Ceremonias de Egreso de la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato (UVEG). Inclusión y diversidad

Experiencias de bachillerato a distancia

Ceremonias de Egreso de la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato (UVEG). Inclusión y diversidad

Intergenerational Narrative of Graduation Ceremonies of the Virtual University of the State of Guanajuato (UVEG)

Dra. Margarita Díaz Abrego
Profesora de Tiempo Completo
Universidad Virtual del Estado de Guanajuato
maabrego@uveg.edu.mx

Dra. María Mercedes Chao González
Profesora de Tiempo Completo
Universidad Virtual del Estado de Guanajuato
mechao@uveg.edu.mx

Resumen

La educación en línea es parte de las grandes transformaciones globales y cada día cobra mayor fuerza como una herramienta educativa en expansión que acerca a millones de personas sin considerar geografías diversas. Esta nueva gestión de la educación, más allá de alcanzar las competencias y habilidades necesarias en un mundo de profundos cambios e incertidumbre, participa en el acceso legítimo y equitativo de mujeres y hombres a sociedades del conocimiento desde aprendizajes integradores.

Aquí hemos puesto nuestra mirada en las Ceremonias de Egreso de la UVEG, máxima expresión académica por sus significaciones y simbolismos sociales. Asimismo, se revisan los discursos de los graduados que confluyen en estos espacios donde la virtualidad deja de serlo y se convierte en un lugar común de éxitos individuales y colectivos. En este sentido, se destaca el valor educativo del concepto intergeneracional que ofrece la formación a distancia. Finalmente, se subraya la importancia de la educación en línea como estrategia de desarrollo social y económico en un marco de diversidad cultural.

Palabras clave: ; ; ;



Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

 

La educación en línea como estrategia de gestión

El amplio despliegue de la educación en línea por el uso de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en un mundo interconectado, está desafiando las graves asimetrías de desarrollo entre distintos grupos sociales de naciones tan distintas como heterogéneas. En palabras de Leiva: “los procesos de transformación que hace unas décadas podían alargarse durante años se suceden ahora vertiginosamente gracias a la rapidez e inmediatez que nos proporcionan las TIC” (2013, p.4). La modalidad a distancia permea los logros que en materia educativa se han alcanzado y favorece el desarrollo de aprendizajes significativos en procesos de inclusión y diversidad cultural.

De acuerdo a la postura de Cabrero (citado por Hernández-Muñoz, Cavazos-Salazar y Habib-Mireles, 2016), la educación a distancia es una herramienta que permite la inclusión social y educativa. Además, es una modalidad que favorece las características de las personas, propiciando la autonomía, la independencia y la flexibilidad. Por otra parte, contribuye a la integración de la formación de la mujer y la cobertura de personas jóvenes, trabajadoras, migrantes, mujeres y hombres con alguna discapacidad, de poblaciones rurales y adultos mayores.

En búsqueda de coincidencias conceptuales, Díaz Barriga menciona que es posible “afirmar que el crecimiento de la educación a distancia irá en aumento, en buena medida porque permite atender la demanda creciente de educación de una población estudiantil que no tiene demasiadas opciones en la modalidad presencial” (Díaz Barriga, 2013, p. 35).

En el marco internacional, hay una clara experiencia en la formación y capacitación en línea, “parece evidente que la educación a distancia proporciona más flexibilidad a los alumnos, al solventar las dificultades relacionadas con la incompatibilidad de horarios” (Comisión Europea/EACEA/Eurydice, 2015, p. 8)

En México se ha incorporado la modalidad a distancia en diferentes niveles educativos, principalmente en media superior, superior y posgrado, como una manera de ofrecer educación para todas aquellas personas que quieren continuar superándose sin tener que estar presentes en un lugar y horario de manera presencial. Sin embargo, la brecha digital sigue siendo un reto mayor al contrastar las condiciones sociodemográficas y formativas de los más desfavorecidos que no cuentan con el acceso a los recursos materiales y humanos que les permitiría su pertenencia a los sistemas institucionales de educación.

