Bachilleratos virtuales en Estados Unidos

Artículo por invitación

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Bachilleratos virtuales en Estados Unidos Susan Patrick*

Resumen

En Estados Unidos el aprendizaje en línea ha crecido de manera importante en los últimos  años y está expandiendo nuevas opciones en educación al tiempo que  aporta  un nuevo modelo escolar para personalizar el aprendizaje que resulta atractivo, interactivo y rico en información. El aprendizaje virtual juega un papel de equilibrador que promueve que más estudiantes tengan acceso a los cursos de posicionamiento avanzado y que se gradúen de bachillerato. Las crecientes tendencias de uso de plataformas tecnológicas, generación del currículum digital y existencia de maestros con habilidades para la enseñanza en línea está cambiando la manera como se ofrece educación para aprender más allá de los libros de texto, al tener acceso a materiales digitales de alto nivel. Además, a través de esta modalidad,  se puede apoyar a estudiantes en riesgo y ayudarles a moverse hacia modelos de aprendizaje basados en competencias.

Palabras clave: aprendizaje en línea, cursos de posicionamiento avanzado, Estados Unidos, cursos mixtos, blended, competencias.

El aprendizaje en línea expande el acceso de estudiantes a cursos que antes no estaban disponibles en la educación de niveles preescolar a medio superior en los Estados Unidos (EU). A diferencia de otros países, este sistema educativo en EU se encuentra descentralizado: la mayor parte del poder en términos de política y financiamiento está en los estados. Ello significa que cada estado establece sus propias políticas y programas. Uno a uno, tenemos que 48 de los 50 estados cuentan con políticas, iniciativas y programas para el aprendizaje en línea de preescolar a bachillerato.  Estos robustos programas de aprendizaje en línea o escuelas virtuales ofrecen cursos en línea a cargo de maestros calificados y certificados en EU. Estas escuelas virtuales se definen como organizaciones formalmente constituidas (públicas, privadas, estatales, charter1 , etc.) que ofrecen educación de tiempo completo distribuida sobre todo a través de Internet.

Cabe notar que los programas en línea están permitiendo que haya maestros disponibles para los estudiantes sin limitaciones geográficas. La mayor parte de los distritos escolares en EU ofrecen a los alumnos al menos un curso en línea.  Tanto los administradores de los distritos como los estudiantes expresan que el aprendizaje en línea ofrece numerosos beneficios, incluyendo el extender la oferta de cursos cuando éstos no están disponibles, así como el aportar un aprendizaje más personalizado que permite cubrir las necesidades individuales de los aprendices y lograr que ellos obtengan ayuda  adicional al interactuar con maestros a través de correo electrónico, chat y foros de discusión. Más del 60% de los distritos escolares en este país utilizan el aprendizaje en línea como forma de recuperación, lo que significa una segunda oportunidad para que los alumnos dominen  una asignatura y  logren acreditar las que les han generado dificultad en el pasado. El aprendizaje en línea está expandiendo nuevas opciones al tiempo de aportar un nuevo modelo escolar para personalizar el aprendizaje que resulta atractivo, interactivo y rico en información.

 

Una instantánea de EU

Hoy la Asociación Internacional para el Aprendizaje en Línea de Preescolar a Bachillerato (iNACOL) estima que más de dos millones de estudiantes aprenden en línea. En 2006 el Consorcio Sloan informó que había 700 mil registros en  estos niveles educativos en línea y el departamento de Educación de EU estimó 500 mil registros en ese año y modalidad. El crecimiento de  inscripciones para aprender en línea en los niveles preescolar a bachillerato se ha más que duplicado desde el ciclo 2005-06. Se trata de la innovación en estos niveles educativos de mayor crecimiento a lo largo de EU.

