos y/o la novedad de algunos conceptos filosóficos, se abrió una página de Facebook en la que se pudieron añadir materiales extra, en los contenidos que hiciera falta reforzar o anclar los conocimientos de los alumnos.

Palabras clave: ; ; ; ;



Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Esta experiencia parte de dos cursos en modalidad semi-presencial impartidos en la preparatoria José Guadalupe Posada, ubicada en el tradicional barrio de Tepito, en el Distrito Federal. Ahí tuve la oportunidad de atender a dos grupos de 25 alumnos cada uno, como asesor de la asignatura Problemas Filosóficos, perteneciente al programa de B@UNAM. En esta modalidad semi-presencial se atendía una clase presencial durante dos horas de lunes a viernes, y posteriormente los alumnos asistían al laboratorio de cómputo para realizar las actividades de la plataforma.
Como resultado del trabajo en los dos grupos pude apreciar que si bien, la plataforma es autosuficiente en cuanto a los contenidos requeridos por los objetivos del programa, es frecuente que los alumnos necesiten una mayor cantidad de ejemplos para reforzamiento en algunas partes del curso donde los conceptos no les son familiares (por ser nuevos para ellos o debido a su complejidad conceptual), o bien donde es necesario establecer una relación directa entre la parte teórica y la transformación de los conocimientos en actividades prácticas, ya que con frecuencia los alumnos necesitan que el asesor de la materia establezca puentes entre las facetas de lo conceptual, y lo procedimental y aun lo actitudinal.
Con la finalidad de implementar el refuerzo mencionado, decidí abrir una cuenta de Facebook en modalidad de “página”, para cada uno de los grupos que se atendieron (Figura 1).

Figura 1. Páginas creadas para la materia Problemas filosóficos

Imagen 1
imagen 1b

Fuente: Capturas de pantalla proporcionadas por el autor.

La elección de Facebook como opción para la apertura de un espacio extra-curricular de aprendizaje responde a dos factores importantes:

El primero, es la facilidad de uso tanto para el asesor como para el alumno, ya que se trata de una red social muy popular y de fácil acceso con funciones muy apropiadas para el trabajo en línea, tanto a nivel 1.0 (mera trasmisión de información), como a nivel 2.0 (interacción sincrónica y asincrónica entre asesor y alumno).
En segundo lugar, se encuentra la plasticidad de la red social pues en la modalidad de “pagina” o “grupo”, Facebook permite compartir e intercambiar información entre los usuarios ya sea en formato de videos de youtube, documentos, presentaciones de Power point, ligas, archivos mp3 y/o mp4, imágenes y animaciones.

Gracias a esta plasticidad, resultó que Facebook tenía un conjunto de utilidades interesantes para el desarrollo de la labor docente, ya sea a nivel formal o informal. Algunas de esas utilidades detectadas fueron las cinco siguientes:

  1. Como medio de recuperación de experiencias en clase y repaso de temas.
  2. Como medio de refuerzo conceptual para profundizar en los temas vistos en la plataforma que causaban dudas.
  3. Como medio para compartir experiencias individuales.
  4. Como medio para compartir información específica.
  5. Como medio de comunicación con el asesor tanto sincrónica como asincrónicamente.

Describiremos brevemente la experiencia en cada caso proporcionando un ejemplo de dicha utilidad.

Actividades de recuperación de experiencias

Una primera utilidad que encontré claramente en la red social más popular del mundo, fue la de recuperación de experiencias de la clase. Por medio del registro fotográfico publicado en la página conté con elementos para anclar y repasar las conclusiones de los diferentes temas abordados en la clase (figuras 2 y 3). Por ejemplo, en la figura 2 se muestran los carteles que los alumnos elaboraron sobre una actividad en torno del tema de la ciencia como medio racional de apropiación de la realidad.

El registro que se hizo en Facebook no sólo permitió que la actividad no se perdiera en el tiempo, sino que sirviera como referencia ulterior cuando los alumnos necesitaran repasar esa parte del curso. Lo mismo ocurrió con otra actividad mostrada en la figura 3, en la que los alumnos discutieron argumentos en favor y en contra de la pregunta ¿somos libres o estamos determinados? Ésta fue abordada en el contexto de la unidad dos, en el que se aborda el tema de la libertad, la ética y la moral.

Figuras 2 y 3.

Imagen 2

imagen 3

Fuente: Capturas de pantalla proporcionadas por el autor.

Refuerzo conceptual
Otra gran utilidad que tuvo esta dinámica, como complemento para las actividades del módulo, fue brindar la posibilidad de proporcionar material de refuerzo a los temas vistos en la plataforma o en la clase presencial. Esto se llevó a cabo, principalmente, de dos maneras: a) mediante la elaboración ad hoc de material para dudas específicas de los alumnos (figura 4) y b) proporcionando ligas a/o materiales de acceso público relacionados con los temas (figura 5).

Figura 4.

imagen 4

Fuente: Capturas de pantalla proporcionadas por el autor.