Para estudiantes de nivel medio superior y superior, así como para aquéllos que requieren de sistemas más flexibles de educación, como son los diferentes grupos vulnerables, la modalidad en línea es una clara oportunidad para continuar su formación al mismo tiempo que son parte del mercado laboral. Quienes trabajamos en este tipo de opción académica, sabemos que este nuevo paradigma está basado en un enfoque centrado en la persona. El estudiante se convierte en actor principal del proceso enseñanza-aprendizaje con alternativas de nuevas formas de interacción, creación y calidad de los contenidos educativos.

Si nos detenemos en lo anterior, podemos afirmar que la educación en línea también ofrece un enorme potencial, tanto a las autoridades educativas gubernamentales como a las privadas, al favorecer la consolidación de las estrategias en cobertura, calidad y actualización requerida por los respectivos sectores.

La inclusión educativa presente en la educación en línea

El paradigma de la inclusión educativa sostiene que el conjunto del sistema debe dar respuesta a los estudiantes y lograr que cada uno de ellos desarrolle su potencial al máximo.

[…] El propósito de la educación inclusiva es permitir que los maestros y estudiantes se sientan cómodos ante la diversidad y la perciban no como un problema, sino como un desafío y una oportunidad para enriquecer las formas de enseñar y aprender (UNESCO 2015 citado por Leiva, 2013, p. 3).

El balance de la Unesco señala tres problemas derivados de la política de atención a la diversidad cultural: la inclusión de aprendizajes culturalmente pertinentes en los programas curriculares y cómo educar en la interculturalidad; cómo educar personas de distintas procedencias sin reproducir estereotipos y a la vez formar en competencia para la convivencia; y cómo arribar a una educación incluyente, disminuyendo la desigualdad respecto a la condición cultural y social (Aguilar, 2013, p. 55).

Atendiendo la postura de la Unesco, los sistemas educativos que defienden una orientación inclusiva, con una propuesta pedagógica centrada en el estudiante y enfocada básicamente en la cooperación, son el medio más eficaz para alcanzar una educación integral para todos. Asimismo “la educación puede aprovechar la riqueza de la diversidad para mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje, contribuir a un desarrollo humano más pleno y convertir la diversidad cultural en fuente de entendimiento, de pluralismo y de cohesión social” (Unesco, 2017, párr. 2).

Contrastándola con la postura de Aguilar (2013, p. 53), podemos decir que ambas perspectivas se asumen en las políticas culturales y educativas que emanan de los organismos internacionales en las cuales la aceptación de la diversidad cultural se asocia con la modernización y el desarrollo. “El caso de la atención de la diversidad en la educación se explica porque la educación, como tarea de Estado, tiende a fomentar una mayor integración sociocultural, en una perspectiva de tolerancia” (Aguilar, 2013, p. 53). Esta perspectiva hace suya la preservación y defensa de ciertos valores y práctica de determinados grupos sociales y, a su vez, acelera la modernización de las estructuras productivas teniendo como base la escolarización de la mayor parte de la población en el sistema educativo.

En la escuela actual convergen estudiantes de distintos contextos y condiciones que conforman una comunidad plural. Forma parte de un sistema institucional que ha de garantizar la igualdad de oportunidades. Por lo tanto, debe ser un espacio incluyente, en el que se practique la tolerancia y no se discrimine por origen étnico, género, discapacidad, religión, orientación sexual o cualquier otro motivo; un espacio incluyente donde se valore la diversidad en el marco de una sociedad más justa y democrática (SEP, 2016, p. 63). Con esto, queremos precisar que la inclusión implica una transformación profunda del aparato educativo. Es decir: dejar atrás la obsoleta norma que establece que la inclusión es una simple asimilación de estudiantes a la oferta curricular disponible para establecer que ahora, con la incorporación de nuevas modalidades como la educación a distancia, el foco de atención es preparar a los niveles de educación básica, media y superior para que se adapten a las nuevas necesidades de los jóvenes y sus respectivos entornos.