Treinta y ocho estados cuentan con cursos suplementarios que se ofrecen a través de escuelas virtuales y 27 estados permiten a los estudiantes tener carga completa de cursos en línea a través de una escuela virtual, según Keeping Pace 2010 (www.kpk12.com). Ochenta y dos por ciento de los administradores escolares entrevistados en EU tenían al menos un alumno en un programa en línea de tiempo completo y 38% en cursos híbridos o blended (Picciano y Seaman, 2010).

Según el Departamento de Educación, sólo cerca del 60% de los bachilleratos estadounidenses  ofrecen cursos de posicionamiento avanzado2 .  Muchas de las  escuelas que no los tienen atienden de manera predominante a estudiantes de escasos recursos y pertenecientes a minorías. Las escuelas virtuales y los programas en línea permiten que los alumnos tengan acceso a cursos que no se ofrecen en su escuela, ya que cuentan con un abanico amplio de cursos como ciencia, matemáticas, otros idiomas, optativas y cursos remediales que están a cargo de profesores altamente calificados que han desarrollado habilidad para la enseñanza en línea.

Aunque hay un crecimiento impresionante en las inscripciones de estudiantes en aprendizaje en línea,  EU  está dando servicio sólo a un pequeño porcentaje de estudiantes que están interesados en tomar un curso en esta modalidad. EU estima que hay 50 millones de alumnos en los niveles de preescolar a bachillerato. Una encuesta reciente de Harris supervisada por iNACOL reveló que 41% de los estudiantes de nivel medio superior están interesados en tomar un curso en línea. Trece por ciento de los alumnos entrevistados han tomado un curso en línea o lo están haciendo. En todo el país,  hay miles de estudiantes en listas de espera interesados en hacerlo.

 

Cerrando brechas

El papel del aprendizaje virtual en los bachilleratos estadounidenses consiste en gran medida en equilibrar el terreno,  a través de las escuelas,  para que todo estudiante tenga acceso a los cursos requeridos para graduarse de bachillerato con una certificación o un diploma que asegure que está listo para la universidad y sus programas. El Consorcio Sloan indica que el 20% de los estudiantes universitarios toma un curso en línea en ese nivel educativo. Existen estimaciones que indican que la mitad de los esfuerzos de capacitación en el área laboral se distribuye vía e-learning. Con objeto de preparar a los estudiantes para el aprendizaje a lo largo de toda la vida, el estado de Michigan impuso como requisito de graduación del bachillerato que todo alumno debe tener una experiencia de aprendizaje en línea. En Alabama también existe un requisito de graduación ligado al programa en línea ACCESS. Todo alumno de nivel medio superior en ese estado tiene acceso a una variedad de cursos de posicionamiento avanzado: cursos de matemáticas y ciencia que antes no estaban disponibles para muchos alumnos en el área rural. La razón principal para que ellos los tomen es la imposibilidad de hacerlo de otra manera (U.S. Department of Education National Center for Educational Statistics, 2005).

 

Blended Learning

Una tendencia creciente en el campo del aprendizaje en línea es la mezcla de plataformas tecnológicas para este tipo de aprendizaje, el currículum digital y maestros con habilidades para la enseñanza en línea, con prácticas de aula, lo que permite cambios en el modelo instruccional para motivar a los estudiantes y personalizar las aproximaciones a la educación. Según un informe de 2004 de Educause, “combinar la modalidad presencial con componentes totalmente en línea optimiza ambos entornos en formas que resultan imposibles en otros formatos”. Este aprendizaje mixto o blended constituye una tendencia que está cambiando la manera en que se ofrece educación al aprender más allá de los libros de texto, al tener acceso a materiales digitales de alto nivel  e  incorporar maestros de calidad con habilidades para la enseñanza en línea, el manejo de foros y el apoyo para que los alumnos individualicen su aprendizaje a través de estrategias basadas en competencias.