Por ejemplo, en la figura 4 se muestra una tira cómica elaborada con ayuda del programa en línea “bitstrips” (www.bitstrips.com) para establecer la distinción entre conocimiento a priori y a posteriori, el cual generaba muchas dudas entre los alumnos, pues frecuentemente olvidaban su significado o los confundían entre sí. Este material, en cambio, les permitió tener una referencia constante a los términos de una manera lúdica y en un espacio público al cual están acostumbrados a acceder.

En la figura 5 se muestra, por otra parte, el caso más común de reforzamiento conceptual: proporcionar materiales adicionales de estudio, relacionados con el tema. En nuestro caso específico, durante el desarrollo del módulo 4, el cual aborda temas de estética y arte, había surgido la duda acerca de si el arte tiene una función social o es puramente contemplativo. Para propiciar un debate constructivo acerca del tema se les proporcionó a los alumnos el texto Manifiesto por un arte revolucionario independiente, de Diego Rivera, André Bretón y León Trostsky (1938), el cual, además, les permitió conocer una parte importante de la historia del arte en nuestro país.

Figura 5.

imagen 5

Fuente: Capturas de pantalla proporcionadas por el autor.

Compartir experiencias individuales y/o información específica

Otra utilidad que se pudo apreciar en la red social es el hecho de que los alumnos pudieran compartir experiencias individuales e información específica. Durante la unidad 3, relacionada con el poder político y la participación ciudadana, se solicitó a los alumnos que identificaran en sus comunidades inmediatas problemas específicos y recurrentes, relacionados con la calidad de vida de sus entornos, con la finalidad de discutir el tipo de medidas que podría llevar a cabo un ciudadano o una agrupación de ciudadanos para una posible intervención en los mismos. Los alumnos aprovecharon Facebook para compartir los resultados de su indagación (figura 6), mostrando los diferentes problemas a los que se enfrenta su comunidad, como la basura, los indigentes, los animales callejeros o las adicciones.

Figura 6

imagen 6

Fuente: Capturas de pantalla proporcionadas por el autor.

Comunicación con el asesor

Facebook cuenta también con un sistema de mensajería que puede funcionar tanto sincrónica como asincrónicamente. La modalidad de “chat” no está habilitada en la función de “página”, sin embargo, si tanto el asesor como el alumno se hallan conectados al mismo tiempo la comunicación puede efectuarse en tiempo real; si no es así, entonces los mensajes quedan guardados para que el usuario pueda leerlos con posterioridad (figura 7).

Figura 7

imagen 7

Fuente: Capturas de pantalla proporcionadas por el autor.

Conclusiones de la experiencia
Como hemos podido apreciar, una red social como Facebook, en tanto apoyo para el proceso de enseñanza-aprendizaje, tiene potencialidades interesantes debido a su funcionalidad dentro de la web 2.0. Éstas muestran que la utilidad de este tipo de herramientas puede ir mucho más allá del simple uso para el entretenimiento, convirtiéndose en un medio poderoso de transmisión de información e interacción con los alumnos.

Además, un uso bien dirigido y una intervención constante por parte del asesor en los foros que se suscitan espontáneamente en el denominado “muro”, donde toda la información es pública y cualquiera puede intervenir, permite que el alumno desarrolle la competencia de utilizar las herramientas actuales disponibles en internet para fines constructivos, encontrando un uso positivo para su desarrollo personal.

Consideramos que esto puede hacerse extensivo a otro tipo de redes sociales sobre las cuales aún hay poca investigación respecto a sus usos como herramientas didácticas auxiliares, como pueden ser Tumblr (www.tumblr.com) o Instagram (www.instagram.com).

Las implicaciones de este tipo de herramientas para la educación aún están por verse, pero de entrada resulta plausible el hecho de que el uso de estos espacios virtuales en dispositivos móviles como smarthphones, phablets o tablets, pueden expandir aún más los horizontes de la educación a distancia, permitiendo, como ha afirmado uno de los pioneros del aprendizaje móvil (Mobile Learning), Mohamed Ally (2009) que “los aprendices tengan el control sobre cuándo y desde donde desean aprender.”

Referencias

Cano, L. (2013). Faceschool: Transformando una red social en un aula virtual. Segundo Congreso Iberoamericano de Aprendizaje Mediado por Tecnología (CIAMTE) [ponencia]. Recuperado de http://ciamtevirtual.escrituradigital.net/2013/08/canopadilla/

Mohamed, A. (2009). Mobile Learning: Transforming the Delivery of Education and Training. Athabasca University Press. Recuperado de: http://www.aupress.ca/index.php/books/120155

Vadillo, G. y Villatoro, C. (2011). SEP-Prepárate: lecciones aprendidas con adolescentes en EMS a Distancia. Revista mexicana de bachillerato a distancia. 3 (5). Recuperado de http://www.revistas.unam.mx/index.php/rmbd/article/view/45504/0

Comentarios

Comentarios