Las Ceremonias de Egreso: elemento articulador entre la realidad y la virtualidad

Desde su fundación hace ya 10 años, la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato (UVEG) ha organizado XVI ediciones de Ceremonias de Egreso y convocado a aquellos alumnos que de forma regular han concluido los cursos y actividades académicas que conforman los planes y programas de estudios en sus respectivos niveles. Esta celebración, sin embargo, no solo representa la culminación de un grado escolar o el logro de ciertas competencias académicas, es también un espacio único donde concurren por primera vez de forma presencial los jóvenes y sus familias, los docentes, las autoridades académicas y los invitados especiales representantes de instituciones públicas y privadas. En este lugar, los jóvenes, a través de sus discursos, aprenden a reconocerse y a vincularse con compañeros que son diferentes entre sí. Todos estos vínculos enriquecen su mundo y los ayudan a adquirir una identidad que les ha permitido construir una mejor calidad de vida para sí mismos y para los otros.

A continuación, para demostrar estas afirmaciones, presentamos los discursos de algunos de los egresados de las ediciones XIV, XV y XVI. Estos ejemplos de ninguna manera abarcan totalmente la pluralidad de estudiantes de la UVEG, sin embargo, es de destacar que pertenecen a los grupos vulnerables citados al inicio: son estudiantes ubicados en la marginalidad simbólica de la sociedad, cuyas visiones del mundo permiten observar la relación entre la educación en línea y la diversidad cultural en su acepción más amplia. La información proviene de la observación directa y de los datos obtenidos en la realización de entrevistas.

En esta aproximación, se ha privilegiado como plano de observación y análisis a algunos indicadores como: deseos, expectativas, formas de comunicación e inclusión en la educación en línea. ¿Por qué opinan así? ¿En qué se fundamentan? ¿Cuáles son sus argumentos? ¿Cuáles son sus motivaciones? Para pensar en brindar una posible respuesta a esas preguntas, hay que dar cuenta de cada historia de vida de sus protagonistas.

Los alumnos de la UVEG conforman un grupo heterogéneo, a pesar de que realizan una actividad homogénea: estudiar. No obstante, su edad, condiciones económicas, trayectoria académica, búsquedas y aspiraciones son muy diversas.

Para ejemplificarlo, a la pregunta de qué opinión le merece la UVEG, la alumna Lilian Esteban Abaid, 28 Años, del municipio de Celaya, egresada de Bachillerato en Modalidad Virtual y participante en la XV Ceremonia de Egreso, responde:

Tuvo mucho significado, pues conocí en 2013 la escuela, fue muy bonito. Mis papás me decían que tuviera cuidado con los asesores, que no los conocía, que no sabía quiénes eran los que estaban del otro lado de la computadora. Entonces tomé la decisión de conocer de manera presencial la escuela para ver que era real, que no era un juego y que sí me iba a ayudar a ser la persona que ahora soy.

Hay que destacar que Lilian sufre parálisis cerebral infantil con diplejía espástica. Además, en el 2014 contrajo otra enfermedad que le impidió moverse y hablar durante tres meses. En ese periodo decidió dar de baja algunas materias y esperó hasta el mes de septiembre de ese mismo año para reincorporarse a sus estudios. Actualmente, Lilian ha sido intervenida en 13 ocasiones (11 cirugías motrices y 2 oculares) y piensa regresar a la UVEG a estudiar la Maestría en Educación, sabiendo que la educación en línea le permite continuar con su formación por su flexibilidad en tiempo y espacio.

Figura 1. Lilian Esteban Abaid. Egresada de Bachillerato en Modalidad Virtual.