El aprendizaje en línea se está incorporando en los salones de clase tradicional con un gran éxito, en especial para personalizar la instrucción, para aprovechar discusiones más motivadoras a través de foros y tecnologías Web, recuperación de créditos en línea, cursos de posicionamiento avanzado para promover y expandir la preparación de estudiantes para su ingreso a educación superior,  e, incluso,  para obtener créditos de ese nivel educativo a través de cursos de instituciones terciarias a partir de una doble acreditación.

Pensamos en aprendizaje blended en tres dimensiones:

  1. Alcance: al definir aprendizaje blended como un “programa blended o mixto” o un “curso blended o mixto”,

  2. Modalidad: el aprendizaje mixto combina dos modalidades instruccionales, en línea y presencial. La comunicación en ambas se potencia a través del sistema de administración del aprendizaje (LMS), el entorno virtual y las herramientas basadas en tecnología.

  3. El papel del maestro incrementa las interacciones: su papel es crítico en tanto que requiere un proceso de transformación para manejar y facilitar el desarrollo del aprendizaje de competencias académicas y de eficacia por parte del estudiante a través de una interacción aumentada entre estudiante e instructor, estudiante y contenido, y entre estudiantes.

 

Apoyo a estudiantes en riesgo

El aprendizaje en línea se utiliza de forma significativa en el apoyo a alumnos que de otra forma no conseguirían su diploma de bachillerato. En términos nacionales, nueve % o alrededor de 1.2 millones de estudiantes estadounidenses dejan la educación media superior sin obtener el diploma correspondiente (US Department of Education, 2009). Las escuelas tradicionales han enfrentado el reto de trabajar con  esa población. Las recomendaciones para elevar la tasa de graduación del bachillerato incluyen la implementación de programas para recuperar créditos, el fortalecimiento de sistemas de datos, la mejora en la motivación por aprender, acceso a tutoría académica, la creación de  un entorno escolar estable para estudiantes con movilidad, la oferta de servicios para discapacidades específicas y el uso de una variedad de medios educativos (Shore y Shore, 2009). Las escuelas en línea también buscan llegar a alumnos en riesgo para asegurar su éxito. Algunos opinan que esta modalidad y su capacidad de personalizar la instrucción permiten atender  las necesidades de los aprendices en riesgo (Rose y Blomeyer, 2007).

 

Trayectorias basadas en competencias

El aprendizaje basado en competencia o basado en desempeño es un concepto relevante para el aprendizaje en línea y mixto, para aprovechar el medio al máximo. En EU los bachilleratos están basados en tiempo de presencialidad o número de minutos en que el estudiante está sentado en un mesa-banco. En lugar de tener la limitación de aprender con base en tiempo de estar sentados, los alumnos pueden trabajar y desarrollarse a su propio ritmo en las escuelas virtuales. Moverse hacia los modelos de aprendizaje basado en competencias permite a los estudiantes acelerar o tomar más tiempo para dominar los conceptos. Los conceptos centrales que definen el aprendizaje basado en competencias están delineados en el texto: When Success is the Only Option: Designing Competency-based Pathways for Next Generation Learning (Sturgis and Patrick, 2010), y constituyen un marco para las trayectorias basadas en competencias:

  1. El avance del alumno está basado en el dominio de estándares académicos y de objetivos de aprendizaje,

  2. Los objetivos de aprendizaje son medibles y explícitos y promueven  la autonomía de  los estudiantes, y

  3. La evaluación constituye una experiencia de aprendizaje positiva y significativa para los alumnos.

El aprendizaje en línea puede diseñarse como una forma ideal para aportar trayectorias de aprendizaje basado en competencias. Los estudiantes avanzan  a su propio ritmo en muchos programas en línea. El aprendizaje se hace más modular con una variedad de aplicaciones que generan múltiples trayectorias para que el alumno avance a través de una materia y sus dominios, con lo que el aprendizaje llega más allá de las paredes del aula. Los aprendices se evalúan con base en su desempeño, en lugar de un horario de curso en un sistema basado en tiempos. Las implicaciones para el cambio hacia trayectorias basadas en competencias y las siguientes generaciones de modelos de aprendizaje facilitados por el contenido en línea, que resultan tan atractivos, crearán una revolución de aprendizaje digital en los próximos años.