Atendamos las palabras de otro caso, Bengi Montero Martínez, 29 años, del municipio de Guanajuato, egresado de la Licenciatura en Administración de las Finanzas (mención honorífica) y participante en la XVI Ceremonia de Egreso:

[…] La ausencia de la figura paterna me orilló a trabajar desde muy joven para ayudar en los gastos de la casa con mi mamá y hermana. Tuvieron que pasar 10 años para estabilizar diversas situaciones en la vida, pero la más importante fue terminar mis estudios. Pensaba: tengo 26 años; me va a tomar 3 años la prepa y otros 3 más la carrera y será hasta cuanto tenga treinta y tantos que voy a poder acceder a un mejor empleo. Pero una persona cambió mi vida totalmente y esa persona me dijo “Bengi cada día que pasa sólo estas retrasando lo inevitable, cada día que pasa retrasas el paso que tú puedes dar para lograr ser una mejor persona”. De esa manera terminé la prepa en 6 meses y con la energía que aún tenía, tras 2 años y 8 meses estoy terminando la carrera… A mis 29 creo que tengo mucho que aprender, quizá una maestría o alguna otra licenciatura en esta bonita escuela…Me felicito por haber reconocido en la UVEG la mejor opción que me permitiera trabajar y estudiar conjuntamente. Parece irreal que ahora tengo mi título universitario y un mejor empleo que cuando inicié.

Bajo esta perspectiva, las Ceremonias de Egreso de la UVEG se convierten en actividades inclusivas que aprecian las diferencias como elemento relacional y enriquecedor de los estudiantes. Son un factor que aporta significativamente a la creación de un buen cierre de éxitos educativos y humanos. Bengi es categórico al afirmar:

El triunfo apenas comienza. Esta Ceremonia de Egreso que marca el fin de nuestros estudios es en realidad un reflejo de nuestro esfuerzo por ser mejores personas, más preparadas y listas para contribuir a la sociedad.

Si bien es cierto que la edad de los sujetos cumple ciertos requisitos de planeación y organización de objetivos, en la UVEG, los jóvenes comparten intereses con personas que transitan otras generaciones. Ma. de la Luz García Martínez, 52 años, del municipio de San Luis de la Paz, egresada del Bachillerato en la Modalidad Virtual y participante en la XV Ceremonia de Egreso, nos comparte lo siguiente:

Decidí ser parte de la UVEG porque necesitaba trabajar y “allí” me dijeron que debía tener la preparatoria. Al principio dudé, porque tengo una discapacidad visual, pero todo fue posible porque conté con el apoyo de mis profesores. Estoy muy contenta porque ahora trabajo en el DIF como instructora de manualidades para personas con discapacidad visual. Tengo 25 alumnos, mujeres y hombres. En la UVEG, desde el principio, me sentí parte de la escuela, sin importar mi edad ni mi condición física.

Figura 3. María de la Luz García Martínez. Egresada de Bachillerato en la Modalidad Virtual.

La importancia de estas respuestas va estrechamente ligada a las bondades del sistema en línea, sus características y las formas de gestionar una educación que alcance a todos los grupos sociales. Ma. Magdalena Camacho, 68 años, del municipio de Silao, egresada de la Licenciatura en Administración del Desarrollo Sustentable y participante en la XV Ceremonia de Egreso, hace el siguiente comentario:

Me siento muy orgullosa de ser parte de la UVEG. Estudiar desde casa sin dejar a un lado los compromisos con mi familia, fue una de las razones por las que me inscribí. Nunca me importó mi edad, sólo quería terminar mi carrera y aquí estoy.

Descripción: C:\Users\lordx\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCacheContent.Word\Figura 1. Ma. Magdalena Camacho. Egresada Lic. en Administración del Desarrollo Sustentable..jpg.

Figura 4. Ma. Magdalena Camacho. Egresada de la Licenciatura en Administración del Desarrollo Sustentable.

Los jóvenes y personas adultas mayores que participaron en las diferentes ediciones de las Ceremonias de Egreso, contestaron a la pregunta de cómo vivieron sus respectivas ceremonias y los sentimientos que experimentaron al encontrarse por primera vez, tal como lo refiere Lilian:

La emoción fue muy grande. Fue todo un proceso desde que el área de Comunicación me llamó. ¡Fue muy padre! ¡Excelente! ¡Hermosa! El convivir con compañeros fue una emoción tan grande. Fue muy impresionante…hasta las lágrimas…Nunca creí haber estado en una graduación… Sí vi que se graduaron personas más grandes que yo… ¡Wow! Sé que se graduaron señores (sic) pero no sabía que de esa magnitud (sic), qué valor de esas personas para concluir sus licenciaturas, bachilleratos o ingenierías.

Y Bengi:

Sorpresa…una gran sorpresa…ver a mis compañeros e incluso ya con sus propias familias y una profunda satisfacción por estar rodeado de tanta gente que lo único que busca es superarse.

Con lo anterior, se identifica evidentemente que, para estos alumnos, ser estudiante les proporciona un sitio específico dentro de la estructura social y los sitúa en un lugar de privilegio con respecto a los que carecen de oportunidades para estudiar.

Lo que se aprende de estas Ceremonias de Egreso, es lo que se logró construir durante el transcurso del tiempo y siempre en un contexto de relaciones sociales docente-estudiantes, estudiantes-estudiantes y docentes-docentes. Estamos convencidas que la convivencia positiva implica la participación e implicación en este tipo de diadas que al multiplicarse se transforman en verdaderas comunidades de aprendizaje. Veamos los siguientes extractos de los discursos de los estudiantes correspondientes a las XIV, XV y XVI Ceremonias de Egreso:

Hace 16 años, mi familia y yo sufrimos un grave accidente, un evento que me cambió por completo la vida. Jamás uno puede estar preparado para enfrentar una cosa así. No fue, sino hasta después de muchas, muchísimas terapias y esfuerzos que pude volver a hablar, volver a caminar e incluso recuperé mi memoria, pues no reconocía ni a mi propia madre. Fue ella quien me impulsó a regresar a la escuela para no quedarme en ese abismo del cual nadie más que yo mismo podría ayudarme a salir. Debo decirles que para alguien con reducidas capacidades visuales y motrices como yo, la vida es una selva. Viví todo tipo de rechazos, malas caras, discriminaciones, opiniones innecesarias a causa de mi condición. Escuché repetidas veces que yo no podría estudiar…Ser el alumno diferente es pesado en cualquier escuela, pues las personas no están listas para aceptar que las condiciones físicas sí limitan. Es algo tan obvio y al mismo tiempo tan cruel. Agradezco el haber encontrado un lugar donde leer, analizar, realizar investigación y compartir opiniones, es asunto serio. Hoy, frente a ustedes, quienes hacen posible que exista la UVEG, quiero decirles: gracias, me siento incluido y me siento aceptado.

Mauricio Ramírez Martínez, 26 años, del municipio de Irapuato, egresado de Bachillerato en Modalidad Virtual y participante en la XIV Ceremonia de Egreso

Figura 5. Mauricio Ramírez Martínez. Egresado de Bachillerato en Modalidad Virtual.

Sufrí un accidente automovilístico hace 3 años que me afectó con secuelas físicas derivadas de una lesión en la médula espinal y la columna vertebral. Mi nueva condición física ha sido una lucha constante que, en ocasiones, ha mermado mi fortaleza. Sin embargo, en todo momento conté con el apoyo de mis asesores, que siempre me dijeron “¡no te rindas”, “¡estamos aquí para ti!” Con el paso del tiempo, he podido desarrollar otros talentos. Decirme ingeniero significa hoy para mí un verdadero éxito construido a base de muchos esfuerzos con sus errores y aciertos. La UVEG entonces ha sido para muchos de nosotros una puerta que se abre para poder entrar, un puente para poder cruzar, una escalera para poder llegar más alto, apoyando a personas que, como a mí, se le presentan diferentes situaciones que les impiden asistir a estudiar. Deseo fervientemente que continúe consolidándose como una universidad incluyente, creciendo como una institución de calidad y vanguardia educativa en beneficio de la población en donde cada una de nuestras historias sea significativa para quienes nos leen del otro lado de la pantalla. Mi camino, gracias a ustedes, ha sido más llevadero.