 

Tecnologías emergentes

Otras tecnologías emergentes en el campo del aprendizaje en línea y mixto incluyen el contenido digital/adaptativo, juegos, realidad virtual y aprendizaje móvil. Estas innovaciones continúan cambiando el panorama del aprendizaje en línea y tradicional e incrementan las oportunidades del estudiante. Necesitamos dar servicio a una nueva comunidad de aprendices digitales. Existe una amplia demanda de nuestros pequeños y jóvenes para ofrecer nuevas opciones con cursos rigurosos que los estimulen y signifiquen un reto para ellos.

Necesitamos promover conceptos sobre cómo serán las escuelas del futuro, sobre qué es posible y formas diferentes en que pueden operar. El futuro se dará en aprendizaje en línea, móvil, en ambiente 3D, a través de mundos virtuales que permitan al estudiante aprender, interactuar con más inteligencia artificial, tecnologías adaptativas, evaluaciones sofisticadas y aproximaciones mixtas.
Podemos cambiar el curso de la educación en Norteamérica: el aprendizaje en línea constituye una innovación que resulta poderosa y que, para niños, sucede de manera natural.

 

Referencias

  • Picciano, A. & Seaman, J. (2010). Class Connections: High School Reform and the Role of
    Online Learning. Retrieved on January 20, 2011 from: http://www3.babson.edu/ESHIP/research-publications/upload/Class_connections.pdf

  • Rose, R. & Blomeyer, R. (2007). Research Committee Issues Brief: Access and Equity in
    Online Classes and Virtual Schools. Vienna, VA: North American
    Council for Online Learning.

  • Shore, R., Shore, B., & Annie E. Casey, F. (2009). Reducing the High School Dropout Rate. KIDS
    COUNT Indicator Brief. Annie E. Casey Foundation.

  • Sturgis, C. & Patrick, S. (2010). When Success is the Only Option: Designing Competency-
    based Pathways for Next Generation Learning. Vienna, VA: International Association for K-12 Online Learning.

  • U.S. Department of Education. (2009) Evaluation of Evidence-based Practice in Online Learning: A
    Meta-Analysis and Review of Online Learning Studies. Washington, DC: U.S. Department of Education.

    U.S. Department of Education National Center for Educational Statistics (NCES). (2005). Distance
    Education in Elementary and Secondary Public School Districts. Washington, DC: U.S. Department of Education.

  • Watson, J., Murin, A., Vashaw, L., Gemin, B., & Rapp, C. (2010). Keeping Pace with K- 12 Online Learning: An Annual Review of Policy and Practice. Evergreen, CO: Evergreen Associates.

1Escuelas charter: escuela particular subvencionada por el gobierno. Reciben dinero estatal (y pueden recibir donaciones privadas) pero no están sujetas a las mismas reglas que las escuelas públicas. Están comprometidas a generar ciertos resultados. (N. del T.)

2Advanced placement, se trata de cursos rigurosos y sujetos a estándares que aportan crédito tanto a nivel bachillerato como universitario (N. del T.)

*Es presidente  y directora general de iNACOL, la asociación internacional para el aprendizaje en línea de preescolar a bachillerato. iNACOL es una asociación sin fines de lucro clasificada como 501(c)(3) que cuenta con más de 3 mil 700 miembros que representan los intereses de profesionales, proveedores y estudiantes ligados al aprendizaje en línea en estos niveles educativos, a nivel mundial. Para información sobre esta organización, visite www.inacol.org. El congreso anual de iNACOL es el Virtual School Symposium (www.virtualschoolsymposium.org). Fue directora de la Oficina de Tecnología Educativa del Departamento de Educación de Estados Unidos.