Karewit Amador Espino, 24 años, del municipio de Morelia, egresado de la Ingeniería de Gestión de Proyectos y participante en la XV Ceremonia de Egreso

Figura 6. Karewitt Amador Espino. Egresado de la Ingeniería en Gestión de Proyectos.

Estar aquí es un sueño y una emoción muy grande. Por fin conozco a mis profesores y a mis compañeros. He notado algunas caras de sorpresa y me da mucha risa. Todavía la gente se sorprende con personas de mi edad que decidimos seguir estudiando. La UVEG me alentó y me dio todo el apoyo. No importa la edad sino el deseo de progresar, de salir adelante y yo soy una parte de la UVEG que me hace sentir muy orgullosa.

Rosa María Murillo Ramos, 61 años, del municipio de Irapuato, egresada de la Licenciatura en Administración de los Negocios Electrónicos y participante en la XVI Ceremonia de Egreso

Finalmente, el resultado de esta muestra de representaciones variadas que atraviesan los significados y alcance de la educación en línea, nos acerca también a la visión del mundo simbólico de las Ceremonias de Egreso de la UVEG. Éstas permiten que se configure una comunidad de aprendizaje, donde todos se reconocen, aceptan y aprenden más, creando una interdependencia positiva entre los estudiantes y una identidad de equipo de trabajo.

Referencias

Aguilar, M. (enero-abril, 2013). Educación, Diversidad e Inclusión: La educación intercultural en perspectiva. En Ra Ximhai. 9(1), pp. 49-59. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/461/46126366003.pdf

Comisión Europea/EACEA/Eurydice. (2015). La educación y formación de adultos en Europa: Ampliar el acceso a las oportunidades de aprendizaje. Recuperado de https://books.google.com.mx/books?id=AuAyCwAAQBAJ&pg=PA72&dq=relevancia+de+la+educaci%C3%B3n+a+distancia&hl=es&sa=X&redir_esc=y#v=onepage&
q=relevancia%20de%20la%20educaci%C3%B3n%20a%20distancia&f=false

Díaz Barriga, F. (2013). El desarrollo de entornos educativos a distancia como alternativa innovadora para la formación universitaria. En Territorios de la Educación. Mediación y aprendizaje en Ambientes de innovación. Recuperado de https://books.google.com.mx/books?id=AzO8BQAAQBAJ&pg=PA33&dq=Educaci%C3%B3n+a+distancia&hl=es&
sa=X&redir_esc=y#v=onepage&q=Educaci%C3%B3n%20a%20distancia&f=false

Hernández-Muñoz, G., Cavazos-Salazar, R., Habib-Mireles, L. (2016). Mujer en educación a distancia nivel bachillerato como alternativa de crecimiento profesional. En Opción, 32(13). pp. 391-410. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/310/31048483020.pdf

Leiva, J. (septiembre 2013). De la integración a la inclusión: evolución y cambio en la mentalidad del alumnado universitario de educación especial en un contexto universitario español. En Revista Electrónica Actualidades Investigativas en Educación. Recuperado de http://www.redalyc.org/html/447/44729878025/

Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO). (2017). Diversidad cultural en la educación. Recuperado de http://www.unesco.org/new/es/santiago/education/cultural-diversity-in-education/

Secretaría de Educación Pública. (SEP). (2016). El Modelo Educativo 2016. El planteamiento pedagógico de la Reforma educativa. Recuperado de http://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/118382/El_Modelo_Educativo_2016.pdf

Comentarios

Comentarios